Review

The Good Fight: Review 2×11 “Day 478”

posted by Paloma Méndez Pérez 22 mayo, 2018 0 comments

The good fight 2x11

Y el en el día 478 estaba Dios aburrido de tanto abogado muerto y creó el amor.
Capítulo de situación para colocar las piezas antes de los dos últimos episodios de la segunda temporada, que no la última. Como ya comentamos The good fight está renovada para una tercera y en vista de su relación con Trump no descarto que vean el 2020.

El capítulo 11 cierra una trama principal que arrastrábamos desde la primera entrega el año pasado; el divorcio de Diane (Christine Baranski) y Kurt McVeigh (Gary Cole). Que las discrepancias entre ambos eran evidentes, no hacía falta ni medio capítulo más para darse cuenta. Ya empezaron así. De hecho, ya en The good wife la trama de un capítulo fue cómo los amigos de Diane le preparaban una intervención para hacer ver las diferencias de parecer con el votante de Sarah Palin. No tuvieron éxito y la abogada feminista, demócrata y antes contraria a las armas, se casó con el experto en balística. Muchos kilómetros de por medio, trabajo hasta quedar ambos exhaustos, además de varias infidelidades, los habían situado al límite. Parece que el divorcio es la solución que van ganando peso durante el capítulo. La incertidumbre dura hasta los momentos finales cuando Kurt va a visitar a Diane a su oficina para explicarle su plan de trasladarse a Chicago y vivir juntos. Nos quedamos mucho más tranquilos cuando Kurt confirma que no votó a Trump.

Pero el gran momento de respiro de Diane se lo dio su asesor fiscal cuando la citó para comentarle que sus inversiones vuelven a estar saneadas, principalmente gracias a la baja fiscalidad entre los más ricos implantada por la nueva administración Trump. No parece que la noticia tenga un efecto inmediato en Diane y esta piense en la retirada de nuevo. En estos momentos está tomando un liderazgo mucho más evidente en el despacho y además su situación familiar parece haberse resuelto en Chicago para su mayor comodidad.

Otra de las historias de amor es la de Lucca Quinn (Cush Jumbo) y Colin (Justin Bartha), parece que decididos a estar juntos en esto de tener un bebé. El problema es que el padre parece cada vez más seguro de obtener la victoria en las elecciones y por lo tanto de tener un futuro en Washington. Es entonces cuando las ofertas empiezan a lloverle a Lucca desde la capital. En general todas parecen buscar el mismo perfil, menos una de un matrimonio muy cercano a Chicago cuya residencia anterior estaba en Washington.

Más amor trae el caso que ocupa gran parte del capítulo. Una web para desenmascarar posibles abusos en citas, la cual los dos empollones que hacen el análisis de las previsiones de victoria tiene un gran interés en cerrar. Finalmente lo logran, generando un gran debate en el despacho de Boseman.

El gran caso por resolver, el atentado contra de la vida de Boseman (Delroy Lindo), se resuelve cuando ante lo que parece una nueva pista de la policía señalando a un hombre negro, mientras todas las pruebas anteriores apuntaban a un acusado blanco, Jay Dispersia (Nyambi Nyambi) reconoce a Daniel Whitehead como el policía que aparentemente habló con los testigos que colocaron al hombre negro en el ascensor. Nada más lejos de la realidad; había disparado el mismo en represalia por el caso del policía corrupto al que se disparaba mientras estaba infiltrado.

Lo dicho, buenos sentimientos, mucho amor y mucho propósito de enmienda. A ver lo que les dura.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.