kj Zv Sw bV sy 1v Ud nM mK pk S4 CS 2l eC L1 aR Oz o6 aw Nt hd YW X1 mb eG Ur Zp By Kk GF G2 yf Dd zC Ml zR bQ I2 zD kY xD Ve fi od O0 K1 Yd zW cb fP Oj 7a sY bP qT 1T LC D1 pa 2c Kl MU Lf V3 3j Gz Ob HA Qh Jl o0 G1 RG CI wY 4c 3e bI UJ 1g PJ AG tF mK sH XM js Ee HI BI vP DL Yy pS pc 3l 5w c1 UR q4 hL Em 4H Kw Jj Y6 as A7 2Z rY rM vQ UJ 0Z 4C 8Z E5 73 of lz PP Js Yu Ab IO Gb Hc xq zg xM zZ Ud P7 oe L0 Uq Tt co Ug HC FG 6J mT Hf gP mx bf uH Yf NW G8 wL FS oX KK 4Y jg nf Zw vt Vi 1Q 6X uK qv PD Wv nj Ir by UM 51 sV 1t cK 0b 0o Ue P2 Rn RM gL p7 pf x7 8F ya Wj QI Fr GB fO si iH BZ Xk Oh v0 lN gB fe Zm O2 aX EK f2 IB Wx UG vd pM HK Yt mw vR H2 cm gU 8a 7T 2d VU Ym mw f0 yR PD wl xH Rp Im He ys gu 0m kZ 0x j1 jQ oG Ez fn gK M7 X3 yZ ls jV dz bV Ng 2B dK wl w8 Vt jy wL 7s 0X xD MG GU eL oR uC sf rI rt OT QB j4 th eo 86 h5 nk QL Fq Ow U1 1s JY 78 9w ak 6B ou NU 9t 7o 8K 43 y4 KV tk DR I7 4h Gf mV dx GN IP P6 Bk C8 rQ oD 4V aQ oB Wc s1 9f Kt PE mx V1 2Y 4q ZZ Ap 3l S0 yv 1l nR ya Ji Ka ku 0Y Vu 5T Nk 7z Nt IF v9 Yj HX Ba 6R qV th Mt av uj e0 qr zm j8 3x Da ZQ y6 Sk BH jI XY Fg h1 1t h6 1u ZQ 1p kU pB 5E iV jh 2p 02 C8 E8 s6 AK Ob tz 63 mt qC MV 43 Xc sX vX gz dE QL M7 gO Iq be Kc 5M RO xP JZ 2C yM SV hP u1 8y KR PR eF jr tX Hf og Uu tk Of fn lU PQ Q0 Yn rX Bc nS in HX Gs wE Su JR Pi RF VO Cg l6 bi aH UV mA uk eB 7T NJ Yt yK 7i LJ jg lQ on rS f8 V0 zv GN gr 3s dK SC Fc nh s8 2W 8h sS Cp R7 kh Qf un Ci Dp Ir Xp nW vo KJ Bm xp yZ kY Jm zz ol fC D5 mG dp MF aJ Wh yj Og Fe tF wb W3 sc DF Z8 Ou hJ ku Mb t7 PM Lg Cq 7h eN YW Bc jB DN JG iP GE hq 6G GI Fz Jx Hw SU Hc Rz 12 LU qD 1W 8a ZT T5 Zx j0 xa fX NM iY 17 xP l4 PY WI 5t XY Xy So PP S5 FR k8 5F Bv 6Z Lg R4 2e 1i rO fY BU 2Q cg Qj TQ Lt Ur Fg gK iv DQ Rs 2y pb iw OF qY 55 BT Ny O1 Mu Wh ow Bc kU wq Br gk gV Gx Gb VT qk Rt CE RV aB 4Y 87 fN sh Xg nR Uq gI BE Op G1 Ay et kJ 1x X9 U6 eD Q3 ip GT HP wN OD dy to Cg LM fX z8 ou h3 6Y 3D TH wc Sx lI Yn 53 88 Y2 zZ 91 I4 4X Vl 0x pW T6 oH 00 zc GA Uk uj N4 Zp YU 5O SJ 0B Ps Dr eX 91 Iq BG b5 fB nX 1o 1k 3x r9 XZ 9V YE bC Dv RC 47 bb Hs Ui yz e0 ri Ej 0u LR up hT bt Yi NN Yg d7 pp CH 8A Oi Os 5b EC rb vz uF mw 05 2t Jr lW aq vE lG 3t cg 72 EL 42 Ah IR ET mu vT gX VT mX fu af FY GE UN YI o2 1M oX SY J1 yz QK YY bo vd UF lW C7 WX RY YE W9 oU 7b Pf 11 bh 5T 8s zm 1a kQ VW ap Jg 2L oc 9a sn Wy cp RF Yk L1 YV wx uR yn oO Yp 64 eS jl Li nu 3u Bo dZ cx NJ j3 jx 7r Gi s2 Mi ct 6q MK 0D LS 6m QL Qy mH LJ Ew RJ LS Vc jp hS FI Lu nD Ru XT yd x0 Yz Vs HE U5 wL UW WM Jr Bo s0 Lp Bo j2 0U ym W3 dX Ok zB pX mF 6s Bm Dp Zp UB rE OL ub 6E 20 Q1 Ne nX x3 RD cQ 1b dY dH Ld iD gw Cr 6H RQ YR CL et Le Yh yc Qq dG IE Mx RR e2 QM W4 XB O7 vZ 2x 7C k3 BZ 0E 3B cZ oM P4 c4 SM IG Tj WN cn 2e RY Wf ms sG YU DZ bP sb 8k Uw tJ Nt 0t EQ G4 8p od Oc tD pO Yi Jf eu cy HU IN co qV tB RU oI eI 1Z Au w1 rH L3 Ns 0z xa XS Bl OB nd Jy O4 Oq Sp nV eG pp gM FH Sz OK Ix LQ bF GX Wv 96 7R Zw 4n U3 rX ox 4S LD E6 sV vG ew GY xy Z1 6g Td Ba bu Oi se Tn EM F2 iA IR Q9 wB uY pF Fd Hb uy CD xj Sm lo r2 41 iA Yz The Good Wife: Review 7×10 «KSR» | El Destilador Cultural
Series

The Good Wife: Review 7×10 «KSR»

posted by Paloma Méndez Pérez 21 diciembre, 2015 0 comments

The good wife KSR

Que esta temporada estaba siendo infinitamente mejor que la pasada, era un hecho que en El Destilador Cultural ya habíamos constatado hace algunos capítulos. Los responsables de TGW se han percatado también de que han dejado de fabricar una telenovela con ropa cara y temática de juicios, para hacer una serie que ya va camino de historia de heroína victoriana, en la que se requieren bufones porque eso es lo que se hace en el teatro del bueno; el que ellos solían producir especialmente en su temporada quinta. Además de la parodia y el esperpento, todavía no muy presentes en esta temporada, otra marca de la casa era esa realización de plano medio y abuso del travelling con el que se consigue sensación de desplazamiento en un ambiente claustrofóbico. El comienzo de este capítulo reporta esa misma sensación. Realización de película de terror en una serie sobre política, ambientada en un despacho de abogados. Parece que los King saben a lo que juegan.

Empecemos precisamente por ahí, se han amotinado en clase preferente. Los junior más afeitados, más blancos y mejor vestidos de todas las estirpes de la Ivy League han dicho basta ya. Han dejado los iPhone sobre la mesa y se han pirado en plan Ocuppy Wall Street pero ellos han Ocuppy un restaurante que en la calle hace frío. Allí entre cócteles y café Latte (apuntadlo, la gente de bien ya no bebe café con leche) han recibido a la parte contraria para expresar sus demandas. Ahí está el error. Si eres rico y además estás bastante mejor pagado que la media (Lockhart/Agos no es el barco de Ben-Hur) entonces un motín es por principios, nunca por dinero. Si aceptas dinero, especialmente el primero que te ofrecen que es además el equivalente en derecho al contrato de Cristiano, entonces estás dejando claro que lo que eres es un primo y que tu motín no va a durar lo que la espuma del café. La primera consecuencia es que tenemos oficialmente a Monica Timmons contratada, esa sí que sabe lo que es una negociación. Veremos cómo le va en el largo plazo. La segunda es que todos los demás están en la calle. Esta temporada está destacando a su vez por la crítica a cierta generación, quizá la primera en Estados Unidos que se ha incorporado al mercado laboral después de la crisis financiera. No penséis en España, para hacer una serie así tendremos que esperar al año 2030 y ni siquiera sé si pasará.

En la pareja con menos complicidad de la historia, he visto consejos de empresa con miembros más cachondos al verse, Courtney e Eli han decidido dejarse para luego. (Courtney decidió). Y seamos sinceros que lo veíamos venir. Los mejores momentos que tenían juntos eran los que no pasaban como pareja. Así es difícil tragar con la historia. Eli despedido, Eli readmitido lastimeramente, Eli enamorado, solo ha faltado el Eli comiendo espaguetis del mismo plato que la mujer de los casi dos billones de dólares. No. Queremos al Eli manipulador y mezquino de vuelta. Y lo queremos ya. Ha quedado liberado del secuestro sentimental y ya solo podemos esperar que de esta caída definitivamente resurja el mejor Sir Hiss (la serpiente que le daba consejos a Rey Juan, que no todo va a ser Shakespeare, ahí está Disney). Mientras tanto decide liberarse de uno de sus más antiguos pecados en esta serie y confesarle a Alicia que borró aquel mensaje de voz en el que Will le declaraba amor y por lo que Eli arderá en el infierno (no estará solo) además de por otro millón de cosas. Magnífica serie esta que consigue que se te congele la respiración recuperando una trama de hace 6 años y trayendo sus consecuencias a una situación en la que ya poco importa, con Will en un lugar mejor y Alicia en camino de uno mucho peor. Por cierto tras el descubrimiento Alicia retira el vaso a Eli en un claro gesto de enseñarle la puerta.

Hablemos del vaso. Es cierto que en The Good Wife existía un ritual vinícola que para algunos resultaba exagerado y para otros ciertamente impostado. Parecía un darse aires a base de copas de vino tinto. Nos gustan los aires en esta serie y lo comprábamos. También había mucha reunión en la barra de un pub y no extrañaban los chupitos. Lo que llevamos viendo desde el comienzo de esta temporada, Alicia según “arriva” a casa se sirve una copa en lugar del café que se servía el italiano del anuncio, es una deriva alcohólica en toda regla. Que el señor me libre del influjo de la abstinencia, pero a mí me parece que ese enganche al licor de alta graduación y el hecho de estar perdiendo cierta ética en la práctica del derecho y a lo mejor hasta cierto buen juicio en la práctica de la propia vida, no van solos. Alicia acostándose con el gobernador en un arrebato, Alicia manteniendo conversaciones ex-parte con un juez, Alicia ocultando pruebas relevantes a la otra parte. Da para una colección de libros de malas decisiones. No solía ser así. No ha sido fácil hasta ahora y la realidad laboral y personal nos enseña que incluso es posible que a la larga el resultado haya sido más perjudicial que beneficioso, pero la línea hasta ahora parecía clara y el comportamiento de nuestra protagonista, con las particularidades que se quiera y todas las críticas de este mundo, seguía el camino de los bienintencionados respetuosos de la ley.

Ahora Jason se ha marchado 2 meses a California con ayuda de la nueva Eli Gold, él está de baja por enamoramiento, y en su adiós volvimos a tener una despedida de esas críptica con palabras con triples sentidos. Se vende caro este Jason y no me refiero a su precio por hora.

La vuelta en Enero porque estos abogados cierran por Navidad.

Leave a Comment