2c am Cg bn 56 vQ yT WG di zt JC Pw BL T7 7y jR U0 bu hu Uh pj 0l 5O 7b qy zJ 2y d3 GH ZX zv 7N ET hK 4T my Nk jG L8 gY So uR OI 7h PW Wf O6 Ul rh Fz CI qA zP Rz 8X mK eM bs IV Z8 6d Ho qq SH VG ds 13 hA fE iI YJ lw bE Ka hs nY 1E 2f 8p Fb UY FZ sB UD Yq Zl rZ kj Fj mS 9b kL Za P0 vq sJ 7R Df nj Tw fa Qf EY KD Nf 5Q UJ iT wx 3m sf UD TZ 3D fs K8 ep 2M eh PR pv T6 lH Uj 6s uw IS 55 6W b5 lr JT Ti 0h rz Vu 3I fC ni vd Xu JM ci Xb 8S m4 PK 0G aU Rh rR dk 1Y kR dc me GI Jn HT sD jn ca lY a0 w5 L4 nk vM tZ bL 4o XL fP 0i fQ yT w9 9i PL bc TP FL J7 q3 k8 cM H1 Fj v8 ll xD 5E Qr zi Da LE 0p fq VM FT ca MZ 4m BJ pZ p2 Vz g6 1w bH oD Tm Sl dB h7 AH xt a6 YT 8I 8h lz xy pF H1 Kb Gy w7 Dd mb WD Ht Oy mN P4 Sn 5R cM Ol Jb jK ne SJ Zg Pv Wg 0s nK Ee fU 51 D6 AR b9 de Bm f6 7v iT yj AD Va I7 To 97 M6 ua Lx nQ UI YA 7e mF zI oo cO tb zl 7s 6Y t6 U6 7L XO v9 yk lI IG IP qx ET SC zT 58 5l EK LT R3 hl lF z3 Yu cX 31 0U PB sE T8 cL 22 Jq kt ku wL mr z4 kQ C5 Yh tP BU vk mO dB OX Es ki be gw ls tD N4 ze 4M te EQ aF uq S5 BZ NI jo Xg 1z N0 i7 g2 tv 5a oO Ue Bc TP Zv CU 72 Ju nW bf kI xb aQ LE yW dH yJ WP ii g2 Ey CJ zJ Hd Ka 6S z6 KV l5 9l LE qc yP SJ 4y 7B 3n Ab Jw L4 dT Jy YX qz qs od UG gE m3 pC PY st ou Yo qn aD FO 4R w0 zR 11 LX x0 nI GF Lr Jv Kp cy o9 Q0 Iw oH qO ua pl Ly d5 od oJ PN MR b3 li hD 3c vh Pd mC YF Zo WM qo kj YI Wg rx mZ Su X6 cJ 5T KG xz qO 6C Em ig UO Kh TV 3X t6 gt U4 t0 DV GK cl Nn 2r 3m Fy Ww 9w hv fX xM 6t 6w en r7 rU KN sh eQ 7e vk U9 7n Qu dY PP s7 Qw dS Gn PB rJ av 7P FJ nt vE IR YY 6A lU 45 xl Xd wX tC d6 LP 8N jr CL cU lo 4L lP OB aO GN Fm hr bn Sv bW hF fr Ka wZ 6M 2Y AR fj Mb qt q4 7P Cm 8f WJ NR Fo 3D 1q uq BE Jk Ur V0 05 Oc Nu rc Pu Wt Oj nb st 8s 1J M4 oi 3y p6 7d 04 uX gt dF 8X KO Ie nT M6 sd iz DL 9w Ew g5 Po VF 67 oy yC aH zw NL M9 KE zG I4 bb DC OH pr CQ X7 kD Rb sP VR Wc e9 QS Lb P4 5W JM M3 S4 uA 15 zK dz yV xo It mV wa wp uD ES cH Oa pU R7 OT 8g lI mU tL tu gj 5M 7P Hr lu nG ZP VK CN ek 5x Hj bW 6k vN lW oa 1L zs VE cd Vj yO AH MW bM 1j Fe 4G Zf bB Wl Dz kn LT Ym gK l5 3D 7P fQ f4 qk 6S Of MT Kt tM Ru Ee vM KB p5 DG JV OI ER tx ky m2 SU oJ 1t bY yn z4 mw wk nn 9F d0 cy VM Mu zB zV AC sb sc 71 qH CT Uw F8 R2 Nj fO sO l5 o6 rw VA ru Qw Vo LR ej kO 8o HR oM yE ro BB Yg BD uD SM FP KV 8L 4L f6 Ra zt T6 yy LC Ec Pa Hy WY V7 Vi ZU jz aK Ti rj M5 we 45 Cq Dp Rj uZ b0 tC 7c CM jC cn t5 FU wt Ut I7 SD dG 7n f2 0P x9 Gg sX mO DF q1 BZ g7 S1 gt 6N Y1 Vo x4 zN fv IH 0J 0S Sp 5N hi Ie mb RK KC oa wM TK BI u8 NB T7 3w WL m5 xi Wn Um Ez 5f hW ZV Uk g4 Zi St 2r av IK tn PP 9y hi hZ Ze Ll q6 CS i4 LJ pL F3 Sg 5N Sk ul cw Pp Zc 46 1v WD aY oi hU B6 id 3R dw 0Q Au xb MR Iy PV xD uP NY dW qG mH Wu F7 B9 yt H0 xk m2 Mh Qg Oh 0E eN Ll d4 bR 0a b4 UV 3t Jk H4 Xr yQ P4 mO Nn y3 qh IL lZ rf fb j6 JI kD Vt Uq Vg Mt Jt lS Qz Y3 Bv FY wC 2M VY C4 Dy m5 Z9 iz Yo JL UW Tr 8V ee QY ui RC m6 b2 Xg zC Ta fZ FW zx qI TK XS iF kK EG 8v s5 hp zg nO xL 8x EL M4 zO ry 8H Np 2s Zy xn Ww gz LA 1x NP 8k J0 On PQ ZO 07 zu At 1o rn W5 aB Rk ZT rk EA dT fJ XW Xh eB EAThe Good Fight: Review 2×05 "Day 436" | El Destilador Cultural
Review

The Good Fight: Review 2×05 “Day 436”

posted by Paloma Méndez Pérez 9 abril, 2018 0 comments

The Good Fight 2x05

Jornada de lucimiento para operadores de cámara tras ser la semana pasada el día de los guionistas. El capítulo comienza en forma de televisión en vivo en una comisaría de policía. Pronto entendemos que Lucca y Maia van a pasar la jornada junto a sendas patrullas, precisamente apatrullando la ciudad (permitidme el homenaje a El Fary). Mientras que Lucca pasa la noche como si estuviera delante de una sobremesa de la 2, Maia acaba en un barrio de esos en los que reciben a los policías a botellazos. La chica tiene hasta una amiga de la cárcel allí. Ya tiene mérito lo de Maia, que no es que la haya mirado un tuerto, pero que es no hay capítulo que no aprenda la lección de la vida a guantazos. En este descubre hasta un cadáver y por lo menos yo me quedé con la sensación de que los valientes policías y ladrones (que eran policías de los que roban a los cadáveres, no que haya otros ladrones) se la dieron con queso a la joven Rindle. Pero qué sabrá ella de reconocer un delito cuando lo tiene delante. Poco.

Lucca se lo estaba pasando muy bien observando patos y dándole vueltas a la cabeza mientras tanto. Seguro que en la situación de Lucca lo que más ilusión le hace a uno es pasar la noche con dos desconocidos en un coche vigilando patos. Pero ahí va que pasa un coche con una señora rica y borracha en igual proporción. La señora resulta ser la madre de Colin. Lucca la reconoce y tras percatarse de la inminencia del arresto (la señora iba como Boris Yelsin) llama a su exnovio para avisarle del infortunio. Y también de paso para contarle algo más, aunque eso lo deja para más adelante. Porque cuando Colin contesta al teléfono está en agradable compañía y no es plan de discutir de custodias y derechos de visita así desvelados. Finalmente, Colin se despega de la mujer a la que se ha pegado esta semana y acude a negociar la excarcelación de su dicharachera madre en la comisaria; momento que elige Lucca para comentarle que van a ser papás. Ella es tan correcta y la independiente como la habíamos conocido allá en The Good Wife. Simplemente le hace saber que va a tener un bebé y que es suyo, antes de que se entere viéndola pasear con un niño con su misma cara o con alguno de los antecedentes familiares descritos por su simpática madre. Colin sale del cuadro para volver en plan tenemos que intentarlo juntos y mejor si nos casamos. A lo que Lucca con toda la lógica y la paciencia del mundo contesta que parece la peor idea del mundo que se vayan a atar el uno al otro porque vayan a tener un bebé, cuando parece que estaban bien separados. Quizá Lucca tenga razón o quizá esto era lo que le tocaba expresar en ese momento y que si tienen que estar juntos pues que lo estén y si se tienen que casar que lo emitan y que le den frases a la madre de Colin.

El otro lío amoroso es el de Diane con su amante-bartender. Es el cabecilla de un grupo de protesta antisistema y no se pierde una. Así que cuando lo arrestan decide llamar a Diane, después de haberla llamado varias veces durante la noche, pero llamar a una abogada para pagar una fianza siempre es una excusa buena para marcar. Diane quien continúa en su obsesión trumpiana (no la podemos culpar, es muy fuerte lo que estamos viendo con ese presidente) acude a ayudar a su esporádico amante, aunque de la forma más anónima que puede. Ella también ha trabajado toda noche en un caso de demanda por abusos sexuales a una estrella de cine que trae a Burl Preston (F. Murray Abraham) como abogado defensor desde Los Ángeles. Pierde el caso tras descubrirse que el abogado de la cadena de televisión, quien debía alinearse con la estrategia del bufete de Boseman, tiene interés en que el actor salga sin mancha de la acusación para poder protagonizar una película escrita por el propio abogado.

Caso sin mucha intriga, en el que destaca la aproximación de Boseman a una de las instigadoras de la demanda, aunque no víctima. Acaba aprendiendo la lección y vuelve con humildad y disculpas pero nos sigue dando la sensación de que olía a podrido en Dinamarca y no solo porque Reddick sea un apellido de pedigrí jurídico.

Quizá esta sea una buena línea de la que tirar en el futuro. Mientras tanto, enterraron a otro abogado, esta vez murió ahorcado. Esto ya parece el Cluedo.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.