Series

House 7×15: “Bombshells”

posted by Lis 22 marzo, 2011 0 comments

Reconozco que  me costó engancharme a House, no fuí de aquellos que vieron el piloto y cayeron rendidos a sus pies. Me enganché a la cuarta temporada y a partir de ahí vi la tercera, la segunda y la primera. En ese orden, sí yo hago cosas extrañas. Tanto la quinta como la sexta fueron temporadas con capítulos interesantes, todos ellos al principio o al final del año, podías dejar de verla en el medio, decidir o no a darte un atracón de capítulos antes de ver los tres últimos que era donde realmente había sustancia. Sin embargo, la séptima temporada ha mantenido la sustancia siempre. No sé si es porque la relación entre sus protagonistas, lo que llama Huddy (House+Cuddy) se ha estrechado y el morbo atrae más la atención que caso sobre caso iguales.

Pero ya pasado el ecuador de la temporada, no encontramos en el 7×15, el mejor episodio de lo que llevamos de año. Un regalo para los amantes del cine en blanco y negro y de las series actuales. Mezclado con un pequeño homenaje al personaje del polémico Charlie Sheen en Dos hombres y medio o incluso con un claro homenaje a las películas de zombies o incluso a The Walking Dead, y un hecho inevitable en toda serie que se precie actualmente a hacer un número musical llevamos por la absurda moda de convertir cualquier show en Glee, aunque éste esté a medio camino entre esta serie y el teatro musical de Broadway, eso sí todo bien acondicionado en el terreno de los sueños.

Uno de los pocos capítulos en lo que podemos ver un House con sentimientos y corazón, preocupado por alguien más a parte de sí mismo, quizás una de las señas más distintivas de la séptima temporada, y que en las otras estaba bien escondida. Eso sí, todos los sueños tanto de House como de Cuddy esconden los miedos de una relación casi obligada capítulo tras capítulo, que culmina con el momentazo de conversación, justo al final, que a pesar de llevar tiempo esperándolo no por ello resulta menos triste.

Y quizás sí que todo el capítulo tuviera un regusto demasiado edulcorado. Y con bien dice Cuddy: “Nada de esto es posible”, a lo que House le responde: “Una chica puede soñar”.  Pero es un episodio de final de la relación Huddy y el principio de la vuelta a los problemas que, por otra parte, siempre nos gustan de House y sus problemas con las drogas y con él mismo, que a veces le cuestan incluso aguantarse. Veremos el giro que los guionistas han decidido hasta final de temporada. Y si el genio de House vuelve la temporada que viene, que aún está negociando los término de un posible nuevo contrato.

Sin duda “Bombshells” es un capítulo diferente, de esos que nos sacan del duro letargo de las temporadas de 22 capítulos todos bajo el mismo esquema. Ahora mucho me temo que tendremos que esperar a la ‘Season finale’ para ver algo que se salga de las normas.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.