Series

Review: The Good Wife 6×06

posted by Paloma Méndez Pérez 11 noviembre, 2014 0 comments

The Good Wife 6x06

Bienvenidos al capítulo de la buena voluntad, el triunfo de la bondad y la conversión de los incrédulos. No ha salido Eli y se ha notado la bajada del nivel de las aguas del sarcasmo y la crueldad. Han incorporado a su hija al equipo de Alicia lo cual nos ayuda a que el nuevo director de campaña no nos parezca el típico guapo, soso, perfectamente prescindible. Espero que se le empiecen a notar sus amplios conocimientos de la estrategia política en breve, porque si no va a parecer que le han dado líneas para que Alicia no tenga que hablar sola. Esta gente de The Good Wife son muy listos y seguro que lo vemos en alguna trama futura.

Elsbeth Tascioni también triunfa sobre el mal. A su estilo un poco cada vez más cerca de El Sombrerero Loco, pero triunfante. Tendría que investigar, pero hasta donde recuerdo la muchacha se presenta en The Good Wife invicta. Su último asalto con el fiscal general acicalado con Old Spice, que es como el Varón Dandy en España, nos ha resultado tierna a la par de absurda. Pero qué podría ser si no, un encuentro entre semejantes dos, ¿un espectáculo de teatro de improvisación, quizás?

El que no puede desmelenarse porque lo sigue la asistente de la condicional, en plan señora que lleva haciendo galletas 30 años con la misma receta y todavía la lee antes de comprar los ingredientes, es Cary Agos. Lo que parece una reunión de antiguos alumnos de su universidad que podía terminar en ricitos de oro durmiendo acompañado, casi termina con ricitos en la cárcel. Además a la señora de las galletas no le ha gustado la amiga con antecedentes del muchacho, es decir Kalinda, y les ha recomendado separarse. En el caso de una asistente de la condicional, seguir la recomendación es lo que diferencia dormir en prisión de dormir en casa. Así que parece que la pareja va a tener que dejar de verse por un tiempo. Les ha hecho un favor, anunciaban pelea en los pronósticos. No le gustó a la responsable funcionaria que Kalinda culpase a las carencias del sistema como razón para deterner a Cary; esta esperaba una actitud más crítica y eso no lo va a encontrar de la mujer de origen indio, porque pocos son los elegidos como sus amigos, pero ya se ocupa ella personalmente de cuidarlos.

Lo que ya hemos pasado esta campaña es el capítulo del reverendo. No ha sido para tanto por la canonización de Grace. Alicia no reconoce públicamente su ateísmo, mientras que sí lo hace en privado. Su discurso sobre la búsqueda de respuestas y la importancia de escuchar alrededor, parece que le permiten pasar el examen con nota, pero le provocan una sensación de falta de honestidad o más bien claridad, con la que no va a sentirse cómoda. El tema de la religión no queda en simple anécdota de campaña; la serie se posiciona en cierta crítica a los integrismos como nos muestran en la actitud de los compañeros de Grace, las palabras de la hija de Eli por su experiencia en Israel y la comparación de las entrevistas de otros candidatos.

Acabamos de vuelta en las oficinas donde todo empezó, esta vez con Alicia en la silla de Will. Gracias otra vez a Howard, ayudando a resolver un conflicto con su inigualable capacidad de estar allí.

Este capítulo no merece menos que una bienaventuranza, Bienaventurados los seguidores de The Good Wife porque tendrán una trama de gran nivel con unos personajes creíbles y grandes actores para interpretarlos.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.