Piloto

Impresiones sobre la vuelta de Expediente X

posted by Omar Little 27 enero, 2016 3 Comments

Nuevo Expediente x

Ayer FOX españa adelantó los dos primeros episodios de esta miniserie regreso de Expediente X y como cualquier recuentro escolar al cabo de 20 años, los nervios y las expectativas estaban a flor de piel dispuestos a jugar una mala pasada. Puede que Mulder y Scully no hayan envejecido tanto – de hecho si hay que pedir la mutación genética que sea con el ADN del señor David Duchovny y la señora Gillian Anderson – pero sí que el espectador ha madurado, o como mínimo crecido en todo el intervalo a remolque de una ficción televisiva que también lo ha hecho en calidad, y eso le pesa a este nuevo producto resucitado por FOX.

Algún archivo confidencial sin importancia

El mito de los 90’s, las cajas de expedientes X – los de la serie, no los subidos de tono protagonizados por sus protagonistas – han sido desempolvados para un revival que dependiendo del éxito tendrá continuidad o se quedará en un acto nostálgico. Y solo desde esa perspectiva se entienden estos dos primeros capítulos desclasificados. Un primero que recupera los lazos perdidos entre la actualidad y ese último capítulo de la serie de Chris Carter hace 14 años. Un episodio que nos pone en situación de los dos protagonistas, su distanciamiento, y su reconciliación para volver a involucrarse en los expedientes X después de que un presentador televisivo millonario y conspiranoico interpretado por Joel McHale -error fatala de casting por cierto – les abra de nuevo el apetito.

Es uno de esos episodios de la serie basados en la mitología interna de la creación de Chris Carter, en la que se nos describe la suerte de sus personajes centrales. Sin embargo, su exposición es de lo más atropellada y WTF, los diálogos no encajan con naturalidad, además de ser bastante dummies, tampoco se nota una mejora en la interpretación de sus dos principales estrellas, más bien al contrario. La impresión inicial del reencuentro está carente de guiños, de pequeños homenajes y pistas al acérrimo, pese a que será éste, el único que pueda disfrutar con el revival. Podría haber sido un homenaje al propio universo Expediente X, una celebración al estilo El Despertar de la fuerza pero desaprovechan la ocasión.

Por su parte el segundo episodio entra más en la estructura procedimental, con un caso autónomo, cuya ejecución he percibido más lograda que la acumulación de inputs del primero. En ambos se nota lo ajustado de su longitud, esos seis capítulos son demasiado escasos para el universo de Expediente X.

Quizás lo más interesante son esos apuntes, escasos, alrededor de nuestro mundo, la vigilancia exhaustiva, el caso Snowden, las revueltas, la escasez de bienes, y todo el mundo post 11-S tan propicio para alimentar la paranoia y el pánico.

Por lo demás el producto no se ha ajustado demasiado al presente – más allá del uso de smartphones -, es muy respetuoso con el original, y eso sentará bien a los fieles, pero difícilmente aglutinará a conversos que ya hayan pasado por Lost o Fringe. Pero quien sabe, seguramente soy yo quien se ha hecho viejo.

Aún queda un escaso margen de mejora para ver si el nuevo Expediente X requiere un salto de fe demencial o se consume con la misma intriga y facilidad que esos capítulos que Tele 5 emitía para nuestro deleite a las tantas de la madrugada.


3 Comments

Alberto Varet Pascual 16 febrero, 2016 at 00:30

Estoy de acuerdo en que todo va demasiado rápido, que se quiere quitar material de cualquier manera, que las interpretaciones no están a la altura y que los diálogos screwball están bastante mal resueltos… y, sin embargo, creo que es una apuesta fascinante: el intento de preguntarse cómo puede un estilo y un tono naif 90’s encajar en un mundo Nolan, donde la seriedad ha lastrado cualquier posibilidad de divertimento sin trascendencia. A mí me ha gustado mucho el piloto, a pesar de los pesares.

Reply
Estefania 4 marzo, 2016 at 19:14

Como fan me había hecho mucho ilusión este mini retorno, pero el resultado final ha sido horrible. Solamente ha servido para que revisionar las primeras temporadas, hasta me estoy comprando vhs que sacaron 20 años atrás de la serie, como “los secretos de expediente-X”.
Yo también veía la serie por Tele 5, menuda tortura con los anuncios que hacían terminar la serie de madrugada; cómo han cambiado los tiempos con internet. A Chris Carter le recomiendo que se jubile y ceda el testigo.

Reply
Omar Little 8 marzo, 2016 at 12:59

Para mi también ha sido bastante decepcionante, un mejunje de géneros y tonos anclado en los 90’s, una nostalgia empobrecida por una mirada torpe, irrisoria y miope sobre su anclaje en la actualidad

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.