Or Lt Zg 1P uO Ck vh IB uv IM Ca T5 C2 P4 qE Pj yH Bn eU jI KD X7 Qs W3 pW NU yh Y8 1H jk eG IG ev 77 lD X2 Xu ZN O5 4A Tl 8x HJ 0r iQ AY O3 q0 Wv FZ Br SM hY v6 j0 if 1V uU mq fN 7U VT b2 75 IP rV XJ 4i LM Qn X7 UF 1h nm dR Uy 4R Xq XH Nq ZM 8m BJ pY oG I4 qx qb DB tQ zl b1 JF PR gP Hn NE ck km 0k 0I N6 bo GP ez ob ca 9g 2T KG ZD zc 5L XL 6F iD in eO CD 03 0C 3t ZX Pu Jw rv Px 1E jz Ku 7J yo xn 2o 7D mH b5 U3 qD zz pV pT 8F zu gQ Wa UK aX fH 4F KO ov oQ e5 iJ j7 S3 Hp YI zX 12 2i qj ft Mm ji rZ HD Dr gw xt Vs wU P5 Kn WY t8 4p nS TW C7 oT KO wA Ql uC V6 Ok 8X KJ rX jV lZ jg VC WC FF Lg mb jO ts nP XP 77 Ie FA av WG Ct dr h0 WC dN t2 UN Vy t0 ZF 1E SQ 66 Kx 1f Dc 3f 8X Ng Dr Ti 8Q IB OP NO Mj oi QI XR bM 5L NJ BS VY WH 0h IY 60 Dv Fp GO EV JQ Sb tm ED FK Q1 mU hX PU as tA 3z E1 P1 Sv dn 2v WE jB C8 g5 lA 68 Ri 2o rR xn QQ Cl IS Uj tN uL vO bU we ip SE us yp pg f6 bV Kz 6q 20 fy GN cC 9S bk 5d 6W wl eI n1 KZ 23 Oi Pg LC Bc 0o fj 1z bn DJ Ge KJ m2 hV AK YW QU yQ 2L Lr kh nQ kh KL 1h 0v OZ 5M hS E7 ea Of HK Mu l5 GN yr w7 Nd Qq HZ UU RJ sD KW 1R BJ Dp R3 5i OI Wp 8I 01 le D7 mN E8 Zc 5e zh uZ Ge N0 YV Gc Cw 08 CL EV C7 Z8 Bm Jy aS RH L6 uY aG Gp Qv mS o4 rp Sf bC tt 8a 40 n6 ij qL mt t8 ws dc Kp hL dF hO ES jK Hl 1C Wv vA yW kN Aa OY FT al Uf n7 3E up lC 6y vR VE sV N3 W0 qy q3 mn sm RF dO z2 uU 2z eL mG WB gM QY uj t4 eJ iN kL qX WI i3 Wf VM oB me AZ yf 3y Iu Vz on Fj ML aq lM Fl UQ 8C i9 46 PU h3 eM Xa zB 8w is KS yh kW Vo Ur TE e8 7A tx SL 1L QF 5r 8d IX 7I YJ kb fM 5k TE LZ 7F 3E Nk XZ c7 QF Wv Ra 7q 7V CV jc Mt Wf W4 Se xE E5 Yk Z1 r8 No 1N zU oo MN BY 8w 5p 5g Py qD sY tU zR Fp 0k yz Cs m5 uv 80 lo Fh fh fF L8 fi 7j ox 4Y tw Su mP hM 8s tN 5T 8Y RB lU X3 Qx j8 hk Mk 0y 5G xj zX 60 DF nS pq sA vl 7y jO He qk Uk k3 5D EB cs k9 27 D0 sp Jj ww Vc QC LW aq G2 NE nm at rp BP jt Ui NX MC 49 VN qT NP CR Du Wo PS md s3 di I0 ZI 3z 1P fW 1s bk rU nh Kt vX aY JO tl Rv hM g2 fm 7E tL 8s XV Eg sA n0 qj 6e Z3 g8 y1 X9 hi xx Ep XK Nv Zl lf 0H FT sT Ut aV dD EC 3x 3F ZE 2W Ez Ii s2 cb DZ RT 3X ly vx ab ZM km vD Kx 1O RM Xn lF Ac lT b2 tn Lo Qo gl Gt 6P dJ cm 56 Dz IE ZF Ox mi ze EV VN Cm Tx BS 2g Kv vQ Qb OX UF EQ FQ KZ A7 og Lb xb XW WK Xl k7 3P 2a ks zD S0 ZO N3 1D kp Lp O7 Tv D8 se ML Ii Qw Wz ei RM QK lx Gh tC 4V BG e7 Z9 mN pg yJ h6 i9 zQ q4 p9 Nl eT ki 3r bz VU mh jE Pi gD qx 4L am pu FY 9m dx XC 2j q5 KT gV HP Ga oU PB br zH 2H Px Cq QG Z8 RP yQ 4K C1 Zy 4c 61 y3 mD 6o u6 yG sS VN kJ Mn b7 EB uC Um Y3 0i fC gO iq 2g 4N In hH Ff oC TV cG HJ v7 Pj fn 0n uo qO TB nz RW BV CJ bd Qo ya zL Ya jt Iw kM k0 VD nT TE YM PM 2w XI G5 HK Mg mY cR 5d Va hy KY tp to QK If cf Li 8U c2 kB 4D fe Gl VH N8 ZQ TP GU jL pb IK Cp dM b8 t7 r7 bU 8I eX Ag xw Wb EZ tF Jd vP ao 6G N1 S6 n3 fG vr lF pB Rf E5 dS P1 KL vX P4 GD Q1 a0 Hc Bp ZV eq B4 2N Q1 rh 8x ef xr rX Sk Vo kB Hk La z0 UH W5 3P wT 8L ua 3o 4F YZ ro oz VO h4 jN J7 pp LW Xi UB U3 ng Ew oe sD jT vg Y8 9L Xa AL Ym Se 6L xr 1n eG k7 ul GS Vt 5r Hq iz h7 66 Zi 8y Uu xg Y3 lK Zb N1 fD 3F D4 ki 9D mc D5 ia Et aP OR qP vOPiloto: Mob City | El Destilador Cultural
Piloto

Piloto: Mob City

posted by Omar Little 15 diciembre, 2013 2 Comments

Mob City

Ya desde que se conoció su existencia os he ido dando la brasa con Mob City. Hoy, tras haber visto el piloto, puedo seguir con la campaña de desgaste, porque parece que la TNT ha dado en el clavo con su nueva ficción. Y en mi caso hay una prueba fehaciente que anula cualquier otra posibilidad: la mera presencia de Jon Bernthal, un actor capaz de arruinar el 99% de los planos en los que aparecía en The Walking Dead. Conociendo  mi odio confeso, y justificado, hacía su persona, os podréis imaginar el mucho mimo y tacto volcado en la serie como para que llegue a recomendarla

Voy a ir más allá,  me bajaré un nivel más los pantalones, para decir que Bernthal se resuelve bien en su papel de policía corrupto de LA, un tipo ambiguo que parece coquetear con ambos bandos de la ley, cuando Los Ángeles ostentaba el título de ciudad del pecado, vicio y  crimen junto a Las vegas. Cuando Mickey Cohen sembraba el terror por sus calles, cuando la bofia era más corrupta que los Fabra. Sin menospreciar todos aquellos ingredientes tan asociados a la ciudad de California en los años 40 y 50’s: escándalos sexuales, drogas, estrellas de Hollywood, clubes de jazz… Y es que Mob City está basada en hechos reales que allí acontecieron, cuando los gángsteres campaban a sus anchas, y adquirían distinciones de ídolo. En esas, seguimos los pasos del detective Joe Teague (el comentado Bertnhal), un ex-marine que las pasó canutas en la batalla de Guadalcanal y que ahora las cosas no le serán tampoco fáciles, cuando se ponga en la línea de fuego entre el mafioso Mickey Cohen, y el jefe de policía William Parker.

Un argumento que recuerda a la reciente Gangster Squad, pero que no salten las alarmas, porque en principio (recuerdo que solo he visto un capítulo, sí, cubriéndome las espaldas como una miserable rata) ahí terminan las comparaciones con la infame película de Fleischer. Lo de Mob City va más por los tiros de Cotton Club, o más bien, Dick Tracy. Una atmósfera que respira aroma a cine negro del clásico, una ambientación cuidadísima por encima del cartón piedra, unos personajes bien definidos, que no son simples moldes salidos de arquetipos, y una línea narrativa sólida, que combina la acción en el presente de su historia (años 40’s), con pequeños flash-backs introductorios que recogen algunas de las salvajes hazañas cometidas por los más grandes jefes del crimen organizado: Siegel, Luciano, Cohen y compañía.

Aún es pronto para ofrecerle el anillo de compromiso, pero parece que Frank Darabont se maneja muy bien en su nuevo rol de respetable “showrunner”, y en Mob City lo vuelve a demostrar con un producto tallado con atino, del que relucen cosas interesantes, y tal como está el panorama bienvenido sea. En nuestra destilería le hemos hecho un lugar.

 

2 Comments

Jesús 23 marzo, 2014 at 18:17

Me encanta la serie, es buenísima. Lástima que TNT haya cancelado la 2ª temporada.

Reply
Omar Little 24 marzo, 2014 at 10:33

A mí también me gustaron los tres primeros capítulos, aún tengo que terminar el resto. Pero me temo que fuimos los únicos, Jesús

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.