PilotoSeries

Piloto: The Strain (FX)

posted by Omar Little 20 julio, 2014 0 comments

The strain

Si el último mes fue el de Univision, el mordisco de Suárez y la Copa del mundo, los que siguen serán de FX, sus ficciones y otro tipo de mordiscos. A falta aún de ponerme con Tyrant y You’re the worst, FX parece dispuesta a impedir que nuestro verano se comprometa con el más absoluto de los tedios y la existencia más insignificante. Al menos la papeleta la cumple con una de sus series con más auto bombo, la recién llegada The Strain.

Una ficción que ofrece lo que prometía, o al menos, lo que dejaban entrever en sus avances, y lo que se espera de algo que surge del cabezón de Guillermo del Toro, asociado con Chuck Hogan (con quien comparte crédito como creador y guionista tras colaborar juntos en Pacific Rim) y el propio Carlon Cuse, como otro de los co-creadores.

En su piloto, dirigido por el  mejicano, se nos introduce en la trama que dispondrá la serie y que nos mantendrá agarrados durante unas cuántas semanas.  Todo arranca con la llegada de un avión con todos sus tripulantes muertos. Pronto un equipo de investigación liderado por el doctor Dr. Ephraim Goodweather investiga el insólito caso. El misterio va ganando adeptos cuando alguno de los tripulantes vuelve a la vida. Las primeras investigaciones apuntan a un extraño virus, lo que aún no saben ellos, que mientras lo discuten, éste está a punto de ser propagado por toda la ciudad de Nueva York.

Pero que nadie se alarme, esta premisa la hemos visto infinidad de ocasiones, hasta Soderberg hizo un buen filme hace poco, pero la fortaleza de The Strain es precisamente esa pátina de Serie B, ese entroncar su trama con la dimensión de lo fantástico, y alguna gota de terror, que da lugar a la aparición de vampiros, gusanos putrefactos, muertos vivientes, extrañas criaturas, corporaciones con detestables intenciones, ilustres historiadores del Necromonicon, malotes de Queens, y todo aquello que fortalezca los lazos entre Del Toro y la parroquia genuina del Festival de Sitges.

Y en esos términos considero que la serie dejará satisfecho al más exigente de los freaks. Se nota la huella de Del Toro en la construcción del universo fílmico, con algún bote explosivo de sangre y vísceras tan meloso para el aficionado, y huellas de Blade y Mimic. Un piloto que además trae a la cabeza otras grandes series en su género, como Expediente X y Fringe.

Quizás la única cosa a limar, sea la eclosión de un personaje cuyo carisma esté a la altura de la serie. Uno de esos personajes, al estilo de Walter Bishop, que son capaces incluso de hacerte olvidar las obligaciones adquiridas en el lecho matrimonial. Se suponía que ese rol lo cumpliría Corey Stoll como protagonista absoluto, pero por el momento, con su piloto, no ha sido así, será por la peluca que le han endosado. Hay un intento más plausible con el enigmático viejo que trabaja en una tienda de empeños y se marca unas salidas de guión coreables. Ahí pueden explotar un personaje con suficientes mimbres como para asociarlo de inmediato al producto. Veremos…

Nada que enturbie el visionado de un piloto que tras hora y siete minutos de duración deja la masa gris del teleadicto satisfecha, y con ganas de recibir nuevas dosis.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.