Review

El ministerio del tiempo: Review 3×12 “Contratiempos”

posted by Paloma Méndez Pérez 31 octubre, 2017 0 comments

El ministerio del tiempo 3x12

Dicen los que saben, la mayoría de ellos en Twitter, que esta tercera temporada va a ser la última de El ministerio del tiempo ya se ponga Netflix por delante. El capítulo del pasado miércoles y la falta de tacto en RTVE con la programación del mismo, así nos hacen pensar. Están en la televisión pública diciendo eso de –cariño, vamos a dormir que esta gente querrá irse a su casa-. Y se les nota el alivio.

También se les nota en El ministerio y eso es muy bueno. El último capítulo hace justicia, primero a Pablo Olivares, fallecido tristemente sin conocer el éxito de la idea que desarrolló junto a su hermano, pero también a Lola Mendieta y al gol de Iniesta. Ahora Pablo Olivares es un director del ministerio muerto repentinamente por la misma enfermedad que se lo llevó en la realidad. Se le homenajea con cuadro y memoria de Salvador.

Lola recibe la visita de Lola de 2017 a 2010. Con ello nos trasladamos al glorioso día de julio en el que ganamos en mundial. Con ese follón no era de extrañar que pocos o nadie se percatara de la presencia de ambas mujeres en el ministerio. De paso nos dejan una reveladora conversación para el futuro de la agente de 2010 de forma que pueda evitar su muerte. Paradoja que previsiblemente nunca veremos, la de ambas mujeres compartiendo escenario en 2017.

El resto es historia de la transición. En una temporada que había destacado por los viajes a Latinoamérica y por la presencia en varios capítulos y con distintas edades de Simón Bolívar, están cerrando que la semana pasada faltó la familia Alcántara. Resulta que los rebeldes logran que Adolfo Suárez no esté dentro de la lista de 9 nombres para ser presidente de gobierno tras la dictadura. El ministerio es informado inmediatamente y decide enviar a Irene, Pacino y Alonso en su ayuda. Para entonces Alonso ya conoce el secuestro de Blanca y recibe presiones para asesinar a Adolfo Suárez antes del nombramiento. Durante más de medio capítulo seguimos el engaño de la muerte de Alonso a manos de Pacino, salvando finalmente al que sería el futuro presidente.

Un final sublime permite con la ayuda de Marta y la connivencia involuntaria de Bosco, acabar con ambos grupos rebeldes en un rato. Vemos la liberación de un Adolfo Suárez a quien finalmente es Salvador quien informa de que recibirá la llamada del rey en las próximas horas.

Cerrado el capítulo de recuerdo a la transición y la reciente democracia, solo queda un episodio y parece que servirá de homenaje a la tele.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.