Piloto

“The North Remembers”, empieza el choque de reyes en Juego de Tronos

posted by Omar Little 8 abril, 2012 0 comments
Choque de datos

Juego de tronos Temporada 2

Casi sin discusión fue el estreno más sonado de la pasada temporada televisiva, pese a su ninguneo inexplicable en los globos de oro y los Grammy, donde tan solo Peter Dinklage conquistó suficientes votos por su papel de Tyrion. Poco le importó al principal canal de cable de los EEUU porque desde el primer instante, y como solo ellos pueden/atreven a hacerlo, se comprometieron a mimar el producto hasta las últimas consecuencias.

Y es que en casos como el de Juego de Tronos es mejor no jugar con los sentimientos de millones de seguidores que se cuentan a lo largo y ancho del planeta. Los mismos que apuntaron en rojo en sus agendas la fecha del 1 de abril, justo una semana atrás, cuando la HBO reconquistó a sus fans y seguidores de la saga al estrenar la segunda temporada de la adaptación de la obra de George R. R. Martin.

Su mezcla de épica, violencia, sexo, traiciones, incestos y universos fantasiosos al estilo El Señor de los anillos, pero sin sus personajillos molestos, fueron ingredientes demasiado sabrosos como para no conquistar el corazón de los devotos seguidores de las novelas, y de aquellos que nos acercábamos por primera vez a su mundo. Probablemente su desinhibida puesta en escena, sin tapujos ni censuras, sorprendiera más a los primeros que a los que estamos habituados a las lecciones HBO.

Pero pese a todo su primera temporada se disfrutó con alegría, y fue concebida como un lujoso tentempié, que bien cargulado, podría ofrecer dosis del mejor cine concebido en televisión. Visto el primer capítulo de la segunda temporada, “The North Remembres”, las expectativas no se han visto compensadas como uno (al habla) esperaba.

Mi primera queja para una serie de esta envergadura, y de tal reclamo, es marcarse una intro con tan pocos alicientes para lo que se le presupone al piloto de un producto así. No sé, es como si me faltaran momentos arrolladores, epic moments con los que gritar de placer o de rabia De hecho no podría rescatar ninguno en este primer bocado.

Se ha preferido utilizar la hora de metraje para poner un poco de orden al ajetreado tablero que plantea la segunda temporada Choque de reyes. Marcada de inicio por la guerra abierta entre los Starks y los Lanninster (empezada al final de la primera), y añadiendo nuevos aspirantes al trono,  personajes (muchos se habla de ellos sin conocerles el jeto), aliados, rivales, bastardos a tutiplé, vínculo de tercer rango, en definitiva una maraña de nombres y caretos que crean un complejo entramado que requiere, para los no iniciados, el uso de infoscopia para no perderse en él.

Mis intuiciones sin base alguna me llevan a pensar que esta falta de garra inicial, esta dispersión de frentes y atención, este montón de info y datos insertados de inicio, se debe a la dificultad de adaptar las ordenanzas escritas por George R. R. Martín a temporadas de 10 capítulos.

Pese a todo lo dicho confío plenamente en la serie de la HBO, y sé de antemano que remontará el vuelo en cuestión de episodios, y que nos volverá a dejar momentos para cagarse en la pata baja, de mientras seguiré buscando ese personaje carismático que reemplace a los caídos en la primera.  Las consignas son claras: respect total y citas inexcusables cada domingo, pero a la vez, era de justicia aclarar que me siento algo decepcionado con esta recepción inaugural.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.