Review

La chica del tambor: Review 1×02

posted by Paloma Méndez Pérez 21 enero, 2019 0 comments

La chica del tambor 1x02

Empieza la partida como tal en La chica del tambor y vemos como se toman las primeras decisiones estratégicas.

Por una parte, aunque todavía no llegamos a conocer al equipo del Mossad más en detalle, sí empezamos a verlo en acción. El triángulo Shimon (Michael Moshonov), Becker (Alexander Skarsgard), Martin (Michael Shannon) desarrolla una dinámica interesante, con roles encontrados, opiniones distintas y al menos dos de ellos unos claros dotes de liderazgo. Difícil prueba para Michael Moshonov, quien había desarrollado su carrera principalmente en Israel y quien es un desconocido para el gran público. Miss Bach (Clare Holman) está consiguiendo avances con Salim usando un complejo engaño por el que este desconoce que ha sido apresado por el Mossad y cree estar comunicándose con su hermana por carta.

El truco con el preso Salim da sus frutos logrando que cuente a donde se dirigía el famoso coche con explosivos. Una reunión en Alemania algo más tarde, hace saltar las alarmas en Martin cuya intervención veremos en el próximo capítulo. Esa misma célula ya ha estado en el mismo destino al que se dirige en coche según el testimonio de Salim. Martin duda de que la célula repita localización.

Mientras, Charlie y Becker siguen dando forma a la falsa historia de amor entre Charlie y Salim, de una forma mucho más evidente una vez Charlie acepta participar activamente en la trama. Los espectadores empezamos tan críticos como la propia Charlie y por lo menos yo misma terminé como la propia Charlie comprando el cuento de que ella conoció a Salim (en la forma de Becker) en Londres y se reencontraron en Grecia. Y no seré yo la que le ponga una pega a esta serie que por el momento me tiene pegada a la pantalla, pero si escoges a un actor escandinavo para “sustituir” a un terrorista palestino, al menos te tienes que esforzar algo más que en dos sutiles sustituciones de un actor por otro y en darles el mismo vestuario. La imagen de Alexander Skarsgard es lo suficientemente impactante como para si se insiste en él como Becker darle más peso a la idea de que es/era Salim. Quizá encontremos respuesta no en la audición como actor sino en la insistencia de Martin para tenerlo en el grupo. Como vimos en el episodio pasado fue el propio agente Kurtz el que insistió en tenerlo en el equipo en la misión de captar a Charlie, está por ver todavía lo que tiene que aportar.

Como la semana pasada una historia centrada en darle forma a un engaño en forma de pareja que funciona mediante el engaño de los propios implicados en la relación.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.