Piloto

Primeras impresiones ZeroZeroZero

posted by Omar Little 26 febrero, 2020 0 comments

No han pasado ni tres semanas desde el primer conocimiento de una de las producciones más ambiciosas del gigante Amazon. Un producto con el que librar batalla en la guerra del streaming internacional. ZeroZeroZero se presentó avalada por ser la nueva serie de los responsables de GomorraStefano Sollima se personifica como showrunner (así como director de sus dos primeros episodios) de este serial de ocho episodios que sigue las consignas del libro homónimo de Roberto Saviano, CeroCeroCero. Cómo la cocaína domina el mundo. Las dimensiones del buque se expanden hasta tres continentes donde se ha llevado la producción, un reparto internacional que cuenta con Gabriel Byrne, Andrea Riseborough y Dane DeHaan como sus rostros más reconocibles, la inclusión de Pablo Trapero en la dirección de algunos episodios, banda sonora de Mogwai, así como la entrada de capital y recursos de otras escuderías de prestigio en la ficción televisiva europea, Sky y Canal +.

Desde su primer plano, la serie deja claro que el verdadero protagonista será la cocaína, y todo el negocio que genera a su alrededor. De hecho, el primer capítulo ya deja meridianamente clara la estructura que tomará el asunto. Por un lado, los productores de la mercancía: Monterrey, México, la acción se centra en la lucha de  las fuerzas del orden (y su corrupción implantada), especialmente, a través de un escuadrón militar, contra los carteles narcos que controlan la producción de esta sustancia ilegal. Otra parte de la acción toma su espacio en Nueva Orleans, a través de una familia que representarían los intermediarios, los que transportan los preciados y abultados cargamentos farloperos de un puerto al otro. Y en la recepción, en la balanza de los compradores, se sitúan los puertos de Italia, en esta ocasión, a través de la ndraghetta, cuyo conflicto principal es la batalla fratricida entre el joven con hambre de poder y  su abuelo, el gran patriarca escondido en un bunker  pero respetado por casi toda la famiglia. Así se configuran los tres pilares de este macro negocio que definirán el transcurso de esta trama de asociaciones, batallas internas, y escollos policiales y militares.

Me sorprende la mala acogida que tuvo el producto en su premiere en Venecia, porque, y visto tan solo los dos primeros episodios, me he encontrado un producto de bastante pureza. Con un grado de realismo bastante inferior a Gomorra, pero equilibrado entre su notable puesta en escena y un guión que entrelaza con ritmo y efectividad los tres focos principales de su trama. Se percibe, más que una radiografía concisa y rigurosa de los tentáculos del gran negocio de la coca, una aproximación, más espectacular (peliculera, para entenderse) a aquellos contornos ya explorados por Soderbergh en Traffic, sin entrar en el drama del consumidor (aunque la familia de New Orleans, a través del hijo con esclerosis, quizá pueda dar pie a ello). También se percibe la sombra de Sicario en las secuencias de acción tensa en territorio mexicano.

Es pronto para dictar sentencia, pero por el momento sus capítulos de dos horas manifiestan una digna herencia televisiva de películas ambiciosas que han tratado el mismo negocio y temática. Quizá falta algún personaje más carismático y de dibujo más contundente, pero, por el momento, me tienen a bordo de este gran carguero dirigiéndose, a partir del 6 de marzo, a todos los puertos con presencia de Amazon Prime.

Leave a Comment