Series

Elucubraciones alrededor de la quinta temporada de Breaking Bad

posted by Omar Little 30 octubre, 2011 2 Comments

Han pasado ya tres semanas del tremendo mazazo emocional que supuso bajar la persiana a otra temporada de Breaking Bad. Desde entonces mis defensas antibasura siguen bajo mínimos combatiendo el enorme vacío por mucho que intentara ayudarlas con análisis del último capítulo, “Face Off”, y de toda la temporada en conjunto. Pero esto es irremediable. Como ocurre con las grandes series, los fines de temporada dejan una alargada huella de la que uno no tiene ni idea cómo rellenar.

Ha sido el caso de esta genial serie comandada por Vince Gilligan, y si cabe aún más con su cuarta temporada. El fin de ésta ha potenciado el sentimiento de desamparo al que nos tiene acostumbrado conociendo que le quedan 16 capítulos de vida, lo que significa, que su próxima temporada (la quinta) podría ser la última si los concentran todos en una sola temporada, o bien la penúltima si deciden hacerlo en dos tandas de 8.

Sin querer entrar en el debate de si la serie podría haber alargado su esperanza de vida dado el alto nivel mostrado en cada una de sus temporadas (para eso está el espacio más abajo reservado a los comentarios), el propósito de este post es el de aventurarse a avanzar las líneas argumentales que pueden seguir los guionistas de cara a la nueva, (y repito aunque duela, puede que última temporada), ahora que el rey del tablero ha desparecido y nos han ofrecido un final tan conclusivo.

Evidentemente, lo que sigue es un peligroso campo de spoilers

Pese a que Walt se ha desecho de la mosca más cojonera, esa que le estaba amenazando su mera presencia terrenal aún con mayor ímpetu y efectividad que el cáncer, nuestro químico preferido va a seguir siendo ese personaje ultrajodido que tanta simpatía y admiración despierta.

Con el terreno criminal despejado, Walt podría encontrar la calma total retirándose del mundo de las drogas (entonces la serie seria una sitcom dramedy), o bien aprovechar su posición privilegiada monopolista para erigirse en el “capo cañoneri” de todo Nuevo Méjico. De hecho la evolución del personaje en los últimos capítulos se decanta por su lado Heisenberg, y si Walt ha perdido la brújula de la moral, seguirá sacando kilos y kilos con la fabricación de meta.

Otra línea que me planteó son las relaciones con su familia. A Skyler parece que cada vez la tiene más ganada, y con el tema del lavadero parece que estén a gusto alternando varios negocios. Más traumático supondría ver a Walt Jr. enterarse del negocio de papá. ¿Cómo reaccionaria?.

Por otro lado está la relación entre Walt y Jesse, ese tiovivo emocional que esta última temporada ha pasado durante muchos minutos por la cuerda floja, y que pese al penúltimo plano en la azotea en la que sellan su reconciliación, cuando en realidad, una vez más los maestros de este embrollo lo tiran al suelo ideando el sublime plano que les sigue. Está claro que Jesse cuando se enteré de todas las putadas que le ha hecho Walt (recordemos las más gordas: dejar morir a su novia yonqui y envenenar a Brock) Jesse le saltará a la yugular y solo habrá un last man stand.

Me aventuró a decir que esa será la principal línea temática de los 16 capítulos que están por llegar. Pero la principal bomba con la que cuenta los guionistas debajo de sus preciosas mesas de mármol, tiene grabada la palabra Hank al lado del cable rojo. El cuñado es un tío terco, y no se acalla ante nada ni nadie (ya lo demostró superando la crisis de quedar minusválido con la perseverancia con el caso del cristal azul) Por eso, queda claro que esta opción la van a explotar…un día u otro Hank sabrá toda la verdad (llevó esperando esto desde hace mucho con una mezcla indescriptible de miedo y excitación desbordante que ni la metanfetamina de Walt igualaría), y la caza a Walt será antológica….             (escalofrió enorme)……perdón, ya vuelvo a estar aquí. Cuando esto ocurra, porque va a suceder, tal y cómo se ha dejado intuir en esta cuarta temporada y en otros momentos de las otras seasons, los espectadores tendremos que pegarnos al sillón con todas las colas de la casa (luego si queréis ya os las podéis esnifar también) Resultará también, como mínimo, fascinante ver la reacción de la familia, la relación entre las hermanas, y ver cómo se postulan cada uno de ellos. Buff, no me veo capaz de afrontar estos momentos.

Y no sólo deberá lidiar con estos molestas piedras, a éstas hay que sumarles problemas que aún no han hecho su última aparición: el fiel escudero Mike, el cartel mejicano, y el cáncer…el puto cáncer.

Como veis se va a liar tan gorda en los últimos capítulos, que es casi imposible que Walter salga indemne. El tío es un cabrón con suerte, y mucho intelecto y frialdad ejecutora…no lo olvidemos, pero ante la inminente tormenta eléctrica que van a descargar encima suyo sus enemigos íntimos, Walt no podrá salirse de rositas de todo este embrollo que empezó ahora hace tres años en una solitaria caravana en un árido desierto de Nuevo Méjico.


2 Comments

Starman23 1 noviembre, 2011 at 19:42

No sabia que quedaban tantos capítulos, siempre había oído qu la ultima temporada seria la siguiente… Anyway, está claro que Hank va a pasar a ser uno de lo`s personajes clave, yo auguro que lo va a descubrir i que vamos a tener un cara a cara, esta escena podría ser brutal.
La línea argumental quemás em gustaria como espectadora sería la de walter white haiendo de capo, imaginaros que evolucion habría sufrido este personaje al largo de la serie, creo que ningun otro personaje de otra seria ha evolucionado tanto…
Y por otor lado, SAUL GOODMAN FOREVER.
Veremos que nos depara la proxima temporada y esperemos que no tarde tanto a arrancar como esta!

Reply
Omar Little 2 noviembre, 2011 at 10:42

La siguiente podría ser la última…
Lo de Walt como capo podría tener su toque, pero quizás sería sobrepasar el extremo, cuando la serie (en todas sus temporadas) ha conseguido surfear en el extremo sin caerse en ningún momento
.
Saul Goodman forever!!!! siempre tendrá un sitio en nuestros corazones.

Será interesante ver qué pasa con los actores cuando terminé este embrollo. Bryan Cranston tiene asegurado un espacio en el cine (y el Olimpo), pero…¿qué pasará con Aaron Paul?

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.