Domingo de serie

Domingo de serie: The Loudest Voice

posted by Paloma Méndez Pérez 22 septiembre, 2019 0 comments
Una china muy gorda en el zapato

Historia de Roger Ailes y de como enterró al mito republicano que podría haber sido. La serie de Showtime, en España la trae Movistar+, ofrece una suerte de histórico de cómo se fragua un delito continuado, en una sociedad absolutamente cómplice, por parte de un psicópata, manipulador y delincuente sexual.

Dibujan los creadores, entre los que participan gente como Stephen Friers o Kari Skogland, la plana mayor del izquierdismo cinematográfico, (se ve que había ganas); una imagen de absoluto asco moral por alguien quien no ceja en regodearse de unos principios morales superiores a los del resto de los mortales. Una locura que solo se justifica porque es verdad. Si no fuese tan repugnante estaríamos diciendo que Russell Crowe sobreactúa en el babeo y que no había necesidad de ir tan lejos.

Russel Crowe está convincente como gurú y como líder, ayuda verle tan entusiasmado como director de FOX, de otra manera el visionado no sería tan fácil. Serie de ritmo actual, con menos efectos que otras compañeras de curso, pero que cuenta con la realidad como principal ayuda.

Solo como ayuda a la historia, porque como decimos, se echa en falta algún que otro efecto, algún que otro aspaviento para enaltecer a los fieles más allá de las imágenes de Donald Trump. En algún momento nos están queriendo decir que esto es algo peor que promover que Obama nació en Kenia.

Lo que falta se compensa con Naomi Watts, Sienna Miller y el nombrado anteriormente Russell Crowe. Necesario comentar la interpretación de Sienna Miller; si alguien es víctima en la industria de una discriminación sexista es ella. It girl, guapa hasta decir basta, mona como la que más, estilosa hasta para recogerle la caca al perrito que paseaba por Chelsea. Es una muy buena actriz y no hay quien le dé un papel fuera del de la novia o la esposa del protagonista.

Protagonista para Sienna ya por favor.

Es La voz más alta una serie sobre las bambalinas de la tele, de la Fox, que de por sí sería suficiente como para llamar la atención de cualquier ser humano que lleve con las manos en la cabeza desde mediados de 2016, en la que encima, como colofón, acaban en el escándalo sexual más grande que haya dado el mundo que conocemos. Aquí ya saben que vamos a más continuamente y que ya no hay quien nos pare. Atónitos ante la historia de un visionario de la comunicación con quien seguramente compartamos bastante poco, pero que resulta simplemente digno de mirar y que deriva a un caso de delincuencia sucia y cutre en la que se intenta continuamente tocar un culo cuando no una teta, cuando no directamente llevarse al catre a la lozanía, que nos gustan rubias y morenas también. Y sinceramente yo no sé si él no sabía o si sí sabía, cualquiera de las respuestas hacen incómodo el siquiera pensarlo. Asco supremo.

8


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.