Series

The Walking Dead: Impresiones 6×06 “Always Accountable”

posted by Omar Little 16 noviembre, 2015 0 comments

The Walking Dead 6x06

Tras encender todas las alarmas del tedio posibles con su última entrega, The Walking Dead regresa en su sexto capítulo instalada en ese punto de no retorno por el que pasa temporada a temporada. Ese acto de masoquismo que todo el que no ve la serie le resulta tan incomprensible.

Sigue leyendo a razón de ahorrarte otros valiosos minutos de tu existencia

Superar lo pésimo se antojaba fácil. Solo se requería un mínimo esfuerzo, una pizca de dosis de acción. Y así ha sucedido, ¿pero ha resultado suficiente? NO, y a estas alturas la sensación cíclica es demasiado abultada como para pasarlo por alto a los responsables de este producto.

A priori la historia de Daryl, Sasha y Abraham volviendo a Alejandría después de escoltar a la gran marcha zombie debería deparar alguna emoción, despertar algún sentido…pero lo que hemos vivido ha sido esa creciente sensación déjà vu de la que esta ficción nunca ha podido desquitarse. Aunque ahora el agravante es que nos encontramos en una sexta temporada, y que lo del grupo de humanos hostiles que se cruza con el trío protagonista como una amenaza ya se ha recurrido en infinidad de ocasiones como para volver a hacerlo sin variaciones, sin peculiaridades. Incluso Daryl apresado por tres tránsfugas de ese nuevo grupo de malotes, para después liberarse, apiadarse  y ayudarlos en su huida, para finalmente (bostezo solo de escribirlo), en un giro inesperadísimo de los hechos (sic), ser traicionado por los dos supervivientes (si os explico cómo muere la tercera chica me llamariais de embustero para arriba), quienes además le roban la ballesta y la moto, es algo tan trillado dentro de esta ficción…y ya no deberíamos estar dispuestos a pasar más por esas tramas perdidas en emoción y significado. Eso sí, todo ello envuelto en el escenario de un bosque calcinado (¿era este el apunte de originalidad para el capítulo?

No han ido mejor las cosas para el jugador de WWF y Sasha compartiendo refugio en unas oficinas con la presencia de un zombie Deloitte. Lo qué hacían ahí encerrados es algo que no saben ni los personajes. Suerte que Daryl, ojo de halcón, ha visto la enorme señal dejada por Sasha en una minúscula puerta, y pasa a recogerlos con un camión que ha encontrado escondido tras unos matorrales.

Uno de esos capítulos en los que no hace ni falta desabrochar mi vena hiperbólica, ni recargar el texto con gilipolleces, porque todo es sumamente ridículo. El problema, como suele ser habitual, es que ya han transcurrido 6 capítulos, y pese a los fuegos de artificio vistosos de los tres primeros, la temporada anda a ciegas. Faltan dos capítulos para la mid-season y nadie es capaz de decirme de qué cojones trata la sexta temporada. No ya en su un profundo nivel temático, sino en el plano argumental.  

Ojalá me trague todas estas palabras en los dos siguientes episodios.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.