Domingo de serie

Domingo de serie: The Witcher

posted by Paloma Méndez Pérez 26 enero, 2020 0 comments
Juglaría de videojuego

Estrenó Netflix antes de fines de 2019 la historia del brujo de pelo blanco adaptando el trabajo de Andrzej Sapkowski y responsabilizando de ello a Lauren Schmidt Hissrich, quien ya hizo lo propio en The Defenders.

La idea original de sintetizar las 8 novelas de la saga en una película de 2 horas, quedó definitivamente descartada dando lugar a una serie que en su primera temporada se centra en dos libros de historias cortas que sirven de presentación a la narración principal de Geralt de Rivia (Henry Cavill), Yeneefer (Anya Chalotra) y la princesa Cirilla (Freya Allan). En este caso vemos simplemente las aventuras recogidas en El último deseo y La espada del destino.

Y este preliminar se nota sobremanera en una serie que trae consigo una historia, un árbol genealógico y una pelea por la vida totalmente ajenas a los que no hayan leído las novelas de la saga. Dando por hecho que al género fantástico medieval se entra con algunos deberes hechos; en el caso de The Witcher la sensación de no entender es algo más acusada que en otras creaciones del género. Con varias líneas temporales y personajes con poderes o simplemente mutantes aquí y allá y sin el manual previo, se tiende a divagar de una línea principal de la narración que de hecho es bastante interesante y que se diluye a veces porque tienes que mirar dos veces para que tu cerebro capte lo que está pasando. Es decir, que muy bien dedicarnos un capítulo entero a que sepamos los más y los menos de Geralt y su avanzar solitario, pero ver asnos hablar es algo que mejor se avisa.

Vamos a ver lo de la magia. Dicho lo cual, si la serie tiene algo que destacar en lo relativo al ritmo después de tanto salto temporal y de localización, es precisamente el descubrimiento progresivo de la magia en los personajes protagonistas. Es el principal secreto que la trama va manteniendo y el que se cuida más de revelar. Porque hasta que unimos las historias de Geralt, que a ratos suena a pura leyenda, Yeneefer cuya actuación ha sido uno de los descubrimientos más gratos de la serie y la princesa Cirilla hemos visto ya a criaturas de todos colores y formas lanzarse hechizos como si estuvieran de oferta y se los quitaran de las manos. Pero para seguir capítulo tras capítulo se necesita algo más y ese interés por seguir sabiendo lo ponen las dos mujeres de la trama.

Porque esto es un trío. Si los hechizos estaban de oferta, la ropa a veces no. Y no hay duda en enseñar lo que toca dentro de una trama en la que los encuentros sexuales tienen un peso importante. Ninguna queja al respecto es parte de lo que se espera en un producto como este, como digo el sexo no es gratuito y los desnudos aparecen dentro de cierto orden. Además, se agradece el consentimiento, no tan habitual en otras creaciones similares. Saliendo de la sección de lencería, la razón principal para llamar a esto un trío es que reconozcámoslo, la historia de Geralt por si sola es de juglaría un poco psicodélica, pero no te llena un cine. Ahora bien, la familia real de Cintra, la reina Calanthe (Jodhi May), lo mismo que su marido interpretado por Björn Hlynur Haraldsson, (visto en Fortitude) esos sí que suenan a tener algo que decir, y esa intriga se transmite a Cirilla con lo que ya tienes la segunda pata para el banco. La que falta es Yeneefer, cuyos primeros capítulos son unos de los aciertos de guion más aplaudidos. Por el que sin duda se podría haber hecho algo más es por el pobre Geralt de Rivia.

No es culpa de Henry Cavill, quien por cierto salva los muebles, es directamente un problema de ritmo y de revelación. Una serie que se llama The Witcher y que el dicho brujo todo el misterio que tenga es que es un poquito reservado, pues a ver de esos hay en mi barrio aunque no se parecen a Henry Cavill. Había más que dar en un personaje y un actor que se crecen en las interacciones con otros personajes y que pasan la mitad del metraje contestando monosílabos. Un error.

Ciertamente parece que hayan querido poner una vela a los libros y otra a los videojuegos y hayan dejado de lado la ficción a la que se deben.

6


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.