Series

The Walking Dead: Review 6×08 “Start to finish”

posted by Omar Little 30 noviembre, 2015 1 Comment

The Walking Dead 6x08

Tras mucho esfuerzos, y minutos irrecuperables de nuestra vida, nos plantamos en la mid-season con la misma sensación…¿un capítulo decente y con un mínimo de ritmo justifica toda la porquería zampada?

Si no te has rebozado con las vísceras del último episodio de The Walking Dead deja de avanzar

Solo en la primera secuencia hay más cine que en todas las temporadas de The Walking Dead juntas. Una siniestra música sonando en un tocadiscos Fisher-price mientras una fila de hormigas penetra por el marco de la ventana para rodear y zamparse una oreo para ignorancia del chaval miedica de la flamante novia de Rick. Un personaje que tendrá una relevancia capital en los últimos compases de este episodio. ¿de verdad cuesta tanto incorporar metáforas de manual y hacerlo con cierto criterio estético? Pues, al parecer mucho.

Tras esta inquietante introducció que presagiaba cosas buenas, al menos mejores que la fiesta de residencia de ancianos de los últimos cinco capítulos, la acción se ha desarrollado según lo esperado. La caída de esta torre ha abierto un pedazo de brecha en los muros de Alejandría, y todos los residentes han tenido que dispersarse y refugiarse como han podido en hogares propios y ajenos.

Megan se ha quedado colgada en una torre de vigilancia. El grupo más numeroso, con Rick a la cabeza y la senadora a quien le cae una dentellada en la huida, se ha refugiado en la casa de la rubia de Rick. Por su parte Carol y Morgan han terminado en otro hogar inhabitado, y el Duran Duran y las otras dos chicas se han encerrado en un garaje. Todos ellos retenidos por la masa zombie esparciéndose por las calles como una plaga bíblica. Desde el exterior notas testimoniales de Glenn y Daryl, quienes seguro tendrán un papel clave cuando la serie vuelva del parón.

Aunque la mayor parte de la acción se ha trasladado a la casa de la novia de Rick. El episodio de odio entre Carl y el chaval de la rubia de Rick ha terminado estallando en el peor momento posible, justo para abrir una ventana, y luego una puerta de entrada a las hordas de zombis que aguardaban en el exterior. Todo ello, mientras en los pisos superiores se trataba el caso de la senadora herida de zombie. Cuando se han visto acorralados por los no humanos no les ha quedado otra que hacer un Michonne y marcare un body painting con las vísceras robadas a un par de zombi. Incluyendo el bebé y ese chavalín con el que arrancaba el capítulo, y que asiste a toda la acción con cara de alucinado.

En el otro foco de la acción, Carol y Morgan se han enfrentado físicamente, después de que la primera haya dado con el follower de la familia Manson, que se había quedado encerrado con la doctora oficial de la villa. Como si no fuera previsible, finalmente no hay acto de redención en ese ser diabólico y en el momento en que Carol y Morgan se enfrentan delante suyo- una para cortarle el pescuezo, el otro como el nuevo Gandhi – el Manson aprovecha la situación para hacerse con el control, dejar a los dos tiesos, y coger a la chica indefensa como rehén justo en el momento que irrumpen – oh, sorpresa – el trío del garaje, al parecer todas las casas están conectadas entre sí. Finalmente hemos visto como el Manson se iba con la chica fuera de los límites de esa casa para buscar un suicidio asistido.

Volviendo al grupo de Rick, estos han salido al exterior por la puerta principal cruzando en medio de la manada zombi, y han dejado a la senadora a su suerte, quien ha aprovechado, antes de palmar, para volar la cabeza a unos cuantos zombies. El capítulo ha concluido con el grupo de Rick rodeado de zombis, y ese niño cagadito de miedo llamando a su madre en voz alta y dejando la surte de todo el grupo en un insípido cliffhanger.

Capítulo que mejora lo ofrecido en los últimos pésimos episodios, pero que aún y así, se antoja escaso para una mid-season. Utilizar el factor horda de zombis para subrayar lo claustrofóbico y peliagudo de la situación podría haber dado fruto a situaciones límite mucho más potentes, pero sabiendo cómo se las gastan en esta serie, parece que no se puede apuntar mucho más alto. L introducción ha sido un mero espejismo del resto del capítulo, como los tres primeros episodios lo fueron de la primera mitad de la sexta temporada.


1 Comment

tukutuku 1 diciembre, 2015 at 01:19

Muy bueno el análisis. Me he reído bastante, porque reduces muy bien al absurdo todas los sin sentidos del capítulo y de la serie en general. Saludos!

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.