Domingo de serie

Domingo de serie: State of the Union

posted by Paloma Méndez Pérez 2 junio, 2019 0 comments
El matrimonio hace el cariño

Sundance tv ha conseguido lo que la evolución estaba pidiendo. Ha juntado a Stephen Frears con Nick Hornby. Así el drama urbano se da la mano con el drama de las parejas no millennial. La cuadratura del círculo se logra a través de una extrema y delicada sencillez, que no se nos escapa, no es casual ni fácil de recrear. Si alguien aparece como Napoleón, hay un amplio espectro de opciones para una recreación y una interpretación. También puedes hacerlo mal, claro está, pero digamos que a más histrionismo más grande es el truco y más margen tienen todos los que participan de él.

En The state of the union, no hay magia que valga. Hay personas que podríamos ser nosotras mismas, nuestras amistades o nuestros primos. Están los mismos temas que nos preocupan a todos lo que nos podemos permitir no luchar por la comida y pagarnos un terapeuta. Si puedes dedicar una hora de tu vida a hablar del Brexit, es que estas viviendo lo que se llaman “problemas del primer mundo”. Pero son problemas y nos gusta que nos hablen de ellos. También nos gusta que los que nos hablan de ellos se parezcan un poco a nosotros.

Ahí surge la gracia de la unión de los creadores. Nick Hornby está definitivamente en el Olimpo de autores dándole voz a los hombres hoy en día. Recreando la circunstancia de afrontar que no se tiene edad para dormir en sofás o que igual habría que redefinir qué es un trabajo y la necesidad de vivir de él. En un mundo en el que el discurso en contra de la igualdad gana terreno argumentando que deja a los hombres de lado, la figura de Nick Hornby y sus personajes masculinos es una patada a todos los que creen que es un trauma que existan conceptos como violencia de género o igualdad salarial. Se puede ser un tío, ser feliz, coleccionar discos o lo que sea que uno quiera hacer, estar casado con alguien que no los colecciona o que no hace lo que sea que tú haces y que igual tiene una carrera que la sociedad ha definido como exitosa y le pagan razonablemente bien por ello, además os podéis encontrar atractivos y tratarla con cariño y aprecio. También se puede ser la pareja de este hombre sin reírle la gracia a todas las tonterías y exigiéndole un mínimo de mesura. Tened en cuenta que se están pagando un terapeuta.

A su lado está Stephen Frears, gran relator de la Inglaterra actual. Se adentra en la clase media cosmopolita, dejando algo de lado a sus clásicos protagonistas, igual decepcionando por su participación en la vida política británica de los últimos años. Parece que nos quiera decir que esta es la gente a la que escuchar ahora mismo y que igual no les estamos haciendo caso.

Elegidos los equipos y para darle un tono de diálogo; gente escuchándose y dejando hablar, para acordar un fin, (es que no sé si en España sabemos lo que es) la historia se distribuye en 10 episodios de 10 minutos cada uno que recrean el encuentro antes de entrar a terapia de una pareja que visita a una psicóloga. El terreno de juego no permite salidas de tono, se encuentran siempre en el mismo bar y bueno a pleno día en un sitio público la gente tiende a comportarse hasta en Inglaterra, tienen que acordar de qué van a hablar con la psicóloga y lidiar con la situación de la pareja, además de con sus propias vidas. Los personajes además son la enésima recreación de Rosamund Pike y Chris O’Dowd en esos mismos personajes por lo que el grado de perfeccionamiento es extraordinario.

Ahí vemos al crítico musical que está dejándose morir y que vota a favor del Brexit para molestar y a su mujer que huele a profesional urbana a distancia y que ha encontrado marcha donde se la han ofrecido, tampoco sin grandes alardes de buscar un cambio. Juntos discuten sobre la seguridad social, el uso de internet, el amor con o sin sexo (no el sexo con o sin amor), la irreversibilidad de la vida en general y de Bob Dylan. Descubren qué es un sentimiento y se quedan con la duda de que serían sin él, probablemente peores seres humanos.

Todo eso en menos de hora y media en HBO.

marco-10


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.