PilotoSeries

Primeras impresiones La línea invisible

posted by Omar Little 9 abril, 2020 0 comments

Ayer Movistar +, adaptándose a los nuevos tiempos pandémicos, se trasladó, durante unas horas, al mundo online para ofrecer algo así como una premiere de su nueva producción propia. Los actores de la nueva serie dirigida por Mariano Barroso fueron dando pistas sobre sus personajes mientras Antonio de la Torre, como el más veterano del reparto, iba actuando como moderador en las conexiones con los distintos domicilios. Tras la invitación compartida, los dos primeros episodios se pudieron ver de forma gratuita desde el canal de Youtube de la plataforma española.

Este servidor solo tuvo la oportunidad de ver el primero, suficiente para hacerse una primera imagen mental de lo que ofrece una de las apuestas más ambiciosas de la temporada de la ficción española. Y, junto a la aplazada Patria, las dos grandes ficciones que ahondan en los círculos y conflictos del terrorismo de ETA.

La línea invisible, originada a partir de una idea de Abel García Roure, y desarrollada por Michel Gaztambide y Alejandro Hernández, con el apoyo de Mariano Barroso, traza un viaje hacia los orígenes de ETA, sus contornos identitarios en una sociedad vasca inconsciente del peso trágico que tomaría esa “organización de gamberros que intentó descarrilar un tren con un petardo”, como le hace llegar el teniente que interpreta Antonio de la Torre a su superior, con el paso de los años. En clave más cerrada la ficción sigue la entrada de un inteligente e impetuoso joven, Txabi Etxebarrieta (Alex Monner), al difuso y endeble entramado terrorista por la influencia de un hermano aquejado de una enfermedad psicomotriz (Enric Auquer).

La serie pretende indagar en ese contexto y en los motivos que empujaron a ese grupo de jóvenes a tomar las armas y cambiar para siempre la sociedad vasca y española.

Viendo su primer cartucho la producción y la dirección artística siguen una línea muy pareja a El día de mañana. Su primera dosis no presagia un visionado trepidante y de sumo interés, pero sienta las bases para una producción con un solvente empaque narrativo y estético como acostumbra a facturar su elenco creativo. También se beneficia de un reparto equilibrado entre nuevos nombres (Alex Monner y Enric Auquer) y otros de contrastados (Antonio de la Torre, Anna Castillo, Asier Etxeandia).

En definitiva, suficientes logros como,para cruzar esa línea invisible en los cinco capítulos restantes.

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.