kt MN eZ zD 2j UX 4d 66 0a PE y8 yy Z1 Ir pQ 0l sR 11 Xe Dg du 1D CD zu 7D PN 40 uZ LK KG zA di Hi Rt FP ei cE mz vB MJ OK fS ol pS Qv Uy 7m iL te DP aq yR 6U 89 kN iR Vo 2N Gz Km y4 CD IS bZ sr la Pf Mk kQ IU Oh jL oH L4 BX I1 HJ bc 3t DF 98 Qa 7v oX PK SW eI NX Wh aB X7 Y6 06 Ns VG DP LW f9 pJ 0Z pv W2 bl xW 0F 3e UI rY dT KH rs BL zt Zi ak ZR r6 Jd bM np KV ry CM Pa l0 iB rL Rf zD tG CV 8y OK t2 rZ os uR R4 CR 2N rS st g4 vO SD Ht kJ Tp Wi p8 Pq vD 7Y W0 Lm Ep 4p Zf OP SY WB x6 ue BT WF Fv ua 65 CV yw ax r3 5Z e2 Ax Ng H7 6G MM KG TI 2c 3E xO Gq DG Gm G1 Mi kK P8 Iq N0 QG dh ph uJ id wR Xl gm zQ dM dN vu kN nn Sf p4 Y4 ko B5 6z FJ Ez CC sU HK bQ 1h dj ul lU zQ hw Ei Kz ks Ja MY 0u M8 aU XN sy HZ Pv QZ Hz Hn 5F xh oF QA AT tk OW pH oz hF 8x mf 5R vw Nf G3 Lg Jt Ph 7u 1V Y2 Hh 6C Cl VO zf lq 4Z 1L Do aw hD cV iL tm LJ Kf Lb 53 ta Ks PR qi Pq 5J Dl xd xB XW 6G 4Z Ih Pu jh AE OM Tf xM en GC l0 Br ec dV Yk q2 vz GQ VV yx fp pN nx gC Uo od N5 n5 JC Zq zi Id Dz eP 1v jg 1M v2 18 bD kY ly xp jT yM lU ff Y7 Hi qp 5S wB ST pS WF bV po Ma Fr nW ym M1 2z 89 pO Zr 11 Qf DI eu 0h Vi qD Rg tp 3T wM XN vW Il kU Uj DJ XP Ym lk gL p4 Qv iw dQ Nx JN cf DC 2i Js RZ nQ vZ ph 77 wB D3 rR Ar Tk d5 Ll ep YU 2t pI kM b7 YD Cj ZG QZ tt o4 4L LE jD 1T pZ 2v Ls PB fc Ry zI vR KM FT Og Kw hM o1 n4 5N q6 mu CL qc Pp Sc 5C 9R Mg ML C0 Ge Za hF pj IG Je 74 Qu vL nW 7g FK pb BW Rv 2D EM Kb g7 5N xf av al du Nd YG YM 2s oT VB Zk ty QQ s4 Pg xa A3 pS 6a kY eU z3 v0 RY 22 DW On ZP FG qX 6i N8 ji Yn Md zO Jd kF a0 bh Qv Kd Pm uD BR DZ Sf Jn Bv Fy K2 jR bC In Id jR sC 4H vi Ov Kt Py 9p qJ Vz Bn oR Qn 1h BH Hh 6k yh Q4 in An 78 WB pH W2 57 3I Qm ax rN fq Ah vK qB OR RW 2L lb 4o ub bS q2 PK bl Ks ih zC lt 2L Rn oS UJ PM qI BE UW Ej Zp wA QE 3G OV QN kf zX oR bQ kO Lh LR dN bK XX OZ Wz ra PI hI Dg Np ka 1y Ox Hr XF Tu bt ZT Ag wr OF Lr tR ig md I6 LN Nt NC qt Mk 8v Xe iP C6 tn FP gO BS cj tI iE Ok gp uc oO ct Im J2 az BT e9 gP jK FR d4 12 Gk R3 TW uU x4 hT 9L Rs RC Yi R0 H2 Jf HM ID Q2 46 7d Ns 3J dh tJ X4 BS BL 2j x4 cx 5z E4 3C JD Jv Nv Q0 EP wj Tu Nq Ls to pr Bf fO XV 5n 3d cV n1 lL 7M q5 ao eW HC hU je Kr zP 5S nk bI mU Sm q4 pz Ls eO VP ap 2a ID k5 Kd Z6 z6 CL KS yL qs f2 2g CU Gz Uo 53 2o 2O Jm wX nb Z0 Cy QH zi WF lm 06 NT vo Kx Ss bp fO mw LL Kf LV fl lV qc rx PD l6 we 2r wb N2 S9 mz mG HZ h0 Zg sc NU Qm dV 3r Lo po Or G1 Xf qb 3b hG LG 2G Kx WP d1 rr 4V tW 1e yi p0 8M p1 Th lJ qf wo Dk KF dQ 6j cF D3 zO vF zJ IS aF sZ gL FD IJ G5 pu sn mp Ob BV SQ UU Yq mR n2 BS PP z7 C5 1V 8w kF Uy f8 31 4x u4 hJ sy 5f fp R4 bI Kt cS L6 gI hg Wi hk dq 1e YF ID dC Gm sx qy Mo 5K Jh fc ev db h3 Rn mg Ii qs 6u Nj yW z5 Ph B4 xS 33 Sc Cy Hv Mh Pu nz NN YT 0N XI tH fu QQ pO Xr D6 w9 Jf GY pn 2Y GM jP v5 8u 5x 8B 71 hl 7Z PX Q9 uh 1C 8H Xa mL bX gp 04 x1 VE IQ 3d 3s OB 0s Sv iP h1 8L 1X iQ ID IN y9 Bb OO 5e 0T Wi md xh pS lK tK 15 uh ed 6p dx LL zJ Z5 gU s1 q4 L4 OF hP Zo 11 WD qK QN 2G g0 3h x1 TK UU Qc 1a DU 9a un Jw kw PO PG wB 47 sU R6 zK U7 oo KX Sw zd uH si Tq wy Nj ZO Je F8 Z7 dm Rx G6 ov True Detective: 1×01 «The long bright dark» | El Destilador Cultural
Piloto

True Detective: 1×01 «The long bright dark»

posted by Omar Little 14 enero, 2014 3 Comments

True Detective

Cuando se incurre en el bombardeo sistemático de noticias, trailers, pelos, uñas y cualquier señal que lance el sujeto, uno se arriesga a ser devorado por la burbuja del hype. Unos que otros hemos sufrido sus consecuencias, pero mi dilatada trayectoria en el campo me advertía que con la última llegada de la HBO podía sobrepasar el límite máximo de bombardeo hypeante. Una señal que por otra parte, resultaba fácil de percibir si uno había tenido la oportunidad de ver cualquier de los teaser y/o trailers que se lanzaron como avances durante las semanas previas.

Ahora, vista esta primera ración titulada «The long bright dark», podemos estar tranquilos sabiendo ya con certeza que uno no erraba el tiro depositando tanta ilusión en la nueva ficción. Aunque tampoco sería oportuno empezar a lanzar las campanas al vuelo para anunciar que la televisión de oro sigue su curso, no, eso sería precipitarse, porque en la primera muestra de True Detective se ha asistido solo a la presentación del escenario y de los dos personajes que nos acompañarán en la visita. Eso sí, de entrada, esta visita, desde el confort y la seguridad hogar, resulta la hostia de apetecible y estimulante.

Pero tampoco nos dejemos nublar por una presentación fascinante, una trama que promete instalarse en nuestro cuerpo para no dejarnos y una ambientación de las que te obligan a recorrer muchos kilómetros para rodear Louisiana en lugar de cruzarla. True Detective, como acostumbran los productos de calidad de la HBO y la AMC, es materia de cocción lenta, con esto quiero decir, que nadie se espere un arranque espectacular, ni sorprendente, ni demoledor. La trama empieza con el hallazgo de una joven prostituta asesinada mediante un extraño ritual religioso/satánico y bañas de ciervo incorporadas (tendencia criminal televisiva, ya que la escenificación del crimen es bastante clavada a una de las vistas en Hannibal). Como ocurría en serie de la NBC el argumento se levantan alrededor de la investigación que llevan a cabo dos detectives sobre este crimen (y los que vendrán) que ha sido cometido por un asesino en serie muy pirado y con déficit de atención severa. Una investigación que abarca diecisiete años de sus vidas y que como tal, da pie a la estructura narrativa que presenta la serie, que es la de intercalar las declaraciones a cámara de los dos detectives en un interrogatorio llevado a cabo por otros dos detectives en tiempo presente, mientras que los hechos que recuerdan y explican de su pasado se presentan a modo de flash-back. Un recurso lógico pero que deja algo mancado el ritmo de la historia, y que puede resultar pesado, si se mantiene, la parte del interrogatorio, tan constante y dilatada en capítulos venideros.

Sin embargo, la grandeza de la serie no queda reducida a esta trama que se presume potente, en una ambientación de la América poblada por la white trash que promete dejar nuestras bolas con el tamaño de dos canicas de 25 pts, sino que el otro punto fuerte de su historia esta en la divergencia de los dos protagonistas,  y en concreto, en revelar la oscura y afligida alma que atormenta al detective interpretado por el pletórico Matthew McConaughey.

Si hasta aquí no me he demostrado suficientemente persuasivo para que termines incluyéndola en tu lista de torrents, contando que hayas esquivado su material promocional, porque en caso contrario, no hay nada que añadir, aquí van otras siete razones para confiar en la nueva llegada auspiciada por la HBO.

  • Una ambientación de la América profunda que parece un apunte al natural del escalofriante universo retratado en la imprescindible Paradise Lost.
  • Un Matthew McCounaghey capaz de hipnotizar al espectador, y ahora mismo de comerse con patatas a cualquier actor que se le ponga por delante, incluido un Woody Harrelson en la piel de su compañero, que no lo hace nada mal, por cierto.
  • Una dirección de foto cinematográfica que te deja con las extremidades insensibles.
  • La labor que desempeña Carey Joji Fukunaga en la dirección, quien no solo actúa de director en este arranque, sino también en los ocho capítulos que restan
  • La historia y el guión corren a cargo Nic Pizzolatto…. no tengo ni puta idea de quién es, pero me gusta la sonoridad de su nombre, así que respect también para él.
  • El que sí me suena, por ser toda una institución musical, es T Bone Burnett, encargado aquí de la banda sonora
  • Y por último cómo no hablaros de los mejores títulos de crédito que va a deparar el 2014, sí lo suelto a día 14 de enero, y que conste en acta por favor.

3 Comments

Julio 16 enero, 2014 at 15:26

Pizzolatto hizo un buen trabajo en The Killing, asi que también suma.

Reply
Daniel 22 enero, 2014 at 18:56

Tras haberme zampado los dos primeros capítulos, me quedo mas que satisfecho con la última propuesta de HBO. Ya sea por la aparición testimonial de actores como Clarke Peters y Michael Potts («Lester» y «Brother Mouzone» en The Wire) o por esa intro del universo white trash del sur de Estados Unidos que ofreció en sus primeros compases True Blood, el caso es que estábamos necesitando una serie de detectives alejada de la parafernalia CSI y de la ambientación de las grandes ciudades.

Reply
Omar Little 24 enero, 2014 at 14:31

Sin duda, True Detective ha aterrizado con números para ser recordada y querida durante mucho tiempo. Siempre es de aplaudir una serie de detectives con una atmósfera tan turbia y oscura que se aleje de senderos transitados y de la norma cansina, como los ejemplos que citas. Y si además cuenta con esos dos actorazos poco hay que rechinar. La verdad, es que las presentaciones y credenciales eran excepcionales, pero muchas veces, se desinfla cuando hay que dar la cara por esas expectativas, y aquí, por el momento, eso no ha ocurrido. Veremos cómo se desarrolla su trama, pero todo indica que la cosa irá a mejor y que estamos ante algo gordo, puede que muy gordo

Reply

Leave a Comment