Domingo de serie

Domingo de serie: The Honourable Woman (BBC 2)

posted by Omar Little 14 diciembre, 2014 0 comments
Secretos y mentiras de Estado

The Honourable Woman

A Hugo Blick se le debe la mitad del sexo tántrico del 2011. Orgasmos intensos, aunque de naturaleza turbia, asfixiante y enfermiza, que proporcionó a través de cada capítulo de la cada vez más reivindicable The Shadow Line. De ahí que se esperara con un cosquilleo considerable en el bajo vientre la llegada de su nueva ficción. Esta responde al nombre de The Honorauble Woman.

Emitida originalmente en BBC 2 y Sundance TV (Canal + en España), esta miniserie de ocho capítulos se construye como un thriller político y de espías. Nessa Stein es una importante mujer de negocios preocupada en tender lazos entre el pueblo palestino y el israelí en la conflictiva zona de Gaza. Sin embargo, para llevar a cabo su loable misión deberá sortear un largo camino minado por agentes del espionaje, lobbys, políticos, diplomáticos y terroristas. Algo así como una madre coraje de dos pueblos enemistados, que a su vez, pretende huir de la larga, y pesada, sombra de su clan familiar, y su sangre judía.

Una serie dirigida y escrita por el tipo de The Shadow Line, sobre un conflicto más duradero que las células de Fidel Castro, y con actores del calibre de Maggie Gyllenhaal y Stepehen Rea solo podía proporcionar alegrías suministradas en cápsulas de 58 minutos. Y así lo atestigua uno de los arranques más milagrosos del curso 2014. Una masajeo a las pupilas y al cerebelo de órdago. Mediante  dosis de intriga, platos culinarios salpicados de sangre y toda una larga y tensa secuencia final que homenajea al mismísimo Hitchcock de Cortina Rasgada.

Sin embargo, y pese a esto, y todo el atrevimiento de zambullirse de lleno en un tema tan espinoso, de no dejar a títere sin cabeza en su esquema de espionaje, negocios y trama política, lanzando misiles israelíes a diestro y siniestro: Mosad, CIA, MI5, Administración norteamericana, estado de Israel, autoridad palestina, terroristas, y de sacar a pasear sin remordimientos ni temor toda la basura que apesta en sus oficinas, The Honorauble Woman se desinfla a medida que se suceden sus capítulos.

Ya ocurría un poco en The Shadow Line cuando Blick se excedía en cargar las tintas de su trama, en sumarle capas de complejidad, en estrujar los rincones oscuros de la trama, y añadir pliegues y giros. Sin embargo, lo que allí encontraba una salida limpia, coherente y deslumbrante, aquí no consigue desenredarse con la misma y ejemplar facilidad.

Hay varios desajustes importantes en ese sentido. El más inaceptable y perjudicial, es cuando los Estados Unidos toman un paso que no tendría sentido ni en una novela de sci-fi: dar la espalda a su hermana y eterna aliada Israel, para estrechar la mano a los palestinos. Tampoco se acaban de entender varias de las acciones y decisiones que toman después algunos de los personajes.

En ese mar de mentiras, secretos, traiciones, tramas subterráneas, conspiración, sorprende que las únicas piezas impermeables a la podredumbre, el único bando al que Blick no lanza su agua hirviendo sean los ingleses. Hugh Hayden-Hoyle, el espía del MI5 que interpreta un Stephen Rea aquejado de laringitis (¿hacía falta?), y la mujer que da nombre a la serie, son los únicos personajes con una entereza intachable, con una honorabilidad incuestionable en este mar cargado de sabandijas, corruptos, indeseables y asesinos.

Pese a esa acusada deflación cualitativa, e incluso en el ritmo de la serie, que a mi juicio, sucede por el simple agravio comparativo al compararla con su anterior obra, y por esa no justificada necesidad de intrincar la trama hasta límites insospechables, esa necesidad, muy veces contraproducente, de busca el doble giro, la sorpresa, que en lugar de hacer  bien, enreda al espectador con la intención de que no repare en los agujeros que destapa la trama. Pese a eso, estamos ante un producto notable, ideal para los que nos engorilamos con la primera temporada de Homeland, para dejarla ahí, en la primera – aunque parece ahora que quizás sería buena idea reemprenderla en la cuarta. No ha sido una año especialmente bondadoso en cuanto a producción inglesa, por eso The Honorauble Woman es una llegada a celebrar y una de las mejores opciones del año.

7


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.