Series

Review: The Good Wife 7×06 “Lies”

posted by Paloma Méndez Pérez 17 noviembre, 2015 0 comments

The good wife 7x06

Será el vino o a lo mejor las mujeres, a los hombres de ambas series los distingo hasta por el olor y eso que los conozco de la tele, pero hay veces que me parece ver a Shonda en The Good Wife. Ya os digo que será el vino. También os digo que en mi hogar tuvimos debate de copas y ganó Alicia, aunque yo había votado por Olivia, que es más de mi generación.

Digo que veo a Shonda porque estamos perdiendo algo de sutileza al retratar las injusticias de la América moderna. Estamos en el brochagordismo y eso en The Good Wife no se recordaba, mucho menos ante la presencia de Diane Lockhart. Tenemos un caso de libro de comportamiento discriminatorio.

Nuestros amigos del bufete pijo están buscando becarios de verano y entrevistan a 3 candidatos de esos de apellido compuesto y a una muchacha que a mí me parece igual que todos, salvo porque es mujer y negra y porque todo el mundo se empeña en hablarle como si fuera extra de The Wire. Y es que hasta en los rascacielos de Chicago hay catetos. Que David Lee era un clasista eso ya lo sabíamos, que Howard es como Jesús Gil en el jacuzzi eso es que no nos lo tienen que confirmar, que Cary a veces parece poco listo, por no decir que a veces parece que tiene la edad que aparenta, eso va intrínseco al argumento de TGW; de quien yo no esperaba esa condescendencia hacía las clases menos afortunadas era de la gran ídolo demócrata Diane Lockhart. Bien les está verse retratados por tanto comentario desafortunado, racista, discriminatorio y lastimero. Pero con lo que llevamos andado en esta serie sobre derechos de los homosexuales, suicidio asistido, demandas por discriminación, protección de la libertad de expresión y demás grandes batallas libradas con importantes fundamentos jurídicos ahora vamos a resolver algo tan sensible como un caso de discriminación por motivo de raza con una cámara oculta. No es un problema de Agos/Lockhart/Lee es un problema de la sociedad y resulta terriblemente burdo mostrarlo mediante un estereotipo.

En quien no perdemos la fe es en el Gobernador Florrick de quien se comenta que pretende la presidencia de los Estados Unidos de América de forma seria; no solo para pavonearse por todos esos estados del medio oeste que solo vemos en las series de políticos. Yo le veo con posibilidades a lo mejor hasta de acabar en la cárcel (otra vez) sobre todo sabiendo su implicación directa con la compra de votos y las pruebas que lo demuestran. Ahora el portador de la verdad es Eli Gold que es fiel a la causa pero principalmente en la medida en que la causa le es fiel a él y ahora tendrá que pensar en un nuevo plan para recuperar su sitio en la campaña. Porque si no mal equilibrio tenemos.

Quienes tienen un caso son Alicia, Queen y el hombre que no sabemos si estuvo allí (digo aquella noche que no se sabe qué pasó). Tampoco sabemos por qué le pegó un puñetazo a un juez y es posible que sea más malo que el psicópata de Seven, pero no nos liemos ahora con eso, que no sé de qué nos asustamos porque este buen hombre se líe a puñetazos, mientras Kalinda paseaba feliz con un bate, para usarlo solo en caso de necesidad. A lo mejor es que más un examen para investigador está pasando un examen a amante de Alicia. Pues que investigue o casi que pruebe a preguntarle cuando estén solos, pero esa zona de niebla entre tengo el deber de enterarme para evitar una demanda por falta de diligencia y tengo el derecho porque no me quiero ver relacionada con un psicópata es difícil de navegar. De todas maneras suyo es el caso más interesante, la capacidad de una empresa de tecnología de utilizar un polígrafo para despedir a una trabajadora y de nuevo la crítica al uso caprichoso de la mención a la seguridad nacional para limitar los derechos procesales de la demandante. Al final, cuestión de dólares.

Lo mejor es que tenemos en escena a los de la NSA otra vez y para entrar a lo grande nos dejan un video de ovejas cantando una de Whitney Houston.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.