Series

Piloto de Necessary Roughness

posted by Lis 10 julio, 2011 0 comments

 Dejamos el mundo de los abogados para centrarnos en un mundo muy americano, el de los jugadores de fútbol americano o rugby. Danielle Santino (Callie Thorne) es una psicóloga que lleva una vida muy convencional entre sus pacientes, su marido y sus dos hijos adolescentes, hasta que un buen día descubre que su marido la está engañando con una cuantas jovencitas (atención que lo descubre porque los cojines de la habitación de invitados están milimétricamente mal colocados, ya descubrimos que es perfeccionista a más no poder). Después de la pertinente escena de tirar los objetos de su marido por la ventana, no puede faltar esa escena de enfado, se decide a salir con una amiga, Jeanette (Amanda Detmer) y conoce a un fisoterapeuta del equipo de fúbol americano de la ciudad que curiosamente tiene problemas de concentración con varios de sus jugadores.

Cuando vuelve a casa se encuentra al marido que va a pedirle una segunda oportunidad pero ella se la niega y al día siguiente comprobará que éste se ha vengado cerrando todas sus cuentas corrientes y cancelando sus tarjetas. La oportunidad de que le ofrecerá Matthew (Marc Blucas) de ser la psicóloga de su estrella TK King (Mehcad Brooks) e intentar que éste vuelva a coger el balón, le irá de perlas para demostrar que puede ser una mujer independiente, dura, desafiante y sin miedo a nada.

Pero no todo será tan sencillo, pronto descubrirá que el jugador en cuestión está sumido en una espiral de fiesta, drogas y alcohol. Pero su método mediante la hipnosis parece que funciona, TK King le confesará que tiene un trauma con un rollo de papel higiénico que no supo atrapar en un urinario y que ahora cada vez que le llega un balón se imagina que es ese rollo. Danielle le dirá que se imagine que es un bebé, su bebé y que así tendrá que cogerlo si o si. Aunque el paralelismo no funcionará y TK King seguirá metido en problemas, cosa que pondrá como excusa su marido para pedir la custodia total de sus hijos, al no considerar los pacientes de su futura ex-mujer como aceptables para la seguridad de sus hijos.

Además de sus pacientes, Danielle también tendrá que enfrentarse con su hija pequeña, que persiste en faltar a clase y para colmo le roba el coche a su hermano y se estrella contra un speaker del McDonalds y es detenida por la policía. A pesar de los problemas, como no, estamos en USA Network, el piloto tiene final feliz, la hija parece ser que se da cuenta de los problemas que ha causado a su madre y TK King consigue supuerar los traumas y atrapar el balón sin problemas. Danielle ha conseguido su propósito, además de un contrato con el equipo para ser su coach. Los problemas con su marido tendrán que esperar a futuros episodios, aunque esto de estar ahora en el equipo le da una seguridad especial bajo el nombre de Nico (Scott Cohen).

Ante tanta avalancha de pilotos de abogados se agradece que los guionistas también tengan imaginación para crear otro tipo de ambientes, fuera de los despachos. Teniendo en cuenta que estamos en plena época estival se deja ver, resulta incluso entretenida en algunos momentos. No es una gran serie, pero esta a la altura de lo que acostumbramos a ver en USA Network. Esperemos que nos deparan los próximos episodios para decidir si puede ser un entretenimiento más este verano. Más allá del cual no espero que sobreviva. La semana que viene volveremos a sumergirnos en los despachos con Suits, una de las revelaciones de este verano.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.