Domingo de serie

Domingo de serie: Tiger King

posted by Omar Little 5 abril, 2020 0 comments
Duelo en el corral redneck

Tiger King se ha convertido al poco de su llegada en la comidilla en tiempos de confinamiento. Su popularidad se ha visto acelerada por el boca y oreja, de transmisión digital, entre millones de hogares ávidos de distracciones capaces de desenfocar la pesadumbre del exterior. Y lo ha conseguido porque su visionado es como adentrarse  en una fantasía trash hacia los estercoleros rocambolescos e inverosímiles del “Make America Great Again”.

La línea de investigación desplegada por Eric Goode y Rebecca Chaiklin incumbe el rastro de Joe Exotic, un excéntrico del copón, dueño de un zoo de felinos salvajes en Oklahoma, cantante country, presentador de un show infumable,  polígamo, gay, amante de las armas  y un descerebrado de cuidado. Su némesis es Caroline Baskin, una perra fría e hipócrita sobre quien pesa la sospecha de haber ofrecido un festín gourmet a su camada de felinos con el cuerpo de su exmarido. Por si fuera poco, este elemento se las da de activista de los derechos de los animales, mientras regenta su propio “centro” donde ofrece visitas guiadas para baja estofa que busca empapelar sus redes sociales con la odiosa foto junto a un cachorro. Esta línea argumental de difícil encuadre en la ficción, resulta en realidad una instantánea tomada de la realidad desde la que levantar una docuserie de siete episodios alrededor del mundillo de los zoo de animales salvajes en los Estados Unidos, donde la estadística espeluznante señala que hay más tigres en cautividad, como animales domésticos de chusma excéntrica, que en su hábitat natural en todo el planeta.

El trabajo se desenvuelve así como un retrato demencial de esa white trash parapetada en su burbuja de paletos. Aunque el rapapolvo va más dirigido a los más aprovechados, a los listillos, esos que alrededor de su “amor” por los animales crean estructuras de poder, dinero o comunidades desde las que dar rienda suelta a su libido.

Lo que atrapa de su visionado es el aspecto demencial que exuda su galería de personajes. El punto fuerte del trabajo es la recolocación de unos personajes imbatibles (incluso desde la ficción) en ese submundo redneck tan fascinante e incomprensible para la mayoría de europeos y de los alejados a esas latitudes. También se beneficia de ese mindblowing en progresión cuando los dos documentalistas tiran de la manta y empiezan a surgir una red de Tony Montanas, cultos sectarios, sicarios y ex-presidiarios, investigaciones federales, planes de homicidio y hasta carreras políticas inspiradas en Trump.

Todo ese activo queda algo deslucido y desabrigado con una forma perezosa, algo machada y adormecida en el True Crime televisivo canónico y en retales de reality. Sus directores parecen contagiarse de la cutrez que transita entre los carismáticos personajes que pasan por cámara, como atrapados por su delirio trash.

Aunque los resortes dramáticos se resuelven prácticamente solos. Tiger King se beneficia de haber dado con unos de esos casos de “Stranger Than Fiction” que acaparan miradas bajo una mínima estructura narrativa que los acoja. Poco más se puede retribuir al esfuerzo de sus dos artífices, la verdad.

Pero su éxito (desmedido) llega beneficiado por brindar una oportunidad firme para escapar de nuestras cuatro paredes en tiempos de pandemia, para hacer un tour guiado por esos submundos de dementes de baja estofa a los que muchos solo se habían podido aproximar mediante cierto cine indie, programas basura yanquis y la literatura grit lit de editoriales como Sajalin o Dirty Works.

A la vez que escribo estas líneas mi alerta en twitter señala que Joe Exotic, la pieza más cuerda y empatizable de la jaula de esperpentos que pueblan esta pieza de no ficción, ha contraído el coronavirus. Una noticia que conecta la realidad de la que tratamos de huir con esta otra dimensión de aspecto irreal, con apariencia de ficción, que recoge este exitoso producto de Netflix.

6


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.