Review

La chica del tambor: Review 1×01

posted by Paloma Méndez Pérez 13 enero, 2019 0 comments

The Little Drummer Girl 1x01

Estrena Movistar La chica del tambor tras su lanzamiento en Estados Unidos el 19 de noviembre del pasado año y podemos comenzar respirando tranquilos ya que la espera ha merecido la pena.

Adaptación de John le Carré y no la primera de esta misma novela que ya se rodó en 1984 con un plantel de lujo y un director como George Roy Hill. Juegan sobre seguro también en la versión de 2018 contando con Park Chan-Wook como director y debemos decir que es eso principalmente a lo que nuestra experiencia como espectadores de series de espías debe acostumbrarse.

Tratamiento minimalista de la imagen, con planos cortos con apenas movimiento, en los que la dirección artística “estorba” lo justo. Complicada tarea en un primer episodio que muestra emplazamientos en Berlín, Múnich, Londres, Atenas y Naxos.

La historia comienza con un atentado en Berlín contra un empleado de la embajada israelí. Martin Kurtz (Michael Shannon) y Shimon Litvak (Michael Moshonov) son los encargados de investigar el atentado, que ha costado la vida de un niño, desde el Mossad.

La aparición de Michael Shannon en escena, incluso aun con la peluca que le han puesto es escalofriante. Sus movimientos de sabio hombre con experiencia, la forma en la que muestra el tatuaje del campo de concentración al policía alemán para facilitarse la colaboración amistosa y como logra que el Mossad le permita reclutar a una “gentil” es magistral.

Entre medias un poco de jugar al ratón y el gato con el responsable del atentado, localizar a su novia y apartamento para finalmente secuestrarle en Grecia cuando viajaba en su propio coche.

En paralelo a esta historia de persecución de terroristas y esclarecimiento de atentados, una joven actriz inglesa Charlie (Florence Pugh) es invitada junto a su compañía a una visita a Grecia. Allí conoce a un atractivo y misterioso hombre de quien los espectadores venimos sospechando ya desde Londres, pero al que ella finalmente le entra al juego. El hombre es Alexander Skarsgard y junto con Florence Pugh protagonizan los 10 minutos finales del capítulo en el que los espectadores y la propia Charlie confirman que las intenciones no parecen las erótica-festivas que Charlie esperaba. Reconocer el coche que venimos viendo desde el atentado de Berlin, más tarde en Munich, después aparcado en el puerto en Atenas y conducido por Alexander Skarsgard, nos enlaza definitivamente ambas historias. Hasta que Charlie conoce la verdad hay un viaje en coche que se parece terriblemente a un secuestro y cuya ansiedad los actores y Park Chan-Wook transmiten a la perfección.

Esperando a ver la siguiente entrega ya habiendo cerrado la fase de reclutamiento.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.