Series

Review: The Good Wife 7×19 “Landing”

posted by Paloma Méndez Pérez 18 abril, 2016 0 comments

The Good Wife 7x19

Fue larga la espera hasta el episodio 19 de esta última temporada pero a partir de ahora hasta el final del 8 de mayo tendremos episodio semanal.

Episodio revival de varias cosas ya vividas en estos 7 años. Empecemos por el caso Snowden o lo que en The Good Wife se llama Jeff Delinguer. Tras enterarse de la muerte de su madre, Jeff decide volver a casa para el sepelio, pero la NSA está a la escucha y advierte a las autoridades de la frontera en el aeropuerto de Toronto. Jeff advierte ciertos movimientos y en el último momento decide abandonar su intención de presentar su pasaporte en el control de entrada, dándose la vuelta a territorio canadiense. Es entonces cuando es detenido por agentes estadounidenses que entran en conflicto con las autoridades canadienses, que finalmente deciden resolver la controversia con un arbitraje en el mismo aeropuerto. Cuando a Alicia le suena el teléfono para advertirle de la detención, está como empieza a ser habitual por aquí, retozando con Jason (Jeffrey Dean Morgan) en su apartamento (me pregunto yo, ¿ese hombre no tiene casa?). La siguiente llamada sí que es más preocupante al advertirle de que va a haber otro revival y esta vez en forma de detención del gobernador.

Alicia decide volar rumbo a Toronto para defender a su Snowden, no sin antes comentar sus planes de divorcio con Jason. El divorcio de Alicia va a ser como el de Lady Di, que no corto. Ya con Alicia en el avión, la NSA poniéndose las botas escuchando estrategias judiciales, Lucca Quinn (Cush Jumbo) cavilando sobre si defender a un traidor es peor que defender a un culpable y una jueza de arbitraje (Jayne Atkinson, House of Cards) opinando sobre el medio ambiente, lo único que nos queda claro es que Canadá es limpio, pero que limpio no significa que no escuchen conversaciones ajenas y a causa de eso tengan cierto interés por dar asilo a Jeff Delinguer.

Mientras, en Chicago, el gobernador se refugia en casa de su esposa (todavía) donde es detenido. Parece que el fiscal no es el mejor amigo de Peter Florrick y este es arrestado por sorpresa en la casa de Alicia con las cámaras de televisión dando fe. La petición de pena va por 3 años de cárcel y según descubre Jason parece que la investigación apunta al testimonio decisivo de Cary. Quien por cierto está ya fuera de Lockhart / Agos ahora ya solo Lockhart / Lee. Allá en la villa de Diane, vuelve el hombre de las armas, y no opina sobre Donald Trump porque eso sí que se llamaría divorcio y sería inmediato. Parece que quiere vender su negocio, para pasar más tiempo con Diane. Lo que sucede es que se lo quiere vender a una muchacha que no cumple los estándares esperados por su esposa; para ella que cumple más bien los de Vigilante de la Playa. Diane empieza a sospechar que quizá esa es la causa por la que el precio de venta es tan bajo. Lo que podría haber abierto un cisma que ni el de Oriente, al final acaba siendo un cariño negocia tú el precio. Y así es como Diane gobernará el mundo.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.