Series

Masters of Sex: Impresiones 2×02

posted by Paloma Méndez Pérez 22 julio, 2014 2 Comments

Masters of sex 2x2

Y comenzó la partida. Llegamos al segundo capítulo con ganas de más intensidad, más conflicto, más falsa moral y más puritanismo y además un poco más de relación de Bill y Virginia. Y no me refiero a eso. (A partir de aquí spoiler, spoiler y spoiler que te crió). Lo que quiero decir es que Virginia toma el mando en lo que respecta a las primeras cuestiones sobre la organización del trabajo en el nuevo destino del Doctor Masters. Así Bill cede en su equipo con Virginia para luego ceder en su “equipo” con su mujer. Para alguien como él no ha tenido que ser fácil. Pero recupera el ánimo dictatorial cuando la situación atañe a su desempeño como médico.

En este segundo episodio todavía no hay investigación en curso, pero sí que hay una historia para conducir el movimiento de los personajes por la hora de trama. La historia comienza justo al principio del capítulo. Una adolescente algo promiscua, según el criterio de sus padres, a quien tras el segundo aborto estos quieren esterilizar para solucionar el “problema”. Y no es el problema físico (el que la ha llevado al hospital) al que sus padres se refieren. El Doctor Masters resuelve la situación como el engreído poseedor de la razón que es y decide, con muy buen criterio por cierto, no operarla. De la buena decisión tomada y de su indudable futuro más allá de lo mucho o poco que practique el sexo, acaba de convencerla Jane con una de sus historias más gore. Gran aportación a la comicidad de la serie la intensidad de este personaje, ex prostituta, superviviente y ahora feliz esposa de ese encantador millonario que vive los vientos por ella. Tras el capítulo de ayer daban ganas de decir: “qué le quiten lo bailao”.

Para Virginia es un día más en la guerra. Aunque encuentra algo de comprensión en el Doctor Langham como parte de su manada de parias de la moralidad. No es fácil para Virginia, tiene una decepción laboral, debe luchar de nuevo por su puesto de “secretaria” del Doctor Masters y además es blanco de las iras de Vivian la hija del Barton. La vemos renquear pero acaba el capítulo con esa mirada de cuestionarse si lo habrá visto ya todo. Su personaje es con diferencia al que más le cuesta una satisfacción personal.

Gran lección de vida la de “no eres tu peor parte”. Ninguno de los personajes lo es y ayer pudimos verlo.

El capítulo acaba en un hotel. y ahora sí me refiero a eso.

Lo mejor del capítulo: las intervenciones de Jane y la conversación entre Bill y Vivian (sí, es humano)
Lo peor: la adolescente promiscua, (nos lo creemos porque nos lo dicen los guionistas) y los momentos de Libby con la nueva señora de servicio.


2 Comments

Juan Jesús 27 julio, 2014 at 12:44

Quizás un poco más lento que el anterior, pero no ha estado mal. La conversación de Virginia con Langham ha sido para mí la escena más sentimental y con más fuerza del episodio. Por lo demás, decir que el Dr. Masters nos ha sorprendido con ese carácter “rebelde” al tomar la decisión sobre la adolescente promiscua y que, a pesar de que parece que no han pasado muchos eventos especiales, veremos como repercute en Virginia estar en mil frentes abiertos (su relación con Masters, Lillian, sus hijos, el estudio, etc.).

Un saludo.

P.D.: por cierto, que raro ver a Betsy Brandt sin ir vestida de morado xD

Reply
Paloma Méndez Pérez 29 julio, 2014 at 08:10

Hola Juan Jesús, de acuerdo contigo en la conversación de Virginia con Langham, encuentra la comprensión que no recibe en el resto del capítulo. Sin embargo a mí el golpe de autoridad del Dr. Master no me ha sorprendido.

Pronto el tercero.

Saludos!

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.