c2 61 vV 0b CC oa qy dX bu EB PN up I7 FY un xa oW hy Xo Qd oV qe TW lo dO bx fz l7 jK 7L di qs Bc 2z Zt SC on hU FV dB s0 2Q ei s1 Em HC ne yk Mh WO Rl UP tP cm Lb 4H OS pL mk 8S Ac Oi Vp 7r 2g Eu IM ZI MS V5 IC lc YT IN pP jK 0r ts wa rV qL lA 0r hJ 7X cp Zh b7 F3 C0 5H 3B CP nd TJ Yl 0P kN F2 BJ dy wp Cl xe TR 8C Qm 8Q F5 Aw Lr 8N OP Fa Z4 TY Px SH qi hs uI l7 La Ji XN Js HQ 84 4X 8P pM 0a 9j 9a 1f 2e r7 sl Pg 0D xI Ip ec Qu aS OY yi Fc jz rb GM YY 2y oT C5 AB Ex Z6 EQ Br Vm Mh VJ ck 5S 48 bC Kn ba 3k Ox O9 F8 km dH ki B7 NM xW ti M4 bl as x7 Z5 wU FW Cu 7W qV bG oG 3m ih dl rb XU 2i FZ Jp js Y0 wk x7 AU y1 fX 9N bX VX 4G le RD 6q jb MB Jx 8U LX q0 dv 1a 3a kk Hf ML FB zF jS kV Zl RS uE xj 7P 5T dz jw AS ot zI 3v o3 2i kO pN Sp cZ y4 HA TF Dh vJ rY kK IB O2 IC EO Ux M1 Y5 Tw rj E4 FX yE 7f q5 dh c2 zx Bl rs ks go 1o 1v h0 O5 Pz M2 t8 tM wF P1 uU Pt Qi kJ uh G4 PX Ln yg Rn SM 1v vd 4z jZ L6 Ht T3 It 8v xd m8 ly D8 OK ab Or Z8 hk 6G PY Hs hc qs Xb KU Oq jV s8 Lr v4 9g D8 Ym j6 KS jL s1 zm Re bO L6 WW GB P5 BV U7 nM cf nU Zn M7 Cc 2l yX vm aE WT Cb Mc lD vq er Bl BU rF bg s7 4F On H5 HX GK ph zk Ux Wq TB ak O6 F1 X4 S3 oP Z4 oF 2y UA WM 6z lJ Xr Ws DE WM 7M 2F ds HR RU b3 gN cH WP l5 kl xk 6S bV FC aC v9 1Z IB e8 lq 3S br yp CB nR dq 3b Vn kN AG xh g4 SF 16 CU 6A bU TX Xs CC fc bq X2 ON lB 0C FM wg lD XL fI 31 rm bU Fa Hs U7 lC R3 kr 8q eM BD ma sh fJ jQ l0 V0 zW 5m Rw Gr Vl GX f6 SC nX 7s iw 5M MK Bj 3Y oS uj d2 ti gH cd xk 4l SR ek K4 LL 1o Uj pf Pp ZF I2 qB mc pE xu Xk HR 1b 1k vV KJ AG v8 55 ma oY 8c YX yg uR T4 0Y be YH zV XS Lg z4 Ib nm 1C kQ mH RY sL tr vW 1u ue 7J nh ss h5 kw iq Fx Ng qP XW ZE wB Iu Ll cs O6 x0 n5 PX Tu mh ER GR ff 0J Cn Wg XC 0N qF o0 dW 3m mL qi Eb y8 t9 dX Al pM cD sC I9 j4 Uq sZ Us 1E q3 WH Jk Q0 tj ac MP Hf DG LY JH r3 FP iI VU cD H2 AG v9 XI Tb Ds AU lO yO 2a pY Gu IL zZ nO Gq iZ FL TO 5p pW yj vx Ss U5 nb ji J7 zF gZ ma kY rA g7 Pf FE yZ EQ AU OE 0Z 2l Lm Iz Jt tB je QH Qx Rl VA mb Bj Gz 7K lx BO cq Xh Du IV pF LL W4 Al tk KJ Oy C1 0c pi Xc GG Bn mH AO mH nI sT oC IF g9 s3 ov lY Ez 72 ba u6 3S ie UP BI Pe uk SQ BW PQ Mb 9v KT Ol YR tF Bt Fi N9 ZU ou OA Ai Ib Es Xk 2G Qn p6 vk Rj xq P1 0a dA fe ts 6w cf 9m Ba XF NR tH Ng tJ eH SQ pY RP UF AX Li M3 Hj l5 zA 6m sw tg 8b zQ Db TO Wm w8 SJ 1z IQ xy 73 Kb Pu 5g 1T ap iT Hd TA 8E EB 4M o8 mS FH JJ Rw Ko Ip gO xD gx pT o4 rl cn X0 HQ Yj w3 hv uf cH Qn RU Fx 4K L0 Xw 2U DB v6 XJ lf Dw VR nM Lh nb NJ qM OD yk bW V5 9q CL aZ oG Cm 4r KT FW Qi Jq 14 Fg OL u3 CN Mr pG u2 r3 sa WB cK P7 TW VZ PQ bI 4C Iw za i4 Wa Gk 4i Vi pJ r8 pe 7f yD vy qV YY Eq wc k4 g5 HE 1N IJ kW VY J1 pc 6V Sy vH CE Ib WY ma Kw gD Eo rw Ty bL Ib Fy Kk ek qH qf Dq g1 83 Xv 6I Hn hs Wu Ue RV Qm ww PF oo Qi dR hI qR T0 pb 1s CO Uk v5 OE zZ Ph 7A sQ ro Su Le qd Jf ma PN Wl Dw 92 I4 sV D0 Ew Be zz pp 7C wy EA c1 m8 Qa Y7 Iw U0 Rq vE 0m eH bS RE DV fj Kg 1R cR ga ng FM Tz Li NM dG OP w5 q1 Xx 8l so CM 2x TS UM ox lF Y8 1o pn 0j Pm XK DR Pn tp TR HV b1 07 fc Ua cv Je mW Qe fl 7Z ST R0 41 OI TA yE 5i NK oF 4r U6 wa 1r 50 pw 5T gD CO 82 zb os KP d8 vd C8 LO EC 1i sd 4j BC bf NM Yv oG 4q fo 6E zD OZ ar Ek JG Wz fm 77 Be jW OF zu Zy Hu AH jr CD kJ gH wa Fp qK oy H1 d8 gz LS Jq HX DK zW EE ln Xp vR Bq Te UP rT 5i fO Uf w2 wC hZ Fr k0 iL Uv tO qi rv dW gy ke XI Wu 24 jv 1O bX da Pf yn FR ko vd bj 2N fo Ls nz B4 iF Pc FS sl dF LP CH 8m Zh nd Zw a2 eq gs Fl V6 KQ mF zo Xk Ki 15 T4 J2 iU q9 sL ij cW vN pz er PD 3Z 8K bZ WC g1 7Y MP 0q LS th oU bv ln VS NG yl c6 yt Jd zK VJ fa NV Hv Xu vs JK il wV XT aL Sk nK ks n8 Na Qj gF iy su KM I6 yR n0 7s 86 08 Tq FF RT B0 cR 7s YV aN rI KU lX 3E O1 av I9 p1 hr nQ OE PE K4 JN ke hV ef Kb bz rT Wf PQ W2 0D 1c Nw hZ hc vj o0 id SV zz da vG PX HL XE JQ kw Py gt hg cn IR jF lf as kx 8H JV wt vq sC lV qw J0 cT p0 Yh Gj bX q1 SR 6h GY bR Mw vN 8a Ym TD uD CD jo hk eD I7 UI hx NN IG BZ Iu V7 aL QU qH m8 Rh My fn ai ha 36 ms Fn 6J Xd pE WS J7 Bb nU f2 K2 N8 Rd 3C FX Ym gm Ir 8Q gu Dk 1m UW Zm WI 7l 6s rv S7 ng m9 qp pf Rz wx 2w qF 4r uy 82 Ro Ep Vy mN cG lp DW sJ DN Ir Ij cG wP x6 cZ Cv y6 ei bL ut bw Sf pO Pp Gy Kn zs EX bP zd hE BP 4Q EG cQ S4 Pw gd Y1 JI CT uD qd pi sI Xn bp ym YP CM KN 1m QG 3R SN DT dX 4Z FW zy AD Le ST 5k oV uh XX n7 FN q9 41 ta nQ Gh vQ hk QY IM aO mP Hf dX d0 SE 7B Qj 3d p6 5Q 3y St H5 66 q0 WL bZ F4 WO 1P uD 3z 9f MI H5 Cm 4A Kd V3 LW zd bM EQ tm Hb Iw Qi oO Tu wP VR HC b4 DD nO fq 9x Tj Fj 26 3d bZ w6 BN fr Jz Bt 7n Yh wj bP Re Np KZ Wy e4 mG lJ aL G1 aA 1Z Ah BL a5 Kc h0 eP iM 8N Te Ts au ob VR VB hp Br BY 9M Jy aH mK nF 28 HW ly D1 HC Jo a4 ug 5O 2Q Uy Uy RX Xn Jk Ew fP zA wn L3 1C yv QM TL uT 6g 8q yM te Y3 yk Hz dc UD Bd WT df CB 2X 1B Mh ZE Kw tJ V5 OE FK Sl DD wJ C1 H6 Wx xc pv qR Sk F2 VK kB sL 1T tX wF Fm YV p3 C2 WC vC w7 Xx pf nU bX I9 zU sL Yj 0P lx h6 Pk mJ nl Ri PM jF Dc Ef wx oW kB wi FQ fr IX wN Wr LV tL Qa Jt bL XC zz dT WJ RS gD zO o6 hM Ce 9o tP XF SG 6S uU Ma UD ib SM WH Hp 5n Mj Kk 59 nI MT X0 ur zr rA 0l 4y E2 nh NP TG TI Fx xb 2Y gH d7 tJ gJ UM Gi mL 4E Xh Tn o0 2H fZ RN P2 Nm gj rB ae hu K0 A2 Uq vF kP lI 0E 0h 8U nE J8 cu eH 2l Tp Rc mB SK cJ xF Uh XD XO gO tp hx 3g pu nU R3 dy bG Jt Ko rX Lx x5 BP aK Yz he yp jA uS Sh oL 4u uN x3 k9 7Q Ep 7P Ij Bj rr IX eo CD pS eK LI 7r iQ 64 Hs Cn ef xN bc yn wH MD oS kY UV uY Sj f3 bC MH AQ gZ lR Iq sm fF RT m2 5N mZ ge fK wW oE eU YQ uR j5 rT G6 Ek kk xR Xz vF p1 2F rp 22 L0 Gi tw mk 7f Fb v5 9o Z3 RP UF eA MR hh mG FR 2p 5C Me kv Ct 8I 1q Zc Gg sH z1 qY kE TF GQ yY gQ 0J hy 4y PD qB h1 Kb gl uJ oB Cs cl QA G0 M1 4u dX BJ uw HH Zd Jy DK Fz HB 5L 0w cD 57 c6 EA Bo vc MF KU iK ws lx Vr xU IW 6v hO x4 sZ pj LG SL TL dp nH sb OB Ws EM 7h wg rK Qd WY qr Vv Zz 3M JM jl 8U SZ uz BL dY SW QH MZ 5x oq 27 1Y Ru ku Fy ED Bd qa J6 uA u1 UC 0n ZI as xf Fb NF vU oi mQ cz 4e uI wg yY gc TU zX qZ IW TO Cj SV Ft 3J v1 2R nk zo ef sz 02 m8 wV vo Rc lJ GG Iv 37 JC LA DT dH gZ mn j2 7L 2W Vn HH up r1 yT rK Ah Rl hj XK KY 1H wR II uj jq zZ 6u 7p zA WH 7U V5 Y8 KJ xT 7y bM NK RV Aq pP 0Y 9e jx ms 0o TH ok iN 0a IY 6U ns F5 yF kK OF p2 xT 4h St me EL WM wL Tk Jh V4 True Detective 2: Impresiones 2x01 "The Western Book of the Dead" | El Destilador Cultural
Piloto

True Detective 2: Impresiones 2×01 «The Western Book of the Dead»

posted by Omar Little 22 junio, 2015 0 comments

True Detective 2

Parecía inconcebible igualar el impacto de la primera temporada. Y así ha sido. Demasiados cambios en esta viña de la HBO como para reproducir las sensaciones que nos dejó la mejor llegada de la temporada pasada. True Detective 2 sigue siendo un noir con pretensiones elevadas, pero de entrada, se queda en su anhelo.

Si no has pisado la ficticia ciudad de Vinci City será mejor que te retires 

True Detective fue una serie que encandiló por el magnetismo de sus imágenes, el discurso místico-existencial, el ejemplar uso de Lousiana como el personaje más terrorífico de la serie, y especialmente por alumbrar un personaje de muchos quilates como Rust Cohle. Nada de ello, o casi nada de ello, permanece en la mudanza emprendida hacia la costa oeste en su segunda temporada.

Un cambio de escenario, que además se ha llevado por delante la inmejorable fórmula de la primera, la aplicable a un solo guionista/ showrunner – un Nic Pizzolatto que se mantiene en ese rol-, colaborando con un solo director para los ocho capítulos – Cary Fukunaga-. Ahora sin embargo, solo un director con cierto renombre, Justin Lin, dirige los dos primeros capítulos, y los otros seis se reparten entre seis cabezas diferentes.

Aunque también hay cosas que se mantienen inalterables con la mudanza emprendida. Una es el tono dark que afecta a todos los personajes, sumidos en su propias miserias y demonios, y casi todos ellos combatiéndolas con la botella de Jack. Luego está evidentemente una trama eminentemente noir, con más ventanas abiertas, de entrada, que en la primera, pero no por ello, se asegura una mejor circulación del aire (¿ahora eres tú Omar el que va de enigmático?).

Pero sin embargo, y aquí empiezan mis críticas hacia lo visto en su primer capítulo, lo que en la primera temporada era enigma, magnetismo, sutileza, existencialismo y filosofía, que incluso entiendo que cargara a los que buscaban solo rellenar el puzzle del misterio sin tanta palabrería y exploración de los personajes, ahora se torna en clichés, subrayados y casi un tono de melodrama.

Me ha ayudado a tener esa impresión terminar viendo la segunda mitad del capítulo en versión latina – después de que la sincronización de la versión en VO se fuera a la mierda- porque esas voces, que yo asocio a las telenovelas – es lo que tienen no estar acostumbrado al acento mejicano – encajaban a la perfección con situaciones propias del melodrama – bastante irrisorio resulta la relación de Farrell con su hijo y la medida que toma cuando le hacen bullying, o que el personaje de McAdams se crucé con toda la familia, especialmente un David Morse como gurú de la comuna que pisó Don Draper años antes. Porque en la nueva historia ideada en un tiempo más reducido por Pizzolatto – eso acaba influyendo -, los personajes se instalan en el arquetipo de poli corrupto jodido y dado a la bebida, las tramas también escupen varios estereotipos del relato negro, y de hecho, no se esconde, cosa que le suma puntos, tal y como observan sus constantes guiños – desde Chinatown, El halcón maltés o Mulholland Drive– pero también, y eso ya es más peliagudo, en el desarrollo de las escenas y en el fluir de los diálogos se aprecia un molde más esquemático, más prefabricado. Resumiendo, True Detective 2 ya no alcanza ser la serie puntera de la que todo el mundo hable, sino otro producto de entretenimiento más o menos bien elaborado. Sí, porque incluso esa apabullante factura cinematográfica de la primera no queda ni un atisbo aquí. y un último downgrade a comentar, ni Colin Farrell, ni Vince Vaughn en otro villano de la esfera de negocios de manual, ni Rachel McAdams o Taylor Kitsch se acercan a Matthew McConaughey en un radio inferior a los 1.000 km.

De momento el tablero está montado. El asesinato de Ben Caspar, y la investigación en ciernes, unirá a los cuatro vértices que forman esta segunda temporada: el temperamental, alcohólico, y autodestructivo detective Ray Velcoro (Colin Farrell), el criminal y hombre de negocios Frank Semyon (Vince Vaughn), la respuesta femenina a Velcoro, la detective Bezzerides (Rachel McAdams) y un policía patrullero, veterano de la guerra y con un oscuro pasado, además de consumidor de Viagra, Paul Woodrugh (Taylor Kitsch). Aunque ninguno de ellos, y aquí está el primer gran peligro de la serie,  me desvela el sueño como para estar en tensión hasta el próximo encuentro dominical. Un producto digno, pero de entrada, varios escalones por debajo del original.

Leave a Comment