ReviewSeries

El ministerio del tiempo: 3×07 “Tiempo de Censura”

posted by Paloma Méndez Pérez 20 septiembre, 2017 0 comments

Ministerio del tiempo 3x07

El ministerio del tiempo tiene sus preferencias y eso se nota. Un poco de Lope de Vega de vez en cuando, un homenaje a Cervantes y luego pintores. Que no es que nos quejemos, eran las expresiones artísticas imperantes cuando España era algo relevante y las obras, novelas y pinturas de estos autores se reconocen internacionalmente y se relacionan con la idea de lo que el resto del mundo tiene de España.

Además, está la querencia por los surrealistas que ya vimos en el último capítulo de la primera temporada. En aquella ocasión y tratándose de una serie de viajes en el tiempo con una importante trama amorosa, el protagonista fue Federico García Lorca. La calidad del episodio y el impacto de los personajes fue tal, que es extraño que hayan pasado tantos capítulos hasta volver a encontrarnos con uno de los habituales de la Residencia de Estudiantes, Luis Buñuel. Esta vez ha sido por un motivo cinematográfico, lograr que Viridiana pase la censura y consiga el máximo galardón en Cannes.

Ahí van Pacino (Hugo Silva), Irene Larra (Cayetana Guillén Cuervo) y Alonso (Nacho Fresneda) a tratarse con los censores, especialmente con el interpretado por Carlos Areces, quien podría ser uno más en una película con Pepe Isbert o José Luis López Vásquez. La España de principios de los 60, recibiendo europeos de vacaciones y dinero de América, pero con el temor a la censura, la iglesia siempre presente y donde encontrar gente pasando penurias no era tan difícil.

Como ya era de esperar el protagonismo femenino, una vez dejada atrás (en el pasado) a Amelia Folch, ha recaído sobre Lola Mendieta (Macarena García) e Irene Larra. Ambas tienen conflictos con sus vidas fuera del ministerio. Irene vuelve a su época y se encuentra a un marido franquista y a unos padres beatos. No hacía falta la presentación del marido amenazándola para comprender la implicación de esa relación. Cayetana Guillén Cuervo está excepcional como una atemorizada e impactada Irene, reacciones a las que no nos tenía acostumbrados. Irene va a 1961 a pagar deudas contraídas hasta 2017. Es decir, que para ella han pasado décadas y han hecho de ella una nueva mujer. Va a presentar sus respetos y solucionar el lío legal que pudiera haber sido su desaparición. Se encuentra con una situación que a España le llevó asumir 40 años más, la igualdad de la mujer en la sociedad y la normalización de las relaciones homosexuales. Y la enfrenta con los criterios de hoy en día y claro, la acaban encerrando en un psiquiátrico. Ese era el triste final para los que sacaban los pies del tiesto entonces, la cárcel o el encierro en instituciones mentales.

Para Lola el encuentro con su vida pasada o futura o alternativa, porque no creo que exista adjetivo para esto, es en una sala de interrogatorios con su hija. Había alguien cuidando de Lola Mendieta como un extra en los episodios en los que aparecía enferma. La diferencia de edad, nos hizo no darnos cuenta de que era su hija. Un gran choque para la joven Lola que deberá trabajar para encontrar el equilibrio entre su realidad dentro y fuera del ministerio y las consecuencias imprevisibles de haber sido reclutada dos veces.

Por lo demás y en lo que respecta a la oficina ministerial de Madrid en 2017, se conoce el fallecimiento del tío de Amelia, arrestado en el último episodio de la pasada tanda. Si bien a la desaparición de ella le ha venido de perlas este parón, no es lo mismo haberla visto la semana pasada que en julio; a la muerte de su tío, cuya comunicación ha quedado en un intercambio de 3 frases en el despacho de Salvador, le ha hecho flaco favor. Parece que su muerte tendrá un impacto relevante en los próximos episodios y bien que esta serie puede dar gracias al fanatismo de sus seguidores que a nadie se le quedará cara de sorpresa, cuando la muerte de alguien que salió 20 minutos en pantalla en el mes de julio conduzca a una revolución intertemporal.

Buen capítulo, homenaje a una España de los 60 y a su cine. Además con guiño a los fans de Miguel Bosé.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.