Domingo de serie

Domingo de serie: The Walking Dead (Temporada 4)

posted by Omar Little 6 abril, 2014 0 comments
Una cuestión de resistencia

The Walking dead 4 temporada

Ya lo decía nuestro querido Rust Cohle: “Time is a flat circle”. Y así lo entienden los que maquinan este producto de la AMC, volviendo temporada tras temporada a la misma estructura, a la misma historia, al mismo círculo. Una batalla de resistencia con sus seguidores más críticos  (se excluyen aquí los cegados por el amor) que ven como se acumula la paja (la de esa maldita granja, por Dios que daño hizo a la serie), el relleno insignificante, las boludeces, lo incongruente y lo inverosímil para que en el tramo final el asunto remonte, y termine sirviendo recompensas a todos aquellos que seguimos fieles pese a los golpes y las decepciones.

Ha vuelto a pasar en su cuarta temporada. Si cabe, aún de forma más acentuada. Empezaron con una primera tanda terrible, tediosa, repitiendo el mismo patrón de la tercera temporada, el mismo archienemigo, en resumen la jodida misma historia, con la salvación de que hubo escabechina final, dispersión, y lo más importante, obertura de puertas de esa prisión que se había vuelto en una trampa mortal para la serie y su ritmo.

Como dije en su día, tras el parón, la serie solo podía mejorar, mi sorpresa ha estado comprobar con qué arrebato lo ha hecho. El tramo final de la cuarta de The Walking Dead nos ha ofrecido algunos de los instantes más gloriosos de la serie, y por primera vez, diría que por primera vez, sus guionistas le han echado huevos de verdad al asunto.

A partir de aquí campo plagado de spoilers

Para mí han habido tres momentos que ponen en evidencia lo dicho arriba y que configuran las cotas más épicas de la temporada.  Uno es el tenso capítulo en que la gentuza redneck entran en la casa y pillan a Rick desprevenido, y la odisea es suya, para escapar de allí con vida mientras suda como un cabrón debajo de esa cama tan solicitada. Con homenaje a Pulp Fiction de por medio, no lo olvidemos. Una historia que precipita otro de los momentazos de la temporada que es cuando el mismo grupo de chusma sorprenden de nuevo a Rick y a los suyos, e intentan violar a su hijo, y para sorpresa de todos, Rick se lanza al cuadrilátero con una violencia y agresividad que no habíamos visto nunca en la serie. Un enorme “WTF” que fue todo un puñetazo al subconsciente del serieadicto, o mejor, una mordedura en el cerebelo a lo Mike Tyson. Por último, el inesperado y trágico episodio de Carol, Tyrone y las niñas en esa granja que se encuentran por el camino. Se masticaba la tragedia, pero mi inocente proceder lógico no se podía imaginar que los tiros fueran por ahí, con tiro en la nuca incluido. Un ajusticiamiento que ponía más de un nudo en la garganta y que nos devolvía esa sensación de estar sobrevolando, realmente, un mundo post apocalíptico, en descomposición, deshumanizado. Un aspecto que la serie ha potenciado, y creo que con mucho acierto, en varios tramos de la temporada, emparentándola con la genial The Road de Cormac McCarthy. Menos zombies irrisorios, y más tralla entre humanos que intentan prevalecer.

Una temporada que ha transcurrido por un sendero arriesgado, acrecentando esta osadía que describía. En estos últimos siete capítulos hemos asistido al recorrido de los diferentes grupos, sus situaciones, sus luchas por sobrevivir y su larga marcha hacia un mismo destino, con el considerable riesgo que eso entraña, el de confiar los 43 minutos a personajes que quizá no los llenan, pero de forma inteligente, cubierto por acciones y situaciones dramáticas y extremas. Unos capítulos que han recorrido ese largo trayecto hacia Terminus, un lugar al que se le ha dado, hasta el momento, suficiente entidad lostiana para mantener al personal intrigado, y dispuesto a recibir con los brazos abiertos una quinta temporada.

También destacaría todo el trabajo de modelación de un personaje ambiguo que se ha echo con la niña del pueblo de los malditos. Se percibía que algo no cuajaba en su interior, había trazos de mal, mezclados con la inocencia propia de su edad, se ha trabajado bien ese personaje para darnos ese puñetazo en los últimos capítulos. Más en el aire, como ocasión desaprovechada, pasó la relación pedófila entre Daryl y la hermana de Maggie. Hay envites a que ocurra algo entre ellos, a que nazca algo osado, material para juicios, sin embargo, queda en una simple relación paterno filial, o al menos eso me ha parecido. También agradezco el trabajo de reeducación hecho con Carl, un personaje bastante odiable que con la edad se está volviendo más digerible.

Todo esto en cuanto a los aspectos positivos. En los negativos, más allá de un primer bloque entero que resta mucho en la valoración final que encontraréis abajo, están unos zombies cada vez más farragosos e inofensivos, a los que se nos pretende vender sin éxito su peligrosidad. ¿Cuánto hace que no muere un personaje por culpa de sus mordiscos? (y no, no me refiero a estos transeúntes que de vez en cuando aparecen de la nada para poner en juicio o en crisis la actitud o los dilemas éticos de los otros, los personajes que importan).

En un terreno intermedio, por no saber si se trata de un acierto o un desacierto, estaría el grupo compuesto por The Rockers de Pressing Catch, ese militar rubio salido de una peli de los ochenta de Dolph Lundgren, y el científico con aspecto de basura blanca de los 80’s. Más una Ana Lucia que completa un trío que no se sabe muy bien qué pintan, ni qué nos van a ofrecer más allá de unas pintas desfasadas, paródicas, que parecen señalar la poca carga “seria” que se marca este producto de la AMC.

En definitiva, hemos disfrutado de un trayecto irregular, que ha terminado con un intenso y poderoso crescendo, especialmente en los tres capítulos finales que ayudan a olvidar el mal sabor de boca inicial y a esperar con ganas el arranque de su quinta temporada…y pensar que un servidor estuvo a punto de abandonar el barco… una de cal y otra de arena.

7

 

Bonus track:

– ¿Qué se cuece en la Terminus? Tiene un rollete muy sectario, sumado a The others de Lost y campos de exterminio. Veremos.

– ¿A la hermana de Maggie se la han llevado en coche o fueron visiones fugaces de mi última ingesta de LSD?

– Quedan muy pocos personajes del inicio de la serie, pero en el tramo final no han caído nuevos.

– ¿A qué esperan para sacar una versión mejorada de los zombis? ¿Algo más veloces? ¿Algo más inteligentes? A lo Danny Boyle en 28 días después.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.