Piloto

Primeras impresiones: Fuga en Dannemora

posted by Omar Little 21 noviembre, 2018 0 comments

Fuga en Dannemora

Cuando ya teníamos asumido el transfuguismo de directores de cine al medio televisivo como lo más natural del mundo, ahora también debemos hacernos a la idea de que una estrella de Hollywood puede abrazar el formato televisivo para cambiar de registro y de rol. Hablamos en este caso de Ben Stiller, director de Zoolander  y responsable de llantos y carcajadas a lo largo de una dilatada trayectoria como actor que, ahora, decide desplazar hacia el mundo catódico con una preciada mini serie entroncada en el drama carcelario, y, por si fuera poco, basada en una historia real sonada en su día (al menos un servidor la tenía en mente)

Si con este primer párrafo no hemos enchutado suficiente carnaza en las pupilas como para querer meterle un bocado, recordad que Benicio del Toro, Paul Dano y una irreconocible Patricia Arquette (ole sus ovarios al levantar este papel) componen  un trío protagonista estelar. Y de momento esta primera dosis engullida ayer por un servidor no puede ser más satisfactoria.  Fuga en Dannemora se compone como un thriller carcelario alrededor de la historia de dos presos que huyeron de una prisión estatal de máxima seguridad en el norte de Nueva York con la ayuda de una vigilante.

La primera vista oral sirve para poner en acción a su triángulo protagonista, y especialmente para reunir elementos que apuntalen esa triste y realista ambientación que desprende el producto. Es como entrar en The Night Of cuando da el giro hacia el drama carcelario y el realismo se empotra en los barrotes. Como si La cadena Perpetua de Frank Darabont recibiera la visita del preso Edward Bunker.

En realidad, tan acertado resulta la descripción del clima carcelario, como de sus trabajadores y sus grises existencias (allí ya entra más a fondo la huella de los Coen). No solo la fotografía transmite ese tono apesadumbrado de prisiones convertidas en cadenas de producción como parte del engranaje capitalista, sino que a través de la música, y en un atrevido uso del pop radioformulaico y superventas, siluetea ese micro universo de la América engrilletada a la pobreza y expulsada del ascensor social.

Ganas tremendas de seguir entre esos barrotes y ver cómo se perfila la huida de los dos reclusos.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.