Series

Domingo en serie: Californication (Temporada 4)

posted by Lis 10 abril, 2011 0 comments

¿Ya han pasado 12 semanas? No me lo puedo creer. ¿Y ahora tenemos que volver a esperar un año? Pues eso parece. Entre medias diseccionaremos la cuarta temporada. Ha vuelto el Hank Moody (David Duchovny) de la primera temporada, aquel que vivía de sexo, drogas y rock’n’roll, el egoísta que sólo se preocupaba de sí mismo. Pero a diferencia de la primera, en ésta no se escribe ni una sola raya, vamos que de escritor sólo le queda la fama, y vaya fama.

Sin duda esta es la peor temporada de la serie, habíamos dejado a este anti-héroe con los huesos en la cárcel y no nos dura ni tres minutos allí, como no su inseparable amigo Charlie (Evan Handler) le vuelve a sacar de la trena. Esta vez es por haberse acostado con una menor, Mia Lewis (Madeline Zima) aquella que en la primera temporada le dio una bofetada en pleno acto y que después descubrimos que era la hija del prometido de su ex-mujer. Moody saldrá de la cárcel pero no dejará de meterse en líos. A parte de Charlie contará con la inestimable ayuda de su abogada, Abby Rhodes (Carla Gugino) que a pesar de querer desertar en más de una ocasión, sigue trabajando (en todos los sentidos) para que su cliente se salve de la cárcel. Protagonismo especial adquiere su hija, Becca (Madeleine Martin), que harta de las idas y venidas de sus padres, empieza a pasar de los dos y a intentar vivir su propia vida. Los excesos, naturalmente no perseguirán sólo a la familia de Hank, Marcy Runckle (Pamela Adlon) se quedará embarazada sin tener demasiado claro quien es el padre, su ex-marido Charlie o Stu Baggs (Stephen Tobolowsky),  productor de la película basada en el último libro de Hank.

Como es habitual hay sexo, Hank Moody sigue pretendiendo que nos creamos que Karen (Natascha McElhone) es la mujer de su vida y para demostrárnoslo se lía con unas cuantas, eso sí menos que en temporadas anteriores. Aunque lo que más nos gusta de Californication no es la carga sexual sino el juego entre lo que parece y lo que es. Los últimos diez minutos del penúltimo capítulo es lo mejor de esta temporada o los últimos minutos del capítulo diez, esos momentos de calma compartida entre amigos o simplemente en una conversación sincera con Karen que deja entrever que todo lo que habíamos visto hasta ahora era puro show.

El capítulo final reúne a la mayoría de los protagonistas de la temporada en una cena en casa de Stu Baggs para celebrar el inicio de la grabación de la película y será Eddie Nero (Rob Lowe) quien interpretará a Hank Moody en la ficción, quien desencadenará todo una serie de verdades escondidas durante los últimos 12 episodios: Charlie confiesa su amor por Marcy, Marcy confiesa que su bebé es de Charlie y no de Stu, lo que desata una auténtica batalla campal entre todos los asistentes a la cena. Abby Rhodes pone palabras a lo que muchos ya sabíamos que Hank Moody se ha salvado de la cárcel pero todavía tiene muchas mierda encima, y lo que es peor aún que vive atrapado por su pasado que no le deja avanzar. Vive pendiente de un fantasma y le asustan las personas reales. ¿Y para en eso llevamos cuatro temporadas y vamos a por una quinta?

Sin duda que a esta temporada le ha faltado algo que ha recuperado en sus últimos capítulos, no ha sido tan redonda como otras. Quizás esperaba más profundidad con el tema de Becca (a quien tenemos que “agradecer” que estrellará el viejo Ferrari), que empezó a desarrollarse pero los guionistas nos han dejado a la mitad o con el paso que da Karen a mitad de temporada por intentar desengancharse de una vez por todas de las garras sentimentales de Hank, y en dos episodios cierran la trama. No le veremos en la cárcel, una verdadera lástima, hubiera sido al menos durante un capítulo, una interesante aventura, pero en el juicio por la ‘violación’ de Mia Lewis le condenan a tres años de libertad vigilada, ¿será capaz de comportarse durante tres años? Quizás los guionistas estén planteándose regalarnos ese capítulo que tanto anhelo.

Como viene siendo habitual a las pocas semanas del estreno de esta cuarta temporada, Showtime anunció la quinta. Así que tendremos Hank Moody para rato. Tendremos que esperar que decidirán los guionistas que le pase a nuestro protagonista en la próxima entrega, sin duda nos seguirán sorprendiendo. O como la banda sonora del último episodio You can’t always get what you want, canción ideal para este punto y seguido. Continuará…


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.