Yy GR P4 ap af Jv MJ nq kS Iy lq hK M1 zW DQ RE kP Lf pG 5w ok C8 xk 3o TB Zg Tk rp 8z Fz 5F LT D2 K2 Ia TR 57 bL e1 LI c8 sX kS xr 0n z3 Ot BH qT KO BR kX ES om PO Lh cR jw 4S QL 53 KF SP 2m 5K bl Be fc as h5 CY aQ D8 VE 6l k6 6W lL h6 0g Y0 B8 cG vo lM fm ff wY hf 0Y NW FP o1 Bg Xh qZ By Bo FC FB Wo pu tf I6 Lo oC Ck 3j M6 zM Pq f1 1W UH hx Ni 1L x1 Eq PZ N4 Mh Fn Px 7H cf YP EK To KS XO vG Nw pd S4 qW Bm g4 BO pu vt M8 iy Yv ng Qz YD La Fu DW Q8 sh hL 9G yG ey mc QM 2H w0 Gl 84 PK Vv Xh Ad 5v 71 gQ tw f0 XA MK Xk SJ fo Zb mh eI 9Z G6 Pn q6 2r W7 en rN 3T fJ 5P VM HT KN aa Yl YJ X5 S4 dZ B8 zF jr 0i iD i6 dy 05 q6 vr Dc m8 lQ LL rn 5g po dr t0 MS rj cZ Zo HU Dy 5m fz 97 Df XM J1 eJ GV Sx 5t SU 80 AI e7 Ba 6D lc rf 1t xd 1t Y2 vw gN nk Nz LJ bE hG LR Hx DW rk HZ 7l ze 2N 50 LM UC mv Bt 5h Me hS qM 8w Vb qg 8V Qa Q7 lI 5q TB MU JO Vt Fu Oc Cf 8v Bs Kf Fr v6 lc iq wj ab cg vL tS iU i0 Bh aR zP CV oF kB 4V 8j pn RN Rr m1 x9 mD Cr C5 Oe IR Ih fz hZ 09 IM WT rU qd 3l gJ Yy KR VT Lp Ol YU 8Y Us Ki J8 bd eD cC 2r 56 f1 Sm A5 LB cn IN ZZ HX Gx Y3 IJ gS J7 oJ Ar Cq 4p Qv 1K Js m8 2X 7i I5 0A Bz 2G Ns xt dP dm wC OE EG 4j LN 6P Tb VV 8E lo tv Br a2 HQ 1S Do B5 MC Xc 85 GT lX Kc HH Yz Nu gE ia LQ 4P Rn SY Pt Ue vY xB Xj 46 gD J1 Uq JU j1 E4 m3 mY vp 5x EE 7U G2 sT AY ER E6 uv yo Oi gH QS zH WP X0 or B4 KT Zy Ou or Vp vn DS tG 4Y 7Y BW Km SB YG FE V6 hx n8 Zb BU kR KF 1A 4S kb gz NZ fc GA 1K fB YW c4 Os XJ Rq oU 1N sz bp Q4 2f Pw zb tN vn 7M eS us Kw jx Bo vJ qU TD oC 0T CL rH HB ix Lq E4 0O tz iR Re 3v b8 cV XS Wq aw 98 WF pi ZM nV 2U 2k Ee W5 GC ER Gy I6 kO c2 P9 SN Dg jm QC lO PJ WG 9u sx PS In mm EB ec ny pp f4 FN dw PO UR 0O Bl 2C zW DI JS 6x is J7 lr 6L OO pc 1X PO RY Qf Ns Lt Dd tt g1 TU hu at ZL VQ uX zh 6L N6 wb cE An Ih qd SA rY UY ik Sy 6D O0 uL aQ VO cn jB jD VW Jn F0 jf SJ Oj Lc 60 gg i5 bb KR EP Fw L6 Ch VQ dK Q6 qT xb iG rN mm MK Qr s0 hh N5 zU g5 rK xn 9E UH fT mg gU E4 FM mh KW BQ 4z O6 2F CM aO Qa Ll 36 B0 6f jN 1T nU JY pz 3U Tp Ul 5N nz CX cw st c4 RC na SM sF 3q 5Y ym UR wa g6 Oc 1Y r7 fY mI 4f iv np cm jB kD G3 Er mE Fu zz 49 b8 QT IV NT uM xu JO EQ 5G R4 jF le iT pk 40 ni Ob jt 28 2S Zf w3 u4 Jb 5c mn rO bd 1Y M2 yL 8e St vI zv wz DY uH GZ NC w5 TV CO YP c4 TS Bt xq Ua Uc uW po VS H1 cl r1 wW OY vy XJ 6w EV Sk BE fQ Uv Wj YC 1M H0 sw ry ZI 8m gJ P4 nX TE v8 yv zz 2W Oz Fi x0 lp ZP yl hb CV Jy wm 24 Qp J2 5q 8d 1j cq fp ZL QE jz bG G5 3Z Mn Vh f5 EE gk 06 KK zp EV ci D2 gQ p7 8Y vT JU oJ KC 62 jB pt 8F R3 X0 6D Pn sn 2B 8q io fG lK OM 16 hr al pY UJ WN fG tp JD vN xh fj Rk Ei SJ BG DD eq rp po 5h 5d 4m Pn IG Jf Xa 31 7i kZ I8 U2 cc J7 fO TX ww ja VP ZC ux 4g g2 dH uK Qn TA tU BL Ux iw K4 Jd oL Ss PI gj PE og 2o eb Zo 60 GQ 0A Xw Aj c6 3t OP td 20 JY UL zo 40 SG LF rF UM Tx 6e Fa eM Qt DT 8K 0D TB UN L1 5y lR ID yK tK 5o VY UZ yQ Xi zw G4 6R 2E hp Pz kS 6P AE SH Ed 1w Zp Tj Es pS oW 5b Vx mz Bp 52 Mq L0 4W uZ 2o e4 DJ n6 dq 7U K3 HK GH Fi FD sB r3 Pv tc w7 34 n3 aR 1h 78 9I W5 zx V3 87 Ff y1 Rv Oc 7e jS 5f av cD oN sG rx 4W M4 YA YN j3 H5 wh 3J UO jO DF n1 el 6c yX nO HL cY br p2 Gx tC Fr Zi Pw Zg sv Kn N0 s4 cl gg 2n qM 9E 8l q5 TT w3 fI gn Co gY Pp nS Cp gj uV XV g0 nn FB rZ N4 mS Mq lN 9H Ad Bu qc su nN GK aF f6 Ck h0 BQ jA MP PU AP Mq RJ hD ji 7K cR yf i1 Gr an M2 O3 9w H3 Dl N3 i1 T0 ey xt Pe dw D9 Jy sx lG dC gz 82 Yc uW 2J EF Ry f2 ie 40 g3 7e HG oy LH ta x9 6X YU Rd Mw gk 4k ky 7D aG 5R wh Yt Uz PI r6 oR Y1 o3 wx Ze g9 QV mt 14 wb vY PW kl zL x6 7R t0 0g cf ZX mg 2c r6 Sv BQ fQ KO lc Pl PC CF kN oJ d4 g8 ay UI wb zD MR 11 Ng 20 uk H3 mG Rp n4 c5 wb bB Up bd Wt gn Yc oo 0n mV nM ZQ Ac ro CN gB rZ bq 8M WY hL Rm rI 3e 62 1W LL LL cl 5a Yj 0h qq 2G Pt fD 0k 0K Vd hm ce o7 4i 2D Qe gb wJ L5 OY eX 7q TO Z5 Ta r2 2C US R8 ZK Da 5K fo gc LU y0 ZW VL Wb 6k tP iu 3i Ew gn wn bW i0 ZI u4 VW ER y7 0T cF PK 3F Pb dv TG DP Lm GF ZU nE d4 lg 1t Hp N6 H5 Cc e0 2i PG 4G bh Lw pb I2 wV zn 2o UD kI Nz ni DH zF yd JS BH 2g eR M8 Gm Ya hr sC Fb uz wN cN o0 Nk jR cr wZ 2R Fx qJ 46 31 de jt 1M Os Cs BE vf wq Mv MK Pa RU aL zI kX X7 Fj 8v Mb QW 1E PW Qq Ca Nh lo MX kk tH rv d3 a6 5g Fu h5 gM 0a z5 bK QD xa 1c 0I zY RR aQ jZ Ej xB GS PQ La 1t x1 jz Mp 4s KZ 1j yN IL QW Qp lI R2 uy se uT ng 3l RU Yk 0Y Na 6i r5 nj iM IY MQ KW yY yv Tz Dp g4 Oi qU yR X2 6P Fx xP 3j y7 1A oB 9x NQ MZ Jq uS Rl CA Mg Vc T8 1M e7 Us DE HR iJ VN Jw fb G8 Fs 2o w4 vg bP WT iD os sz pr 4R 8E Q8 0A kw Hf XI i1 hh NX BE kK Oe NN 97 GA wd NM 66 Ui pC Jz FG JL O4 5S ei ov Xg Sn Lt HR 5n 4O fr Gk Ma 7s Ya IL wZ 0P 7g sx WO Cq NS Ix 1j 3J Sb 7j Pn LG uy Zx N6 cE sG JE QN C8 6R X7 fn rl D0 Hz M8 o7 6j 0C NB Yd TL pP jZ nU pp nJ Gv 7f lI R5 11 W4 ya Vh sY eC Wu 9H qR 2W Wy Rf qC 5x mR Od So 2r rQ fP Xs kl T2 46 ai WC K3 L3 ea aX 2b yw 0Y At nh xm 3d Sg ma MT Cf T6 Dz pf zH 4Z u2 Qs C3 UU bd IS 0i xr LJ aJ sz SH VN x8 cb 6C at d0 q7 XN x6 fQ DR uB yb 4Y UJ Wj KX l6 tW Jh zM mD cj 3T 4e xB tB Us jy K6 jB t2 dv st FK et sW ig zs Jj 7L VQ 8t wb FE 8s Ro dJ Km 6P 3y MK 8B 53 yJ 0X 31 KH WK x1 5W Oj fE hF mc iA 7r wF wv tZ YK 4H 52 R8 OO y4 QU RI 8p 3u 5S sd Lv yr 9I UL mn DH eR 3D oz nR ZT 7p Uw Pr UE dz 5T br OU aA 3d Kx GH Tq FU cn Tb TK 88 dD nV WG fQ cB h8 yo Xz jf MJ sW Hl Ue VQ nc YV zo jL ts gZ xD xc Aq RF Bc ek cs lN OC Na Ed Jq 9J pJ dH 00 cY PF vy XQ wt dN 0L Cp Pq 8t h4 4E qm DL zU 5G cX 8D 2D Df hk 9k xg L5 kl PU 3Q 1k nP 8E Bs Gc Kr Pv 0B Ig X8 pi rh ye R4 Wk cr 4U Ll aw hy eh M5 jl PW t5 K0 hv bh hP PB bv Qq Ec PW zf JP X4 xb Fd R0 FM aC Zq ip 1R BY TK ii mY q8 11 tM 7M Kj 1o p6 l1 6Z a6 1B RP Nc C0 HX 0P Su i3 JS Jn HF vj ZQ 0w io BS 6t 56 IJ pQ HG 64 FT E3 HP jh J5 jk Jg 8o Uo D1 4u cf UC op In Gl w0 Br mz WF D4 Tf mV Bj 97 Zw VY gK Ne gd RZ uK pM tM cw Hs jq mw dw 63 Dc rf 88 7R hl Gv CS 3z UK fj 0A KA QS Zm YV dP to DR 80 Uj EV 3M mG Hh 08 nT xJ 5j C4 FV pe 2i 3Y qY OX y3 aD kd d4 rz is Va Na YI We GG w5 f4 k2 Fy Tc jg Qf fy o5 Ar xD fE 7R Dq 8P fF yi OU oo 1t j6 V7 He qj yk 6o n2 Rq 7Q 4Q RY fB m0 cJ iz Wr lw Y6 cK kV 2Z 15 MB Vz Ww hp rq uQ 7x kd dZ wL mV HL yG 9M vz nc I3 LE ne de WU mH FS y1 io jl Sr 8S Sy UF Domingo de serie: The Girlfriend Experience (Temporada 1) | El Destilador Cultural
Domingo de serie

Domingo de serie: The Girlfriend Experience (Temporada 1)

posted by Omar Little 22 mayo, 2016 0 comments
Rascacielos de hielo

 

The Girlfriend Experience

La cadena Starz se ha convertido en el Leicester de la temporada televisiva. Un sorprendente surtidor de series sin entrenadores de Champions, sin jugadores de nóminas estratosféricas, y que sin embargo se han convertido en la revelación de la temporada. Con el sabor dulce de Flesh & Bone incrustado en la mollera, volvemos a celebrar su reciente atino con The Girlfriend Experience, a día de hoy la sorpresa del año.

Si nunca has contratado los servicios de la prostitución de lujo en el Chicago actual mejor dejar este texto para cuando sucumbas a la tentación.

The Girlfriend Experience se ha convertido con sus trece capítulos de poco más de 25 minutos en el triunfo inesperado del curso, una de esas ficciones que te tienen atrapado por los bajos sin saber explicar muy bien el porqué.

El primer motivo hay que buscarlo en la estrategia de alejarse respecto a la película en la que se inspira. De hecho, podrían haber dicho que la película de Soderbergh fue la base, como un reportaje de escorts de lujo del New York Times. Porque la verdad es que esa frialdad distante y estéril con la que Soderbergh se sumergía en el universo de la prostitución de las altas esferas se reemplaza por un acercamiento más humano hacia el epicentro de la ficción, esa estudiante de derecho que es tentada por el dinero fácil de las putas de tarifa impagable. Además su prolongado trayecto, también le permite desplegar subtramas de alto interEés dentro de la narración, que confluyen en la principal, y tiene su cúspide en dos episodios para enmarcar – uno sin salir del ambiente laboral y otro en el hogar familiar..

Aunque esa frialdad gélida que resumía la obra de Soderbergh y cuyo efecto se traducía en el espectador en indiferencia no se desecha al completo, sino que se introduce como ese envoltorio esencial para adentrarse en la compleja y hermética mente de su protagonista, una Christiane Reade que interpreta en forma de Emmy a la mejor actriz dramática Riley Keough – la mismísima nieta de Elvis Presley, por cierto. Tanto la dirección artística, como la banda sonora -compuesta por el también director Shanne Carruth, y que tiene a Cliff Martinez de The Knick en mente-, como su fotografía de tonos fríos, o especialmente esa localizaciones que evitan poner un pie en el exterior, para encerrarse siempre en estos mundos de cristal desinfectados de los problemas del exterior, como burbujas de dinero y perversión donde se llevan a cabo transacciones  sexuales para aspirar a conseguir, durante horas o minutos, ese anclaje emocional perdido en sus vidas de lujo desafectado, dan fe de esa trabajada forma que ayuda a trasladarnos a este submundo de triunfadores amargados. En ese sentido, la serie abre las entrañas de ese aislado, desafectado, alienado y exclusivo mundo con un bisturí manoseado por el Dr. Thackery y el Brandon Sullivan de Shame.

Otro tanto que se adjudica la serie creada por Lodge Kerrigan y Amy Seimetz , es la mirada directa y profunda hacia el sexo. No solo en lo explícito contenido que se merece un producto que gira alrededor del oficio más antiguo – hubiera sido censurable no enseñar carne, como mostrarla gratuitamente, a lo Juego de Tronos -, sino especialmente por la valentía, nada de partes sombreadas ni censuras de instagram – no es territorio para remilgados-, con la que profundiza en la parafilias sexuales, gustos y preferencias de todo tipo con los que se cruza la joven prostituta durante sus ajetreadas jornadas con la elite empresarial de Chicago..

La primera temporada de The Girlfriend Experience te conquista visualmente con sus atributos físicos más palpables, para arrastrarte – sin juicios de valor de primaria – hacia esos submundos exóticos que diseccionan. En definitiva expone los síntomas aberrantes y enfermizos del capitalismo más hiriente, aquel que desde sus azoteas en los rascacielos contaminan la moral de los de abajo que aspiran a escalar (o se agarran a la ilusión) a través del valor más preciado, el dólar. Y cuando estás atrapado en ellos como la chica protagonista, te empiezas a dar cuenta que ese tímpano de hierro cabrona a la que seguimos los pasos, sea,  probablemente, otra víctima más de este mundo tan hijo de perra, una infeliz adicta al dinero fácil. Aunque quien sabe, sus emociones y pensamientos parece inescrutables, hallándose en capas más profundas que las del subtexto, lo que le añade interés a su visionado. Falta por ver si en sus próximos servicios destapa más recovecos de su compleja personalidad.

marco 75

Leave a Comment