Series

Review: The Good Wife 7×03 “Cooked”

posted by Paloma Méndez Pérez 30 octubre, 2015 0 comments
El favor.

The good wife 7x03

Tenemos el primer gran capítulo político de esta temporada. Si los primeros 2 capítulos nos sirvieron para conocer los problemas personales de Alicia Florrick, la precariedad económica y la importancia de la solidaridad entre los abogados independientes, en este capítulo tenemos como protagonista a Eli Gold con lo que ello representa.

Sentado en ese despacho minúsculo, obviado en las reuniones en las que no tiene silla y abandonado a su suerte, como si eso le fuese a hacer plantearse un nuevo futuro, así es como están tratando al más listo de la clase. La reacción no se ha hecho esperar, pero como gran estratega no busca una victoria inmediata, más bien la aniquilación del contrario. Comoquiera que en la política gran parte de las victorias se cuecen entre bambalinas, estas se deben a cierto reparto de favores y como Eli Gold lo sabe, se crea su propio favor. Al saber que el caso de Alicia es en realidad una trampa para un juez supuestamente corrupto, Eli decide no dejar a su suerte al juez, ya que ¿qué beneficio sacaría nadie de eso? Es mucho mejor advertirle antes de saber si es corrupto o no y dejarnos esa sensación a oler a podrido que llevábamos cierto tiempo sin sentir. Ahora todo parece mucho menos ético pero mucho más justo y es que esta serie a veces aplicando cierto “el fin justifica los medios” consigue que en la balanza la honestidad y la bondad prevalezcan, aunque sea a consecuencia de una montaña de mierda de su lado.

Hubo más trama política en el capítulo y esta vez afectó a Diane quien en mitad del conflicto con Howard (actualmente pelando la pava con la abuela Florrick) decide culpar a Alicia a quien por cierto no vemos excesivamente afectada por la acusación. Es lo que pasa cuando se tienen más problemas a los que atender, que estos pequeños inconvenientes quedan en suspenso y se evaporan según el afectado sale por la puerta.

La intervención de Eli Gold no acabó ahí, además sacó a escena a nuestra madre más divertida, Veronica (Stockard Channing) que curiosamente ya fue una de nuestras primeras damas favoritas y quien como ya sabemos no es la mujer más convencional de la historia. Así aparecen ambas para cocinar en un programa de televisión así a lo “con las manos en la masa”. Como es evidente que dos adultas que normalmente no cocinan y que discuten la mayor parte del tiempo que están juntas, ni más ni menos que cualquiera que tenga familia, tengan que preparar lasaña en televisión es como asomarse al abismo de Mordor. No creemos que nadie siga la receta o decida votar al candidato Florrick después de semejante desempeño culinario.

Con la abuela, la madre, Eli dando guerra y Alicia en mitad de una investigación aunque no sea sobre ella, ya estamos casi todos. Solo nos falta ese gran capítulo de Diane. A ver cuanto queda para que lo veamos.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.