Review

El ministerio del tiempo: 3×08 “Tiempo de conquista”

posted by Paloma Méndez Pérez 1 octubre, 2017 0 comments

El ministerio del tiempo 3x08

Viaja el ministerio a México en 1518 para permitir que Jerónimo de Aguilar sea rescatado por Hernán Cortés (que estamos de acuerdo con Pacino, seguramente se aburría en su pueblo) y pueda ayudarle con su conocimiento del idioma y la cultura nativas.

Pero no es este el personaje principal del capítulo. El protagonismo recae sobre Gonzalo Guerrero, onubense con acento vasco, interpretado por Miguel Ángel Muñoz dando al episodio la intensidad de la lucha que veníamos echando de menos.

Es Gonzalo un personaje importante para la historia de España en las colonias. Fue el primer español en aceptar el mestizaje y tomó esposa en México siendo padre de los primeros mestizos. Entonces una rareza difícil de explicar que hoy sería ejemplo de integración. Vestido al modo indígena y aceptando y comprendiendo sus tradiciones, luchó hasta su muerte por mantener a su comunidad lejos de los ataques de los soldados de la Corona de Castilla.

El ministerio decide mandar a esta misión a Alonso (Nacho Fresneda) y Pacino (Hugo Silva) y dejar al tercer componente en casa. Ambas agentes Irene Larra (Cayetana Guillén Cuervo) y Lola Mendieta (Macarena García) son necesarias en Madrid para intervenir en la operación que los Hijos de Padilla han preparado contra el ministerio. En este caso Marta y su secuaz han adoptado al pequeño Salvador Martí, no sabemos con qué intención, porque el envenenamiento del niño al comer cacahuetes parece accidental y sorprende a los propios agentes rebeldes.

Lola y Ernesto (Juan Gea) viajan a la España de los 50 para seguir el rastro del Salvador niño que está dejando secuelas en el Salvador adulto y actual. Otra paradoja temporal, y otra vuelta de tuerca, que como normalmente pasa con esta serie los espectadores contemplan sin rechistar.

Finalmente, las cosas en España se resuelven con la deserción e intento de escapada de Marta quien traiciona y asesina a su compañero rebelde cuando este propone matar al niño. Ernesto y Lola, ella disfrazada de monja, la detienen cuando escapaba del sanatorio donde estaban tratando al pequeño. Su detención y traslado al Madrid actual se esconden al resto del equipo para evitar tensiones con Pacino. Salvador todavía sospecha con gran pericia y acierto que este la dejó escapar en San Sebastián.

En México las cosas no van mucho mejor, cuando el equipo descubre que el agente de enlace es un infiltrado de El ángel exterminador y Alonso conoce las auténticas razones de su abuelo para ir a América generándole estas una gran desilusión. El altercado termina con el abuelo de Alonso herido de muerte.

Original capítulo coincidente con esta etapa de internacionalización de una serie con muchos seguidores en Latinoamérica.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.