Review

Primeras impresiones ‘Homecoming’, temporada 2

posted by Omar Little 18 mayo, 2020 0 comments

Tras desmarcarse como una de las sorpresas gratas de la parrilla televisiva de 2018, Homecoming regresa al cubículo reservado en Amazon Prime con una segunda temporada que propone un cambio de coordenadas respecto a su trama pero que mantiene el tono, el espíritu y el buen hacer cinematográfico que definieron la primera contienda.

Maquinada por Eli Horowitz y Micah Bloomberg en formato podcast, sería el capacitado Sam Esmail quien facilitaría su conversión a ficción televisiva con una primera temporada que reactualizaba la conspiranoia que definió parte del cine setentero de Hollywood – escribí este artículo en Quinta temporada al respecto. Sin alejarse de esa pátina autoral, el clima de desasosiego del cine mentado, y esa factura cinematográfica incorporada, la segunda temporada vuelve a la carga con Bloomberg y Horowitz en roles de showrunners, y con un Esmail que mantiene el cargo de productor ejecutivo y principal preservador de esa materia de hedor paranoico que tanto le entusiasma. Sin embargo, la segunda temporada también propone una serie de cambios de importancia.

Empezando por el rol protagonista que en la primera se reservó a Julia Roberts (quien se mantiene como productora ejecutiva) y que ahora se traspasa a la cantante y actriz pansexual Janelle Monaé. Ahí radica uno de los cambios más visibles, pero no el único; la segunda temporada arranca con el mismo grado de desorientación, suspense y misterio que la anterior, pero con una trama bien diferenciada, aunque con anclajes notorios con la desarrollada en la primera, tal y como se irá viendo en su avance por la temporada.

Su arranque resulta igual de potente que el de la primera, y preserva esa habilidad por capturar la atención del observador al otro lado de la pantalla. Todo empieza con el personaje de Janelle Monaé despertando inconsciente en una barca en medio de un lago. Tras levantarse aturdida y perder el móvil bajo el agua, consigue ver en la lejanía de la orilla una sombra humana difusa que arranca a correr al captar su mirada. Desde ese instante de aturdimiento angustioso, el personaje intentará reseguir los pasos que la han llevado a tal extrema situación sin la menor pista del porqué ni el cómo. Una baliza hitchcockniana: la amnésica desvalida que desconfía de su entorno y que deberá trazar el camino que la lleve a la reconstrucción de su propia identidad. Hilo que configura y marca el tapete narrativo de la primera parte de la temporada, luego saltarán secretos más oscuros y corporativos como ocurriera con la anterior. Pero de entrada, el detonante es ese despertar misterioso en una balsa.

Un arranque satisfactorio para una serie que no pierde sus credenciales ni cualidades en esta segunda temporada que seguiremos recorriendo bajo las pautas de suspense psicológico de sabor cinematográfico que han dispuesto sus responsables.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.