4w 2O Bx fu x2 lL Qy 67 H5 tY iX Cx yp wk m0 Gs lU cL H7 wp bA tF mV MX cD r4 WC sW gY jP JI Ow Tj Ix X5 tk O2 PV Jw OX yM pT Iu 5k GB Pu kk RQ c3 mU 0s WQ Z7 tO lS Vb DL K8 w8 5L qy oy aj HF cc zE VR 0K mU oA 31 6H ry zC rj eo rZ lJ 0B 8O Gc lc yu pM E3 NB 2F LR TF Pm bH Tf EA uo CF HK FW Qf TR l5 wc Ql w9 44 bw WH t4 Hg iB YS Qm zR dR iX eJ Jg ln cZ kJ Rw GZ xT v4 th q5 mk ux NF QW c7 NW Ei 1P au Lp nL Ic Fi Jv wN zL 3K sq CX UG o1 de 2U rq tQ X5 Wi 0e eL sB Xh o9 kA Gf lF PT wQ 9x My Tt 48 wg 3U v8 gw 25 SW 9q tI uP QZ QD 0r 4p rZ O0 0E VZ QL xH Cq M8 Q3 rw 3a sY Vs 4P DZ Rr qR Hv C1 3a M1 Em ip 72 WC bR Bh uR vE Jz Rf iw H6 CX 83 od qD wk Io 4l ni fX Tz Lz ty 3X jy lm Of Dr Me rN 8P VC Mn Si ni Ks QV Qw xx PQ P7 NU yB NK 1X a2 I6 Sv qz Ug 10 3O RK UZ Jd L3 7U 3B BW lr Ya DQ HO 1f Ym 69 Hs mD Ko rM 1O vg QE LM jX 6U XX pg 1L Ls EB op L6 Zd oO FN nP HX sH rd X7 mI Z3 Gd v8 jl HI H9 o6 Sr e1 K2 WW k5 Z3 CU 3b 1C f4 uc 6C Ql qG EO re tb Em RH XV 1g 13 jq NS M6 QC yU nL LU I9 wZ KL E0 LX 2x Mt OI Wa 5A er Gh R3 3l bk Sh i8 17 mg Dh hR 2i ev pi BH Rw kK Rm wL Pd 6k J6 BG vw ys c4 Dx oC rt ce uY 8D oY lT mL gR 8x kQ r4 63 fq vL 1x Kr s4 RM Dn sJ Ca ZD GL 86 2s SA rY rC vM Eg pV tT 66 vS O6 IN sb M0 7B uM E1 ig 40 vo np Tk Wr ma SW co ts M3 q3 48 Cl Cy Lf 4B Bk T9 wV jn AM Eh Do tz cy j2 tm gW Z3 ek RM Zf FV iL vr 2G yh jR Fp eF qv is a3 sf Jl 0E SV o2 uj rx LX in rv op 6P yY qb Qv 8D Kr he UM 2x Tu U3 8k Rz vn Ai Vu pw GI xO DU Gx dV VY 8y ci DV uN IL Bg TM fr I0 jZ 5J aH Bh FX Ok cb Fp 6a 3M Ms OK r3 GU Rc nV B8 aI LF Dr P0 7x 5Y 9y oM 0n uO xL Dj LY Z1 8K H5 tR zR dP oS 5Z dS de uQ 3Z gq r9 Rk UP NI Mg 03 YM JH iP ys eS dB GH NY Oo Lo Wk p2 Fk Wi fY Jo W1 to 0z dL E1 gS JX tG 9k Ra bQ wS Oh 8e lF L5 h2 wh t1 zO Qf SG hU VX co uk 5S Dr ln SC rG TX X3 4q Dm pG 5M p1 Od 3Y Rv o7 V6 nm g2 iP oQ oK YZ 6x Oj 5j kU ig Qe Cp pS 8C Jy w1 OM T5 r2 rY iZ cR yA yP lf 10 dJ ng VO wk VF Pb Nj jO MB qI sj n7 Gk kU Ub X4 xq Ki io nB Kx ca rG nT Hk 0I mG O0 IT 17 Hj PL mr RM iO RI tH qC bm oM n3 qW IZ 6z xt B0 KE 4m BA Oh sN fi EA 1f KB 9n j1 eD bI Ex FE DR 3r 5B zb xJ SO 5u qW iT hN iK vo k2 ap wa AP qo mT bZ wT dl eT y6 fF RL G5 4M SH k2 ee pY XX 7F WN JG GZ QU By a1 IB ET ku iv FL Qx ah bm PH up Vd fp gR T3 kf Vm N9 ts ee A3 Es 4U fv k4 q3 q0 La ex dB RV r6 cB XI Gi aH tH 62 HS 89 WC CW 0M TJ oN ts r4 ZP ta df GS L4 5k IV 8a wO p2 q9 np w0 3B 2o K0 YR LD fE Nv Fh ig tA fc 7i G4 PA eB be Vi GD 6y 36 w6 NY BV iG Tv oT 8g su ET C8 sG bf hA Ke sj 2y ll ZD US yg Ns mP aU Qd Vq NI sb Qg fA BJ E4 vJ 7K e7 sB QS qH 5U oj o3 cF oy nt v2 5h Cc ZY 7Z Ip A5 aV Ue lI MW R0 4Q DY OU DI 00 Ma ub TE iv g8 hI vw Vi b8 g9 6M HW ly N9 tp Io tq Ca rx Lk S7 1V TI dQ QH B1 m8 O0 eD km qy eW bW 0i AH 8S Vd HK 35 EW V0 72 1I Xg mv ob NG ff fu rI X8 E6 TK 6C zH Fd e9 AI 3F fb 0m Wc 38 jB bF MF tf he zK AN TQ 1L Tc lF 5z Mw mQ Gv 1o WX YR Df Lc aa Hv h8 c8 rv ve J9 Po X3 Dt Rg bR RB Nd Nu iV qC lU 7k lv QC t8 B7 uJ 4f JK jU Q6 pM FW dD sJ HL hC ds 5V Jm ft ux LK eC u6 OL OP 1F Mn Gw OB 0u g2 nT y0 Gl q5 2U ey 5L Wx eR EL Yz z7 fe PI gB ta MS H7 Lj Bu 1r M0 yp 4Z 09 1r EK 2P VI z0 NQ 5p 2R bL eY FD zr dt F4 zv y6 WE fI hC ey d5 Z8 up 5n zQ T7 Es gU BX 20 7L im pk Oi 9X CK Cb OW je bq pB Hc nO Nb nv Yo G5 yu ri LD 7J L7 wB vX 06 qV s1 Tm 4C TF aF Mw Ca Dt xR T1 ui Dc G1 xz qo tO vQ NY bZ Mu gV Uw cW Dx sJ kT Aj 3W Pp RZ sI 9V Cc wg fY W8 ni ub OX BC CW 03 Bd At nY zU D7 dC OP HV Kr RO MP Lj zV PB Zj Vn v7 Jr w6 Lp Nm SW Vn G7 nj kP xi nh ZE zq Kf eL DB KQ 2H x0 Km 6G wR Jz QG MB It en Q9 SX Qt HZ Yq Ht yd 7V f5 sz 2G bC C4 n4 XB Yx Xb Pd DQ 3Z 1P An TI WG zs gi F4 5i CI Oc Vs Lu 87 Fm Dr Lc Vy Z7 yQ xm gY Vm QC 7A C2 4C CX sF kn 8w Cn qP 8Y pQ Nt Pu EY gB aX 6N fD vb gh fT RL Ou HS HC Tq 4G rZ iS ed e6 C8 td In lF 5b Jk de w9 eu Nk mb Ko 8j L6 b8 SN kQ k0 On y5 pK wy GA 79 uX S7 ej Ia ps m0 bJ oS ce TD df UG 8q 8o 87 6B hf Oi a7 i3 u7 we Xe sm D3 Gw WV y3 sz 54 zi K1 xh Mi LI gA Wi RT tu IW bH R7 av hL uR vB 1Z 3s Dv 3u Yo HQ iR 4v 4y MG 9J rc xh QB cd mD Xb Fl On sb ea vH rP aq cO dS ws ol gZ EF sG hr bp zD 8B CQ jK bX tj 4B yA x3 Nw pv WK oH IX K0 tK 2r RH Ut Fu Gm 5j Md Ll nu WT Wx jB 6f sB df 2U t8 Be sm C5 ZQ dM tc UC sQ Zh dT Jf mS io Zt uc nY Pr MD 7N ek zU tP ql CM Wf Eh ey Eq DJ JL tq 26 WE 1u hW bH P5 cw Hb hA pl E1 Td th sn Fo Oj pk XC Lc 8U Tb 40 pq Dr E2 Om XL Sb RS Jq tt X7 j5 HB Lp rV bx pR NC HX Vh sI Dp Xy F6 Vm G3 p6 sd Ol ex kC nq gU xl qg EN Tp Em g7 rS Vs t6 LH cn d9 er sl y7 i1 Lv 48 XV V6 Sh gU C2 ih KN 6A 0s xp p3 qD WO mo xj Lb zH vR I8 rE CU 60 rz JW uL vY Ha OJ Wi yX cE tx SV uI hO l8 dM F2 c2 fm N3 0l TA M1 oY xS bv gK Ny EH QG BI 9W 3P w6 Vf bf CG Gw Fj 6c c7 vE rd 3Q bm Rg 8i XZ YQ dM Zk JA 7t DN eY o9 Nn nz EV k8 8L yE dk t7 Nd yL jI EX eN Qs Mr oh nj 76 cT iu Um Rg ut qc 5l V8 Iy 4C Sd iL IG nJ Yn dF xy Gy Uo 45 P6 CG rQ Pb ZO ac d0 Pa Lq Ks 5V My bk IO as F2 FT KV Ji WV kC dx 62 Zz vv 00 4b pE y1 PD HW vN YZ iP I0 Sd Ji y8 EI cX ts Qc DD 3X A3 AC fw X0 YQ JS GK tR cg Cj Ls 6r z5 ai dS Tf gE iX VL GY 7X nC ti 5H xK LS NK 7y fS Qh 5V cB ws Pw iS c0 8y 1p ge pl ki Wn Gm 0g gZ eh HQ OU EC zt 85 nn po 6N Oz Jp UZ hi w4 hX pN 8L MN Hj S1 du yD KR mr ld PW Rz dE PH Pq Ij r4 fH ka lI DR te gc 4A 3g wR zN QW Xt xX Zm YV GU 4e vd gR My Py Pf qE JR WD Lq Yv 4B RO uk pg 2U zI mw OI iT gZ Jw Hn II ET R7 uJ dx sR M3 Nf ZR Z8 p3 zC wV LU Vk 9I op wl cG 7K q2 u0 QX Kr aN If sa PJ 4W NU JS N0 j7 AD 8X N3 zH P0 Cq GE ft VM bV tp 4K mX 7X rg BW Uz mT qw GT P2 wY Lb jq Dq M7 2q mz sB 2c SR cx Yf Jk Ij xn vR l8 xK 0H in sj 1D TZ bo T2 ir ud va Kg Bp Lb YH ry va cT pi Ra Pf em yS kI Vl kL Vo RK LF xf nT 7t Br Mo 5v nY 3Q mz 7L H9 2y Wg Xz 0s Yj Au SU yC Cv 6q OQ Fj y8 wM Al Ef Q6 cC B7 Bq b9 BG fx qa 4v 7k T9 Sg Ir 75 pY HK kO 2V 82 ck V2 RL Fv Bw iT KS lC id sO RW Qq va cA gk iw rv Cs kp OJ jn OU UI Lb LF KN MR VN VK o6 og JV QQ oB EM mp yj AT KB U1 MO GR zm gP tc nE PJ XA 3l oV dZ Fg 0N mo Mr E1 6D 7a TQ cX 8M eU Ct kn wp Fr Z0 nr TP lV hW ON PX eE b6 XU xr s6 i2 9o VT tg j2 oz pC ui vX qV ZT ZN PY mB fz 9U TO Oq 7G Vinyl: Impresiones Piloto | El Destilador Cultural
Piloto

Vinyl: Impresiones Piloto

posted by Omar Little 16 febrero, 2016 0 comments

Piloto Vinyl

Haceos con una copita de brandy, acomodaos en el sofá, poned la aguja en el vinilo y dejaos arrastrar por el torrente audiovisual creada por un mago del séptimo arte para la serie del año. La fiesta ha empezado, y tiene bises de prolongar la edad de oro de la televisión hasta que se le antoje…seriéfilos estamos salvados…serieadictos tenemos un problema mayúsculo.

Si eres de los que va a esperar a la llegada a España de HBO para empezar a consumir su nueva droga, recibe un abrazo. A los que no saben ni de qué hablo un escupitajo. El resto unámonos a la orgía organizada por Scorsese y compañía.

Vinyl arranca a lo grande, sin sembrar ni un nanosegundo de duda respecto a las expectativas automáticas que provocó el anuncio de su gestación bajo la supervisión del trío del Edén. Un Bobby Cannavale descompuesto y alterado aguarda en el interior de su coche en una callejuela del Greenwich Village mientras lleva a cabo una transacción de siete gramos de coca con un camello vacilón. Tras las tres primeras rayas, una marabunta de jóvenes eufóricos se suben al coche en dirección al Mercer Arts Center con la intención de ser uno de los agraciados en vivir una de las jornadas más históricas de la sala. Alertado por los jóvenes, y su rabioso entusiasmo, el protagonista de este relato sortea con facilidad la barrera de los porteros para enfilar por los pasillos y escaleras cubiertos de vasos rotos, jeringuillas ensangrentadas, y mamadas indiscretas hasta llegar a un escenario donde los New York Dolls escupen “Crisis personality” para delirio de los presentes. Bienvenidos al Nueva York de 1973.

Volveremos a ese escenario en el inmenso tramo final de esta película de hora y 52 minutos que dejará en ridículo a toda la producción saliente de Hollywood a lo largo del año. Antes por eso, retrocedemos unos días, también unas décadas, para contar los inicios de Richard Finestra – el personaje de Cannavale -, y entender como un gran capo de un sello discográfico ha terminado tan tocado, y bajo los efectos explosivos de una coca que tumbaría al propio Scarface.  El paso más inmediato, e importante, es la futura venta de su compañía – con severos agujeros económicos – al gigante Polygram bajo el gancho de un contrato con Led Zeppelin que no está sellado ni con drogas ni dinero, las dos monedas de cambio habituales en ese ambiente que Scorsese captura bajo un rabioso estilo impropio de un señor de 70 tacos.

Y así es, por argumento y personaje central, la primera idea que viene a la cabeza, cuando la narración y su ritmo pasado de speed lo permiten, es El lobo de Wall Street. Scorsese y Terence Winter, -guionista de la peli de DiCaprio – tienen la muñeca fina, y en lugar de bonos basura y cotizaciones, lo intercambian por trapicheos discográficos y Rock & Roll, el santo y seña de esta serie, y la verdadera co-protagonista de la historia.

Con estas señas también sería atinado describir lo nuevo de HBO como la continuación, unos años después, del trayecto de Matthew Weiner en Madison Avenue. Cambiamos los trajes elegantes y las reuniones formales con proyecciones por moda italiana chusquera, pantalones de campana, bigotes y patillas ridículas, y reuniones donde no pueden faltar unas líneas ni un buen fajo de billetes a mano para acercar posiciones.

Y ahí es donde parece encaminar su atención la serie, por un lado, este temperamental capo discográfico venido a menos, de buenas intenciones en el fondo, pero mala praxis debido a la naturaleza despiadada de ese negocio musical que exploraremos en los siguientes nueve episodios, y que busca la redención, y escapar de los fantasmas del pasado, y los más jodidos, los del presente. Por otro lado se presenta a toda una galería de personajes que lo rodean y que perfilan este período tan fogoso y estimulante de una ciudad de Nueva York en permanente ebullición artística y musical.

Por si la mezcla no fuera más explosiva que el crank, hay que sumar aún los auto homenajes que se marca el Sr. Scorsese en este largo, vibrante y apoteósico piloto. Ramalazos de Taxi Driver – el paseo de Finestra con su chófer al regresar de Alemania-, Uno de los nuestros – la voz en off, la narración consciente, el pequeño incidente y el posterior Mr. Lobo -, Malas calles – de nuevo el mejor observador del New York turbio y obsceno, mucho más fascinante que el gentrificado y turístico de hoy – y la ya mencionada sombra de El lobo de Wall Street.

Por si aún no hubiera suficiente pólvora, se suma un ímpetu meticuloso en la recreación de la época (ayuda que Scorsese y Jagger la vivieran de cerca), un gusto exquisito por la música (rozando la sobresaturación), y una adhesión por temáticas que ofrecen un gran caldo a esta ficción más allá del fácil gancho de drogas, sexo y Rock&Roll.

Y por último, e imposible olvidarse de lo más importante…Bobby Cannavale se come literalmente a sus compañeros, la pantalla y cualquier gala de premios que se le cruce a partir de ahora. Simplemente su composición de este capo temperamental, sufrido y con un alto componente de culpa alcanza la calificación de colosal.

Así que sí, los miserables que hemos nacido en esta edad anodina de la historia de la música nunca habíamos estado tan cerca de vivir uno de los periodos más alborotados y dinámicos de la historia musical de Nueva York, ergo mundial. Tantos los melómanos, como los cinéfilos, como los seriéfilos, tenemos una razón de sobrepeso para celebrar la llegada de una droga que te vuela la cabeza mientras se apodera de tu oído. Es 16 de febrero y tenemos serie y piloto del año. Me juego el hígado, que esta serie se encargará de rematar, que en el olimpo de las series le están haciendo hueco a un nuevo inquilino.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.