Piloto

Primeras impresiones Fariña

posted by Omar Little 11 marzo, 2018 0 comments

Fariña

Tras un astuto movimiento por parte de los directivos de Atresmedia, Fariña debutó en A3 el pasado 28 de febrero propulsada por el calor de los acontecimientos judiciales en boca de todos. Jugada maestra hasta el punto que un servidor, en las antípodas del público comercial del canal de televisión español, recuperó hábitos que parecían enterrados para abalanzarse hacia su horario prime time y calibrar en primera persona la cacareada adaptación del ensayo homónimo de Nacho Carretero.

Fariña se edifica como una construcción del imperio del narcotráfico gallego mediante las hazañas criminales de los principales capos que pasaron de controlar el tabaco de contrabando a abrir la puerta de entrada en Europa al negocio de la cocaína. Con una voluntad rigurosa encomiable para la media de nuestra producción, la serie de Carlos Sedes y Jorge Torregrossa pone el foco en Sito Miñanco y su trama de ascenso tomando como base el exhaustivo (por lo que comentan personas de confianza) trabajo de periodismo de investigación llevado a cabo por Nacho Carretero. Así la serie empieza con la Operación Nécora, que terminaría con el paraíso narco en las rías gallegas, para acto seguido, empezar a levantar acta cronológica de cómo construyeron ese imperio.

Y ya desde el primer plano la serie se deja querer gracias a la prontitud y detalle emplazado en su puesta en escena. Un enfoque realista, que pese a sus grietas (se agradece que todos los personajes hablen gallego, pero el acento costero, según fuentes sólidas, es mucho más cerrado, y por ende, difícil de entender), se expande por el vestuario, los gestos de los personajes, el diseño de producción y pequeños detalles que reivindican este concienzudo esfuerzo para acercarse a la realidad sin perder la pulsión dramática ni las típicas licencias acopladas a este con las que se pierde de vista, por momentos, el verismo.

Así pues, con su dinámica trama de thriller policíaco, su cinematográfica factura y su amplio despliegue de medios, Fariña postula su voluntad de erigirse en un producto internacional y exportable. En ese propósito, el serial de A3 se refleja más en Romanzo Criminale que en Narcos, con la que comparte señas evidentes ya solo por la cercanía de la trama, aunque aún, a distancia considerable de la superlativa Gomorra.

Es pronto para entrar en conclusiones, pero de entrada, sus dos primeros capítulos despiertan sensaciones muy positivas dentro de una ficción española que ha aprendido a respetarse y a buscar su salida de nuestras fronteras con tramas universales y facturas potentes. Seguiremos su curso metódicamente los miércoles, mientras la de los personajes reales en que se basa la serie seguirá el propio en los tribunales y las rotativas. Campaña de promoción perfecta a coste cero. Brillante movimiento.   

Blog Widget by LinkWithin


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.