Review

The Good Fight: Review 2×04 «Day 429»

posted by Paloma Méndez Pérez 1 abril, 2018 0 comments

The Good Fight 2x04

Ha dejado The good fight un capítulo de esos para lucimiento de los guionistas y recogida de ovaciones. Plantean una trama doble en un juego de paralelismos, encuentros y desencuentros y juegan al despiste con el espectador quien tiene una idea clara de los casos en juego y de su estrategia jurídica pero no de la trama personal que hay detrás.

Así, mientras Liz (Audra McDonald) defiende la integridad de un maestro presuntamente despedido por su condición sexual y Lucca ayuda a su hermano a darle visibilidad a su servicio de ayuda legal a presos, sabemos como Marisa (Sarah Steele) liga más que un italiano en verano, Kurt (Gary Cole) vuelve con un ramo y el ayudante del fiscal del distrito va a ser padre aunque él no lo sepa.

La vuelta de Kurt era previsible, porque ya la avisamos la semana pasada y porque empieza el capítulo con una video conferencia en la que hace como los adolescentes, entender lo que le da la gana y actuar en consecuencia. Así que ahí decide plantarse en Chicago para reconquistar a Diane Lockhart (Christine Baranski) y poner fin a su separación de prueba. Diane, como siempre que la hemos visto lidiar en lo amoroso, es poco de mirar atrás y tras la fiesta de inauguración despierta en la cama de un camarero sexy cuentachistes. Y ella misma estima que ya está lista para acabar con la separación de prueba, recoger las flores del marido de vuelta y soltar la emoción en un torrente de lágrimas.

Lo de Diane no se puede mejorar, entonces no aparece mucho más en el capítulo. Los guionistas se centran en la historia de la madre abogada que cree en la educación pública aunque pudiera comprar todo el colegio y resulta que nos dan una lección sobre lo fácil que es jugar a ser clase media cuando se es ultrarrico y lo difícil que es vivir en la precariedad por principios. Así que el profesor honrado, que además debía de ser un crack para aguantar al hijo de Liz, recibe una oferta mejor y colorín colorado, los buenos reciben algo mejor que justicia; respeto, dinero y reconocimiento laboral. Además de justicia, que es de lo que va la serie y lo que ha hecho tan rica a la señora abogada y madre preocupada.

El caso de Lucca es que tiene un hermano con historia trágica de siéntete culpable. Y ella se siente culpable y cuando ve que la puerta de la honradez y las buenas intenciones de abre, entra por completo y al final todo eso con un lazo son 100.000 dólares y su hermano los negocia y los vende. Y de nuevo los guionistas nos dan una lección de lo fácil que es ser un abogado pro bono en tu tiempo libre y lo difícil que es salir adelante cuando vienes de prisión. A la causa por el hermano de Lucca se había unido Elsbeth Tascioni (Carrei Preston) para que la sensación de laberinto revival fuese completa.

Gran capítulo con multitud de guiños y vueltas que con la excusa de dos casos nos abre la puerta a las vicisitudes de los personajes principales.

Leave a Comment