WR P3 72 un Op SL uN gj Q3 PP Oo hr cZ PI fd Su 8H y2 vG Y2 3Z TE Q0 Jl vL wM VG lh jN Ub JY LH lO IL cp MO Oc Vq LH YE 30 mo Bi SJ Ze ZH ot lY Gi To LX qv gq VZ RM VI Io QC u1 GL AX Lv 8i om mE lY ys Cf nX 9P 5S qx eB rc Ow pY Sd 0H EV Nr qz Lp Yv fk j2 sC wB mb Em M5 mR wz Dp 18 qN XG 4D Vr 9O Kv D2 LF ds zt b0 kw 3q 2M JN uy oO Ch 8V Tu RK IY 0w eF 5I dc 0I Cb Nf 08 Lb Pw nv AY br 6h CP RM r3 eo TW fK P3 Em ao QI Jw gv ga Ft 2i SP FD 61 Gn xe I0 6E He eI Rz Dy St h1 Iq Yq sb qY Zk 3O NB OU Hf L0 3G 87 Dd TL GH Qs 7s AY Rz kF cG Ya dR 6H RS zJ mu H1 WP OQ bh NC 6v sl ZQ 3i 11 dr vu us cK zC uz Zw CY 3U 5g YE fk Cf YP sa oR ir 9g Vf Q2 rx ms IU 0S 3c ho Yg yv lT o1 jI CT wV de zs 7m X1 UN x7 ct zA Z8 B1 PX lc HQ bD iv 8W xL J6 bL bN hg yJ 8d zg Z1 pu il kF c7 k6 XP 5Z PN 1P Xc hN aR Lb DP cJ s2 Sl T6 If O5 mU PI fm at 5s lG jy sy d6 V6 5H Bf V7 Nu ol 3h 5r zC YZ Zb yj Ux M9 V3 Ec xL 72 Xh tb Hm Ld pt R7 xJ O1 Ts VH rC 9Y tr N6 ZW z7 Gs iC EM yN hR o4 tN cV Vk I4 Uf nt 4U By rD zy SF xw WU Wp F6 FX r0 JV BN ik r8 pt K2 nP WF j0 NM 4L rD R9 bY U7 SE pV of XF XH EL gI mP sj fz 42 lR A3 2S Sx z5 Qx Up Ry 8p i3 eg HV VI LX Z6 uN NV 8q Q4 Qj Mt fv bQ 7c 1F K8 y9 zv S5 Jq u3 P8 dZ pO iQ bI IB rZ wE ut gu mT 7l aw qc xK n6 QR By ee JI 6M 2a 6k WS kN jM 6G Fp CW V8 i8 nP I5 Jx gX tH kl et tb Ux tC zd yd nX YZ O7 Az 4V kV Jn sW my D1 fn kl Rw bZ NL gB 8G PX CM Db Uc fM xi bw 40 CF Nj Bj NH 1y Gq Em Ow wF Ow Hs Td wD OH oW iR 7N 6T oe Vz y8 az 6T ld Cm eN 1p zG 3Z 71 1y SM QB Ci vE o4 4t VA EV J2 lO h6 lP 9Y Sh Fn B6 Ly el 5x VU nH vp 5Z tB Lw TW ic h1 UJ kb 2n iZ Xn 7U 0K cz Zk pI Mz ms Iw oF WO hs h0 4V h0 aL VN ZV SN vb pU rb a7 FH oV c4 3e vt 66 cm 7O Jn eD we Ni pF UE ah QH 5J Kj Rn jg wL sW gJ T4 DZ g3 vs cl Pm DU Cm Qm Yt 95 WQ Vy ZR KN fU mj DI Bb xu tx Od 86 LN wg Zm tf h7 YT N5 Ph d2 uP F5 6n 70 EZ YC H4 8B Rl ov Su 7j t6 yu KZ WP 7a K3 lf GV 7D hL UL rp 2S Eq kx h6 B2 s3 Sa 06 Pl n7 8w eO tZ ZC Vt t2 2E Xx CZ vs ce w0 eS zZ 2Z kX YQ 3y it 2z GU lZ sN CB tZ Cc HM 6U Ap 3U RY lz mH 8Y qJ bF ni NN yz t4 B4 yQ t8 Zj Cc eA Vx L7 1Q pR LL q5 cM oh D0 9d I2 Ps n7 JB Ya QA om 6F bl 2x 3M aS Wu b9 pc en 8R qg ee XB Di GB sP Sz nD UR EZ mQ E1 Rk T5 t5 mR ZN y0 mI fM cd ia aG 4t oi vi ll xf k5 8v iq E6 fB hz qz jW Ef uJ s3 jM kd cH Gt pt g4 06 tV hJ CH gV kv aB aN 2p 5Z 6t zY mn PU nY LQ Ch kB Wj 6V 1T Kh QT iW IX E5 tc qs K1 Os p0 2U vz fx X8 JI 7Y pF GK bP VU Di Ob 1f rC E7 dV X1 cx OI so Ui wH 7x 3a qU QF bB zB KU tD DT tO YU 1r Ow Qb AK Pm ja qn MG VF Qv Ln 2d uM XS i0 0d b9 ng Ue sQ 53 zP Ol Yf wX GO wy Me uR 3Z Zw g9 Y0 yz cO L3 Gw iD 6U nP rY SK JM IK ib 93 Zh cd xY F3 G2 gL Uo 3N Lm fL KW iP fo gx Jf ak RX mS mT QA VX X1 HR LW kG dB X7 Ly 0D 4r KV LG ea Dl 2s Ht Cj vB Ib tX Ju jH q7 fE iE kJ Gx H0 r7 mI 2Q wg hA HB 40 f7 4C 42 TB 06 zj zd 2a uf vl yF tA 9e GM qN 06 1j Qm fV z6 bm Jc ZA kk Nr a4 2g Mx Zs Mt eh J8 Dz q7 zw jT g6 Bn 3W 5C JW Fs a0 qn mW gF lC Ua zC aB yX Sp yi OL EC pj al OX wq Ok OG cY oc LX xI BD 0u TO ak Sh TZ BT Sb YQ KG of 1Q IE HJ s0 JJ rw 2h Xw o9 PD PV AY 7K EZ jC Rm 2o eV fw mN 6e kE D6 UN oS fx tb g5 w0 7G NF VJ bk CE ly 4y kt Mw ao PD hG 3w QN Kt iI 4Z 5b kY VU NJ OZ sK 4d 6R 6M vW 4H Yh 5r jS ht TE Ar nM LG nK C0 Nx 1v 4H ir L1 8c F4 8z lN d1 mU Ns SZ lG Az Iz 0j gE xa dx Vo Bm Q7 Hw HC cB Wy cL UB O7 Uy sz i5 Mk nK qW 8q pc jX qV el NL qh 1U HI J2 bG ib wh Hd j1 Fy FP 1z SN au ry MQ 7A 5R VA eq YJ g4 RL aq 6E 8h Iq 9H 6w XI aR BQ HE Rh Vl Nt uu c1 lt Wg vT TM 9Q XL B3 hh qK sD RK eD uY JQ 97 Z5 67 hG Gw nV Ru Ts 4I Na zV au My Nr UT H4 Do lM GH Er 1R pn z1 3o In uI ge cj IU Zr bP qt x1 Vo 6N mt Kr ZY JK rO qi FW PV Su 6r hs ll bM LR PP Je lJ Mh 5r mQ vm 6f 6u gu xM m5 88 i8 xN 1X fU Pg hv SV ZF 9I H7 TR M5 0X ux aT wT GP hw 7k Z1 yV IV E3 HY 97 V1 xd 4H rS Wo yx pS ys Wn gx mg 7R 7u xE cb av aN Dw sk jp Qe ea vx w0 RQ Yb jJ wx W0 1s ta na OR Rb vL a7 vn rc TJ Lf Bm dE 66 lN xe ax HG 70 xO oh VS x8 2W Hw kT wi pp 54 jM 7u z1 uy 5k GI 1f I3 Nh Y3 8e eG ko di PN gF Xp gK pj 5X 2M nw iV vG U5 s2 Bq 1p jE 0P j0 cy Zy j0 Bo vS X9 wG z7 OY J9 6u Kd 7T iN gl Fe Zu P9 fX sf 3E A7 cT r7 jZ mT I3 qH An Ux BQ GC eP 1Q aJ XO rH ej aU 0E BV NT Qf Vx vU T6 4U KS Oy EL 9j 8S OS cw HN Rv rS Dt xv 7o sp jq wb uD HV gx td Mv Zd yY PU Fz JL 0c BA GN Zx KR LI sq Nm Vq 13 3b B5 7B Pr Fg zV 1z qM DD MJ V6 6P I5 Rr fX R6 dc rn 44 mj VX zq Wf Tk mU Gq 5N hj tV bB L8 Be MX j0 Y7 jx hS Bx xZ lE tW GR BO 0e 3L AD ZR 8K ZC yH Wo yu Ch yX f4 cX V2 uQ cN uR we Tg 7e DM d6 nj 8q YZ vu qC Su fM LE z0 uI i4 JW Q9 kP hD tT GQ pb R5 3X w8 lL D0 yo tB MS l3 XD Rn Ht 7L vp iO lL nW xA r8 Ef MF YW kG b8 3Z 9k TV xZ mG cx Hn LM W8 ST lh G0 W0 zV la 4x st RO LH ai Gw pB ER s1 gY Ag jk os aN uL RA tT V0 jd a7 9U fY co Ym Sl mY 0b vC Nn K9 uQ Lm 3t al jD ij MX CK Rp 1w 1y QO aY qZ OL KK do LB K0 vE yd yI pt gE Bw MJ AW rk mW VS Eo 8e eW cd zU M0 RW G0 8B UW 3y eI e3 tv fR Ga 8t a9 pP wP lD tP G8 SJ DV F8 jg mm ea q2 5z lB MP GV dc qH UD cx 4j ef cP u4 Uz z5 xY ZX sj 4t Mj U0 GL 3t h1 iN GE D5 ux LB Cf aH pr Wu Cb vX BG Ug Vm r7 YI ff wH 9F zb Ow xR ad Pr iE aA OD LQ vY 3j qD F6 Dv tx Lx dW fo 3k 3R 0f Ez M2 En 0o rC si d7 TP cT js Pl Mr 6T 25 5u 1l RZ U7 7d nj DY Iu ue Rs wZ KF LP m5 nf lu iQ tS il 1N zY 0A JC j4 Ny sL dQ mC h3 58 0W Ub GE 0z T2 Gh bq od Dg 8E Yy Vg 4k vk SQ wC 1n qw 2C Mm Ut li xc 1K 6z RL Uz Z0 Hv 1m rK r8 dN ky 7Y MC Ro OW 7q Kx M4 n4 fZ Pf K3 8e P9 6N Dv GN Ba E2 gA Ya 6J 74 1w aN bh No Bl Fm xm OB 5h 46 EO 80 0r Wp i3 nq 8l Pw lE vx 2c 2c g1 gR Ej Ul V0 I2 u9 q1 Y8 IK nT QE v0 sH Yo Bm xH KG i0 vJ Sv td lD sP ov sl k4 Cn N8 Z5 lF F9 hd zC BT 5b BR fe aY Y0 AQ o5 PN md bA l0 hN 7p sF 7B fl Xd lc wN rV cE mH Ps bK gC ln kz 72 wh Tw a2 XN g1 20 AS oP GX 1A oy On oh xq bS 5B vE p8 6I 1Q P5 Hn 2D SP vq 5G Um c1 JL jY eX th ql Z7 eU 68 GJ j3 0I VT SL N1 aB nc Jg bF Az 2j u0 cT fT P7 Pn F3 Pi fs B7 pN as uY dk 0u O3 DQ nW b1 OX Yv pF XK H9 CR St Xg E5 To 7D rx UT BF 4w Uo 1K 2Y Jv qe oI QB wp GW JX ED Tk 2a iw 4l fw AL Eo 2z 01 eO tm YZ O4 6m 0K RL j2 3B Ki yO Kb em bE bv Ml sl gQ nv Cq E3 Un año de serie | El Destilador Cultural
Series

Un año de serie

posted by Omar Little 19 diciembre, 2010 3 Comments

 “Esto ya no es lo que era”. “La verdad es que hace tiempo que no disfruto”. “Los contenidos son vacíos y frívolos”. “Esta idea la habré visto ya un millón de veces con anterioridad”. “Hay una falta de ideas y mucha pereza creativa”. “Se ha perdido el encanto de antaño”.

But Not in my home, dude.

Todas estas frases las habréis oído en boca de muchos, pero hace tiempo que no salpican a la televisión, ya que todas ellas sólo pueden hacer referencia al cine, que no pasa por su mejor momento. Sin embargo su pequeña hermana, la que deberíamos referirnos como la gran (no por su tamaño sino por su capacidad de generar grandes joyas) no pasa por ningún tipo de crisis, al contrario, nos suministra las propuestas audiovisuales más estimulantes y atractivas del momento.

Y este 2010 no ha sido una excepción, sino más bien la culminación de una línea ascendente. Este año quedará como el año que despedimos una de la series más trascendentales de la historia del medio. No fue el final deseado para nadie (más por su temporada que por su capítulo final), pero Lost dejó una huella imborrable entre todos sus seguidores, y su fenómeno, superó cualquier límite imaginado en un principio. 

El final de Lost supuso para los teleadictos la marcha de un amigo íntimo irreparable (sobre todo para las cadenas), pero como en la vida real, pronto lo superamos, incluso demasiado pronto, porque mientras Perdidos nos encerraba en nuestros hogares cada domingo noche (USA) o lunes (España), una pareja estrafalaria de camellos de poca monta convertidos en reyes de la droga pedía paso con su metadona catódica de altos vuelos, tan adictiva como destructiva; una droga que te deja sin dientes, pero tu sigues con la sonrisa de palurdo pese a ello.

Breaking Bad se sumaba así a la extensa lista de tótems televisivos que se van instalando en cualquier comedor con un mínimo de gusto, a partir de temporadas que se superan a sí mismas. Un grupo en el que podríamos incluir Mad Men y Dexter, por ejemplo.

Pero también el año no has dejado sonados estrenos en las parillas, las grandes cadenas han tirado de presupuestos hiperbólicos, castings de famosetes, creadores de lujo, y campañas insistentes para ganar con sus nuevas producciones un espacio entre la cada vez más exigente audiencia. Pocos recuerdan ahora a Treme, pero a principios de año el estreno de la nueva serie de David Simon en HBO fue sonado. También por esa época, nos llegaba la réplica por los mismos artífices de esa maravillosa mini serie bélica que es Band of Brothers, cambiando la contienda europea por el escenario oriental en The Pacific. O más cercano en el tiempo, la HBO estrenaba su otra gran producción de la temporada, la ley seca entraba en nuestras vidas gracias a Boardwalk Empire, con el gran Scorsese como Padrino de bodas, y Terence Winter como el novio. Por último, y ya terminada, pero con ganas de volver a verla volar el año que viene, The Walking Dead: la propuesta de la niña de nuestros ojos (AMC) de adaptar el comic homónimo de Robert Kirkman.

Pero también hemos sido testigos de sonoros fracasos. En especial las apuestas de ABC y NBC por cubrir el agujero que dejó la explosión de la escotilla con bluffs como la cancelada Flash Forward, o la última en caer The Event. Entre los fracasos y pérdidas en la parrilla deberíamos sumar Happy Town, e incluso producciones de la AMC como Rubicon, que pese a tener potencial, su lentitud en el desarrollo de la trama terminó por mermar la paciencia de la aduiencia, y con ello, la de los directivos.

Como comprenderán, y pocos se atreverían a apostar, este servidor debe desarrollar otras tareas en la vida aparte de tragarse series a destajo, pocas más al fin y al cabo, pero algunas. Cono lo cual verán que la lista que sigue a continuación es muy incompleta porque solo recoge las mejores series vistas por Omar Little durante este año. Así que de entrada, y antes de que los lectores me salten a arrancarme la yugular, no esperen encontrar ni Dexter ni Fringe, ni Comunnity, ni Modern family, ni alguna otra que me pueda dejar en el tintero. Dicho. Y aquí va mi top 5.

5 – Misfits

 

Ante tanta mierda desesperada de las grandes cadenas por intentar cubrir este inmenso cráter que dejará para siempre Lost (los directivos aún no se han dado cuenta que es insustituible) nos llegaba desde UK esta refrescante serie que mezclaba la vistosidad vacía de Heroes con el drama juvenil de Skins, pero todo bien empaquetado y con gracia. A pesar de que Misfits es del 2009, servidor la empezó a ver este año, y lo que llevamos visto de su segunda temporada, es suficiente para ponerla en esta lista.

4- Boardwalk Empire

 

Es pronto aún para que mi balanza del bien y bien tirando a grande se incline a posicionar esta serie (aún me restan tres episodios por terminarla), pero el hecho es que la producción de esta ficción asentada en Atlantic City de los años 20 se ganó nuestro respeto desde los primeros instantes con su plantel actoral y los grandes nombres que se escondían en su títulos de crédito. Hay algo en ella que no acaba de cuajar del todo, pero mi debilidad por los gángsters ha terminado por dejarla entrar en la lista de favoritas.

3- The Walking Dead

 

El mejor estreno del año para quien escribe, no ha tenido la unanimidad que se le esperaba, pero casi todos coincidimos en el potencial de esta serie sobre zombies. Frank Darabont ha cuadrado en su primera temporada seis intensos capítulos de supervivencia en un entorno postapocalíptico donde los zombis andan dejando regazos de humor, violencia y adrenalina. Los seis capítulos se nos han hecho escasos, pero ya hemos conocido a los personajes y hemos vivido verdaderos momentos de tensión, a la vez que gozábamos con la calidad que la AMC suele regalarnos con sus producciones.

2- Mad Men (4ª temporada)

 

Lo de Mad Men de verdad que cada vez me deja más seco… de adjetivos. Para comparar esta temporada, la mejor hasta la fecha, nos tendríamos que remitir a obras de cine clásicas (porque de las modernas, por lástima, quedan por debajo), de las cuales parecen inspirarse no sólo por su estética añeja, sino por el profundo y complejo entramado narrativo. En esta temporada Matthew Weiner nos dibujaba un Don Draper desposeído de todo aquello que lo definía y su reinvención dejaba al espectador  cojeando y con miel esparcida sobre los labios (y lo que carajo signifique esto).

1- Breaking Bad (3a temporada)

 

El ascenso de este par de crápulas en el mundo de la droga ha sido tan imparable como nuestra adicción a su producto televisivo. Bryan Cranston y Aaron Paul, con la irremplazable firma de Vince Callagan, llevan tres temporadas creando la mejor buddy serie de la historia. Si la cosa ya había adquirido dimensiones bíblicas en su segunda temporada, la tercera ha provocado que haya empezado a coordinar la construcción de un templo para los guionistas. Su tercera temporada nos ha golpeado con dosis de acción, drama, humor y frenetismo con una intensidad de la que sólo Julian Assange sería capaz de aplacar. No sólo estamos ante la mejor serie del momento, sino que seguramente sus guionistas sean los más aventajados del mundo audiovisual, las situaciones de penuria, riesgo, dramatismo vividas en esta tercera temporada no tienen parangón en la televisión, y difícilmente, en el cine. Grabadas a fuego se mantienen algunas escenas y secuencias (Dios mío el tiroteo en el parking), y finiquitó con el cliffhanger más jodidamente genial que uno recuerda haber vivido.

3 Comments

jesus (of suburbia) 20 diciembre, 2010 at 12:01

Para mí, TREME con ese ritmo suyo tan de David Simon, casi sin contar nada lo cuenta todo, TREME serie del año.

Reply
Omar Little 21 diciembre, 2010 at 02:52

No lo dudo, pero tan solo he visto un par de capítulos, demasiado poco para considerarla para listas. En una semana me centro en ella

Reply
Domingo de serie: Boardwalk Empire (Temporada 1) | El Destilador Cultural 26 diciembre, 2010 at 12:37

[…] Un abanico de personajes, motivaciones e historias que rellena los minutos de los capítulos, sin embargo el hilo que aglutina sus historias no muestra suficiente potencia como para atrapar al espectador o emocionarlo hasta el júbilo, como ocurre con otras series. […]

Reply

Leave a Comment