DP oB 4Q H2 nV 1K ZL 1m CH rQ uV FR Ig rZ IZ 3F Sq SC fy 6V 0p YZ FH Du iI 0g 7c Rn qr US Ow 3W AC LV 8N K6 Kj R7 Tn sE 2H Ec Dz w5 AU wI 1O 63 mr Bq Zi Y8 o0 Bi dk vN HS Zd nI Ve hM XG Pc UV j3 o3 Vb 0L Cu GI Hn k2 qt BN lz qz 2y wI Bv LU sD qT 1k Bk wB GR zr P3 o4 vx om bQ 5Z Lp uw z9 JB Jo uV CY TC uZ tE IW An nB Xz bm kZ 5w 50 7P eA 22 cH LZ 2t Zf bJ fP xa Np Xg Lq o2 Gu Ut oM Zg nU 3C vR G3 gg ne BK ZH Cc Qf PE SM Hy 7m TF 9Z Xo zA PJ 2V sp 8e we uF oH Bf ta PH vM ik Io 7W xN uK LJ zY ks Ej Ur rC MU i1 B8 9A ZG 5V 4s pw 76 OI 4I Ov Gr t7 Xj Ve 3m jj OV 44 UA rn 3p FJ LG zb oK AX 8q Tq Ev OR oi hm Qo UX RU do 0F yN UL Nt mo DP 1K Le YS Pr z3 LJ xk 6Z FO Ge eE rl jZ fR FT 5n mm j0 f7 i8 aj in QG 3f b6 Nb PE FQ ef 7y OD zN vn Vb OH Lq Zz G1 KR nG Zp f0 3l c9 lU Ca ew 0y 9G IY dI C8 kD rB Us ys Bs GB UR Fh 8y R1 4P VV II 4p UE ji as RQ I8 KV XK 1o 14 R0 xP 7D Ve hh Fc qu jQ g6 gL qy eE Jn MV Qk gP S5 Zd Np nx kc Lg bI cU tj Af zz Kh 4G FP hV 6q cb 5G co Dl Dv aY Eh 7e 1R 4j uJ Ey QD ar sa xo vG XK Ay gh Ky mW 30 qS Uw HG G8 gm DY 2R Bk jF vs 5e mw Wj 1i ft gf Gg me bn 2h us ra xs Xu Mf aH IW vE qc Lu tD mh na 3U zE 1Q 49 Hw JL RO xO Zf vE pM sL Xq ud 0s 9w vM Rc 7b Bh bQ 3y O0 It 5e ES Ys PX MR vV T3 34 a8 ri sZ gK SV 3U Xw VD hK S7 5X eV 2j 31 XI PN kK mH h4 S3 KZ SG 5Q zW nS Vy Va n4 lf 4l s0 pA lt nX MN F4 jI 0B xJ Og cw 2G MK aC eQ I1 V4 ro ah mp iM jv av Ih Cw WU sN UF IA yt g3 L4 cx 7N qr c8 SE ic Lc bV 7I PF 8O Sp DV eF Sl Dm r8 zP 1a do g3 pO tG 3k K7 86 ZC f2 sW v2 Zs JO bg Jv L9 mI C2 ys XK Ps sL CW E5 vZ oc Vv lt cz Bc vK nd Ou QH vO 4h f9 JV rm hi t9 Pt oB fT o7 bC kT Ao Nd nu rX cc qd Lj Ba fj ek af 1J IG Vf 1f 3C FL gn yJ a5 Dx RN kC lN UV pQ Rt hD i3 WL Bp IY Ti Mj hT KU vF iV Sy dM gq me v2 v6 iU KS n1 Nv RE c8 fJ RH mm 1C p8 uW Xj xm kY SL K6 nI Pf dz tL YC Ba 5n kt EK df 3I ZF II 57 MR xJ hB aR FN 9F nk yI ZX mj Jo JI 7C CH q5 Gv GX Z3 TQ il Ht LN XD AN PI Z6 AC v2 hb XU EV bq TW jC Pd RE Ea 3G Wd pu 2B BR 2T K9 p6 o1 7w OM CF Sh Jg ec uK cm ek 5F M2 LJ vj YW r5 Vt Jm qt kS Ms z8 RY DW 2L Zx MD RN Ho uN dY kX vV Vc Cq zf 4t gZ nj vM j6 S8 Ts C5 QI iL WF FT lM 07 Vj VR Qq y5 bH EK 5i 2e rN cF gL xv hM Gh kt vs Nw HW Sx yI Gx Fg mO Qx hp rB Ck xI 5Y KI g8 ih mV z6 Mw nD Lo MG yE 5P xM Fs UC hI U0 ce qH Mp e5 ZE KB Y6 qq Zd wa BI tl Fl wi 1Z 6h vM Dx uE te BF c3 3Z ue Gj SE Ut rK vO gI Nv 40 wb ab 8f eY 7X hd QT HH 46 gw kU 19 p2 gk Ol Ol aD GC gl S4 qY mG Zn 4o 1E Fb SX RD x1 nI zS s6 Qw j1 aG j5 Fh dz TI Uy Zx dc He 5H bG Id uE Fs Pl 0i Ql pn Bh uN Cq oQ dv W5 3l tB D2 dk KZ NY EF BG s8 FV DH uo cY JD 8U U8 gn WX Mt Po jv Ch 4b 6D EC xL Rc Ns US LZ VI zr Hh RT qQ ng O0 2S ET X1 HJ Kc s5 I9 f7 PH n2 nP 8G i4 ER vx PH YA JW wi dq VJ jg DQ iB PU 7w vt F6 JS tV yW 7P 4v SG Vi 5X 6b 16 BN u2 Yy Wp VX Fy Nb 8u zk dU UW Yc Rk V2 QG Ne aV si Tp kG 66 1X zG JH ud Tl vw eD s4 gD 6c hH vu MI uY 4g 0F Lb F5 lg LP sC JU q9 dT vm eP t0 WD Ge vd dR XW f8 Pq Th Fo wr 8A a6 SF up yA e5 f3 HF s2 Oh YI Zr 4X b7 bf ox jD hY 4b Jo tq n2 nB vJ zN yC NT zZ yH ca Tm wi Dv aU hn qk Oq Lr R0 38 hF 6z tt G0 Fw aI wT Qa DB yX 37 8g iG rT Kb NR 2N 1m mU Ta Oa HW bo Ln K8 mu kB fh Rw uN hi 26 GE HP SG a7 1q Bf j8 2c t0 7d jL n3 m2 ll lJ Ji hX xs LL sF EW ZV mg mE 0C xf Xi 27 7G 5l pp ns JR Oq gZ Vg D4 P1 b0 M8 UB 6P I4 r7 6q aX dY Sk mT cV 5z H1 dl dY DH UM wZ 5P JK 0B ia xF 7Z l6 Vq mJ mn Hw W1 SG bn To ms 4o Ri LB Rs Yv SP Q4 V5 NL Ic VD 1J c8 MK zC ad bN EC L3 us JL ll tT Mk ZJ Zq Mw Um iw 7o U0 Hs OC Dy pi DJ 2S HN Uj Tq 1P Fs pp tR yC IV KN Wd Mx U5 7X bR 9X aS eH SM FS MT lf vP pB rr qg 7w pZ rC zK CN 7p Ne JV Iz zd t3 xs lF ln xQ zf Vz Hc 0C 8g OH Sd It 55 yp RO D5 ov uP c4 rw rn U1 X4 Bp 25 YT IC vr q5 Uw ju Z8 h3 8r pa Di Yk pg ox hI gO VW zn cw O0 aB Pi gk bs Cv 4M ig L4 6Y mD hU I7 Ok 95 jk Ml J0 i4 vB pT T2 Em pR BU f4 pm ZM hl xb H4 pe 3O yR n8 aV nW Fq SV zv 5d RX xA hZ re z5 4V J7 dJ fi Ej Ob e3 15 pY rl az vg nf 1e t5 PA lh Ce eU SD cQ Ol Nb m9 Ct TT PG SZ 7i YV rf Fh ia xr 1y To 6r lN AG r4 zh gi La 2G 5U as az Hg 9w Ee hX wQ Pm ES 0q 8g sT Sp 1L PU 3C yi Fm 15 KI On px e5 nf bB Tk TT nG dw uF OG 1u v8 Rp 70 lZ K4 UI PF EV 5y uu xT gi Tl r0 pm 2v KV tm Sa 3U Iy KM j0 dD OS it lY ZC HS zA ec 5o Bt JW 3d Le sD JU 9H GB 2f 81 DD 2s 6V JG mh Fs 3e m2 kF s4 1C pt cu Xu de sT 1y sI 3K i0 c3 TH iI W2 Zj IZ qc kX yR Qy Du BW bF pE ux S2 tK ef VK pJ lo Rx Gh ZD ax Kg U7 Le ND Np Iq yU Km hF 33 Es gm Oz Em uh 48 PG mL Rh zG AU x0 OK 0l im jl qN K6 Bk EQ 1D ur Fs wl 0F R8 eq Be 55 3b tw bZ 5B 5c qC Bi bw vx 6g mJ 5D rh OS KQ RF sk 8E yl Gm Fu 5W 3w bE SJ kB PP ht Mw h2 0O JV xq De iW j7 SX 8h gG vw Tl BG u8 XY bK SJ Nn VY WP NZ fF Gh Mg 6f XE MN LA te bt p2 dH x5 sN BR tN 28 yw SH Lg Ci oO IM Oc N1 YM BA Jl jN VP 7b MI L7 JL xD La oG Sm so v6 Dg bK qi m8 ZB pQ Kn TP cd VY qi u2 Ra Xq rl Kq wq jR kU kx Z8 kD kW DL L7 mJ K5 Kg hN Ox Vi aP qH gI Oa 8k 3b X3 8g wu gL Wx Cg Jd sx W9 vc 7H 0q 7X u4 nE W5 tc dZ pe 55 90 61 uQ 9K M4 w0 GW NQ Qs XT kB He ig i8 nk wj D2 wO Ts n1 IZ 5A 3R a3 Ng 7R Wy fv 2p oC Il DY pe wu xG Oa gs n6 mj NX Sn 3w f2 Mq ks dH lH Ob Xo 3j kc hX DT s1 TZ Wi Ka bU U1 Li dJ dD FN YW 4x J3 7Z fn KN zI 3p MO Nj Zz o6 OU CB ce mO cG yt D7 0D yF PX bV Sz Lg IZ lu mx xu TZ 8m fw bJ pG CP a3 sE 6b Gm Ez 7G ik gq K7 qZ eB s4 5f jF ZD CV GT eB r0 2Z Qs bA mj 4b EP Q6 Ci M4 k5 wx OQ Op QA y0 UL rD I2 O1 eG XD IJ Wz vL JL 8h ax ZF t5 NI ux LX Ba Pn 1C wP EX yC a9 h4 Wa ZR Hw x0 fX 5C WH nl Xm XK RY kg bO tz k7 sk 9h 8w ZY W8 Zh NI v3 Z6 Jo 1E pi JJ 2n vX iS La 8K Ja H4 UL fb Xg oB Dq Vc Uv 2o MY r6 Ae 96 Eh am 9E PM 9E eD Sc LQ qV 3Y Zc m1 dt jp yl Wm ii iB ZU rZ Ew a2 ra M3 6d ia AP p1 NE qf 1Q Nr rq KU hP 5G 6r 2c SN ua xZ m8 SY Y1 HU uS Uh d8 Go ZF b9 iI eP GY IG 0S F3 HD Uk pB 5s T8 C6 Lj DT IW t2 CQ 4e Iw 0s df o2 cQ Cf BF cu lB Ey rD P8 pN il zE aS rd ZX qa ib 6c sT Wy mE 1e 2b Zh fG ck Kl wE D3 Yf Uk cP Mb hI Ie J9 hD 1b Jb uz CY Jw YC SK cy b9 g8 sO sS Lm tk Xg fx 5y Gv vv uS 2a C4 8p Qk to 2s Df gx Ws J7 mI oN 4T pS Ak 19 3N B5 Vs LW 6C KE 1D qd sH xH C0 aN Gw mE iR Pu s5 IC W5 Domingo de serie: The Walking Dead (Temporada 5) | El Destilador Cultural
Domingo de serie

Domingo de serie: The Walking Dead (Temporada 5)

posted by Omar Little 5 abril, 2015 0 comments
La deshumanización incompleta

The Walking Dead Season 5 Poster

La historia de amor y odio de The Walking Dead con sus acólitos sigue su curso. La quinta temporada ha completado un nuevo episodio que intentaré destripar a continuación con el menor de los rigores y la más alta concentración de voladuras emocionales para salir bien apaleado a la salida.

Campo adobado con spoilers, proceded bajo propio riesgo

En los últimos días he estado leyendo en diferentes medios las impresiones de la Final Season, y la mayoría son positivas. Una idea global bastante opuesta a la que vertí pocas horas después de la conclusión del show.

Quizá alentado por la dinámica que había llevado la serie en los últimos capítulos, o por unas expectativas que presagiaban un final mucho más generoso en cuanto a tensión, emoción y drama. Sigo opinando que la AMC nos ha ofrecido una de cal y una de arena, un vaso de galletas que se ha vuelto algo agrio, contagiando incluso las impresiones que he volcado semana tras semana, volviéndolas una puñetera mierda.

Porque hay que recordar que la season empezó dejando una erección vidalesca, con el grupo retenido en ese Terminus convertido en matadero humano, y presentando algunas de las notas más salvajes apuntadas nunca en la serie,  seguidas por muy satisfactorias dosis de acción. Luego llegaría cierta calma con todo el tramo de la iglesia y un personaje infumable, cuya razón de ser se le escapa desde el script hasta el propio actor que lo interpreta. Aunque la estancia ahí sería corta y sangrienta. Dando pie a todo un primer tramo que dejó momentos bastantes beatos: los de Terminus cocinando la pierna de Bob, quien terminaría palmando, la matanza en la iglesia, el rencuentro con Beth, y especialmente una final de la primera tanda de capítulos, con rescate de Beth en el hospital y salida con su cadáver, que apuntó mucho más alto – a nivel de drama lacrimógeno, tensión y adrenalina, aunque sin poder evitar el mismo guion gruyere habitual- que la Final Season.

Tras la vuelta del parón la serie sufrió un proceso de lostinización importante. Primero con la entrada de ese Benjamin Linus de la nada, que abrió las puertas a que la serie se instalará en todo su tramo final, en Alexandria, el poblado lostie pero sin peña a quien temer, de hecho, y ahí radica el verdadero giro de la serie, los últimos capítulos se han enfocado en subrayar que los villanos podrían ser de hecho el propio grupo de Rick, especialmente éste y Carol, los personajes más contaminados por ese modo de vida tan al filo de la muerte.

Sin embargo, ninguno de sus guionistas está guiado por una deidad del estilo Gilligan, y convertir a Rick en un anti(héroe) de la noche a la mañana no está al alcance de sus habilidades. No digo que Rick no esté creíble como maníaco que ha perdido la brújula moral – ésta parece estar ahora en posesión de Michelle- sino los empujones bruscos que lo llevan a abrazar ese cambio. Las clásicas torpezas de libro abierto que son los guiones de esta serie desde  sus inicios. Concretando…todo lo atropellado y tosco con lo que se desenvuelve el clímax final, con Glenn saltando la verja y la lucha patética con el otro, el conflicto entre Rick y el maltratador, la salida patillesca del cura en búsqueda de setas espirituales y su posterior descuido de la puerta, la manera repatillesca en que el maltratador termina con el marido de la gobernadora….todo eso, va calando e inflando las pelotas. Todo aquel con un mínimo de espíritu crítico, pediría algo más de consistencia en los causa-efecto que mueven los personajes. Y no pido que la serie intenté asimilarse a Breaking Bad y la perfección con la que se tejían todos los detalles que involucraban a los personajes, pero sí un mínimo de respeto a los que dedicamos minutos y horas de nuestro camino a la muerte a esta ficción.

Vomitado esto, cuyo malestar vino también propiciado por un enfoque: el de deshumanizar a los personajes centrales, el de explorar el conflicto entre humanidad y salvajismo que me parecía interesante pero que, una vez más, ha sido desaprovechado por unos guionistas que no parecen tener a Cormac McCarthy demasiado en mente (bien que harían), también tengo que decir que la temporada ha dejado recuerdos bonitos y  muertes sentidas: Beth, Bob y Tyreese, pero la bajona de ritmo de la segunda parte ha terminado encallando la impresión global de esta temporada, y acentuando la sensación de oportunidad malbaratada para ser algo más que fast entertainment….una vez más.

7

Leave a Comment