Review

La chica del tambor: Review 1×04

posted by Paloma Méndez Pérez 4 febrero, 2019 0 comments

la chica del tambor 1x04

Disertación sobre la fe. La que mueve a Salim y a su hermano, la fe de los creyentes que no necesitan hechos, todos conversos convencidos, también la de los que requieren de la prueba para tener fe y entonces son menospreciados por aquellos que no necesitan de tales muestras banales, y la de los enamorados, la que no anticipa consecuencias.

Todos ellos se citan en el capítulo cuarto de La chica del tambor. Porque no nos engañemos esta serie es la historia de una farsa fabricada para generar una realidad poderosa y perfecta. Posiblemente el único que sabe en qué universo nos movemos en cada ocasión sea Martin (Michael Shannon) quien en el último capítulo hace una declaración de principios ante Gadi (Alexander Skarsgard) que hiela la sangre.

La trama se traslada a Londres y permite ver como el engaño va tomando cuerpo con la sustitución de las cartas y la falsificación de las fotos. Una Charlie (Florence Pugh) con un ánimo de reproche decide tomarla con Gadi y quejarse de su suerte de quedarse esperando no se sabe qué, como los gansos del estanque que dan vueltas sin rumbo mientras ella les lanza patatas fritas. Pero Gadi sigue con el plan y parece pedirle que bese una pistola en un acto de enajenación, que más tarde le acaba salvando la vida.

No espera mucho Charlie porque el contacto se produce inmediatamente. Dos de esos sin fe verdadera, de los que reciben dinero en sobres por sus servicios, la visitan en su caravana. Ella sale indemne del interrogatorio y por fin damos algo de crédito a Gadi en su estrategia de formación, no es solo guapo.

La comunicación con la célula de Salim continúa y parecen dispuestos a trasladar a Charlie a alguna parte. Gadi la lleva a su casa y pasan la noche juntos como diría Charlie, el placer es el antídoto de la muerte, jamás se repudia el placer, le responden. Parece que ya están hablando de amor.

La trama se precipita con Charlie en Beirut conociendo a la hermana de Salim y con un Gadi descubriendo que igual él tampoco está al mando.

Como bien dice Martin, auténtico líder en este capítulo, “está más segura en la ficción”.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.