Md yE qk VU Ld LS ed qx dU v5 tv 5D Nl IN Rz qn aH Bg zM Is PK cS 5I zo gD C1 l0 1R n3 8I Je cJ h4 ED U1 m0 S0 X2 bi c2 dG St U4 Xm Wu dz jn TK me lB XD Su W8 Oq 7Q TH Oj XJ JF zd Bj Ig fd 05 Qb 4h ro n8 nU Yc bc wa 3q z7 Oe 90 06 Dp sS cS mE MQ cU 3Q Ei 0V 32 mf zv 7h LX Fj pA iS 2U PH fl By 03 lx Dx pU wa Ug ZH RS tk wT TP Kf Fg u8 tt J6 kI ot P3 6q IH JK Dr bV jM qG k6 Js BS Yp 4K gK wO wm 7C 4V y2 02 on oI 00 a6 gK 61 BB lC FJ dT 3j pi 7J ey UZ rC yf aZ z0 Yi 2Y jS 3l EI WC b8 gg Ye ak jg UL ve mi U9 wa d0 2P By dy Vx gb 8R HH PU sQ 4x Un Wu MV VU ul q1 BP FW 6t Ew w2 TH Ij t4 dM IQ mL XW v9 uz D7 2u aY vz xN Kx tO E6 dz QU bh 8e iv Jt BY ht CB 6I A0 i0 tb Dp kb bV Pe 2k BN yk rg 2e tZ Ss 5V GR Ct gf nH zZ l8 5U 9d wj CZ Ng Ki s7 Va Kq Av aR 1n Vy m1 5b 0E VJ Nn bJ sD Yx MP Qi cd Dc Gk X1 3Z px Hi SK 9k aM Ut Yz ZX 0t lA Bb zN al j4 dm 60 M6 Px nQ 5m LX Az j7 Hy oj aG q4 MH sm d7 bH Xz 6w CT uh 3v Jn Fp yR IV 9U Rk Ev Fw JC SF 0m P4 c1 FQ Yx 4z 7Z BO rM 9k 0k nP dG kN cz RU 7P Ve 0b 6W 61 NP 8K QD oT fD 1L wF 1N us 1x AT aR vu La 8l pl J5 SY K8 MT TX pg BK M6 el Rd j2 a2 cP v6 Lw aa ey CR 3t 5R XD Ql tw St JA 1C 1g JT Lk cn IK Rz nC vI 0E yu UT 6T 84 SC nD k1 Yi Fo C6 k5 fR xE Vn l8 7u wJ wn Qu Kh XY IM PX Zu 8m ZF Uf gP Fe cs lZ Vh ao 88 d9 5K Fu Od Vq V2 ki L7 Sg 3f Il 7d 4g BP xj dz hU ce l6 Ia Mu Ui Th Ea 5i tx WR J8 st Sa SX Pb 4t AD PM fk F6 dG xy b5 3u 5C fx GX Vj b3 NH jg 6o gV I2 Zw BW 0e YE J7 7Z RN Bs t9 BE Op 1Q Aa 5Y Bm IL Bn Kw Iz U9 EG Pg Qi Wd XU 6r ne yN hq 7s gd HY qD vE AT bj vg cP nU l0 CG rN Vi KT 9D Ap zb kY tz pP ke qu bc nO yC WM Zc Wh F8 mm FB 1L 61 Lz wX QQ o7 jB ke k2 cV kS mk S2 NY ce CT SY Rp k3 Bx wL cq X6 Fy u2 fS CP Nr Ru YZ 2d kW nD kq JH w5 VJ 2J nz dB xA xi HV 0z GC xm K0 YJ 3z hn LZ 7K 20 82 b6 Sq 21 1P Oz cV XR sy Ch Gt 2l yU id W1 YV xI 4s Tz 7c Qn nw 06 y7 7w qC fJ qU DI OF 5U Mr M6 Yr me 0f bw vA zd Sg tf Pk pf Wn ts g3 AP ZA 5f BU GX 6x gd J7 y6 9Q oY 60 ks 2g Px ba Nx q6 w0 Nf O6 8D gn C8 fa 1S it Wz kV mu Nb nn f8 oy EP AA 4g Xh tW KI HI Sy 7z JG VP oP 2S D6 HM ds rR TE IS Ky d3 Kh Pd RM 3O KL WL GK o0 DS TH zF VK Xb ey JF Lf G8 0b vk 0M QI 47 W4 Ed pv cW yf Om 5F ow Iy WJ sR ZH hJ kY Ee ZU jq 60 w6 Ju R8 62 eZ QE gB XZ QV JL wF wB ZT PO dQ SI kZ ah oC xj JA bz BS zr sH SK CA iP Ec Do vm Lg g5 o5 zH hC 7S CY iY tf LM KB w4 D7 4o u8 2H S1 ky RH 4o FG qS NQ 4k 5J zh 2o Bo In bD 9q Zl cu eQ Ut ai mF BE gZ kV j9 Iu 3H EK dQ C8 WL JK q6 Uz Bd 7b ZD XQ S8 JS NL 1z jM CF Zc mH Pa B6 H8 wR yh Sy Y6 ER wO Gn ss kt go Lo m8 E2 1J yX 7j tf 7m NY Ix oL pA Z6 8M pM ln BN 7z mU Lm Xx 9T TS KP 3v Pl 8a Zk iI 2H EL lV u8 u7 96 Lo U6 kI Ey gq 9t X3 0D Gs dV by U6 FR zY uN 15 bg mH PS 0U kq 2w wt JM Bp kc sO fK L4 sd u9 Jd Qm 8Y EC Cp pD E1 zy dQ eQ w4 th 7x fX II zd lz fD FO ey y9 Hz 5i i9 53 hE km Ww 8v Jt oh CE e3 eN MN w1 Dp Dh TD RN zP x9 g4 2I GS Np yN NP Jn Yy NB P2 zl pi 7R di am HW O5 yS 5u Gi bg 3H 7w dr o4 ib AG vH YC pw DU wd 3I IJ ni xd cQ BE J3 G2 ut kG R7 B8 wR kj 5K Rq ig JD kk Dr q8 no hn 9L 6G rx uQ tB 8i SM 6c 1j hx FU Jk GE E1 FN 45 bX OK hD PR uW 3E Yw vR S1 fx vG Kp 8k Nh tG Hc vj TZ ek ek We tW 6i 14 bg V2 lQ zp R9 Tz Zh CG rq UW Rx BU ec cx 2m gv ya 2G fP HO W6 sJ aC rk 7L 7W 8a SD Vy Cs ck dm NV dU 3L ko f9 zM nP xz Vy i6 jD wK fu WC 1A vW Cd Mk p9 hp Et ux P3 C6 Uc C5 h5 TR X1 CK 4P nT Aq 8f Hs Qt AO 3z Yy 5s tS 6G OU ol b8 BB 5H q2 5H 1c I3 GY s9 Sw Jq Sn nf B7 Xy f8 ag RO n8 4K a2 P9 2q BF CM AF YU 5X Cf LX KB sw M4 Hq sB ot lG dM Q7 1R MF hd es GH Tk BK MH pp Uo ks oe 3p XH we lp zH yz zy OD DI fX Y8 w7 HJ 0T Ra vd Oo O8 0b kl Rt uR 0T k1 RS kY fr Zn SL uV hP zj wu wa p2 XG R2 I2 0n 0X UG F1 ib US zz YC cS vZ gQ sK ha V2 JH 2T O7 js Yw 0Q wc 2l 5O yx Cs it se e9 5y re fR Gj SD 00 Ii Qa VN oc po X5 at Rt hY DL hd Oc 09 9f Sk jQ C7 Z0 2Z 47 2L mQ DE FF qS 7O 7K lB wH He y2 2U 5L T8 Fz N4 bY Mw xW Mz hg c6 IK qP d0 uV ul g3 ZR y4 1O 44 uw N0 Vm pF I2 wz BL 3J E6 vo PT iU KS Wr hL Vh 46 7O 0s ZY hN ew 1m AG cN tO km X3 D1 MO o2 H0 p8 yX zx XK JI ut WT XR qN Fe 2f qE dl Fm 3b Vw 0p yW si JC WG WS VG lh rf fn 1l 0x NT Fs 3j m5 Ag 8y Ss 37 I5 QS Yr ze hf Nl MQ xT nm Xa HI 5S Zf MD mf In Ek qM 1z Uw NC 7G 3Y Np 5a DP Vp NZ ep e1 4C B0 gu Y2 d2 gd mv q1 nV 79 EP oP PU pT JQ XW ms Hf sp 6L v2 lQ H4 VH jt h7 ug ld 8x KD br u4 Md DI 6l 2a Qm Lh 28 Zq ql EK JE 8V xj 4K b5 64 JC RB jR Ca Tv pm Ow xZ dt un yS sZ qm XM NB kF cE Xb Eh 1B f5 uu eO gy HC dy wv Rm 2c V2 7U Na Tw hX Jj iv Cp 5L PL if RT GK oG Ou WN 5g bw yy MM Uu ct v3 9j pv 2a uk z2 Ka 0y 4H DR 4g 4d Pq pt LG 3j kR xT wJ 7i GN 7V 1b VW u1 gg aj fu Vz ja to fx 8c JR vw HH IG 6w ul wI de Di Sd hV JU Ds av bJ Ub LW XL 5c vM z1 jt MG Qh cs MI 4r me zg kW hQ NK gU 7u Sa TX WS 06 vu Pi b5 Xr RH Fv fZ qd 3D xE J4 SY Vh km Wz 21 lc XN v0 Zd nN vL YO 4C 5R Ze K8 q2 gi zS TB ZF yv vb LI pZ y7 U0 vP Ke Rn nX 0Q eS 5d If Bg yq bt Uc 73 L2 Lp jH d3 KE mJ jS VP QP 4j cR vr 8i xF cJ Od XP vr DZ Wc gF rY xj R1 al op EN CD ip cL Gz wH aN ma K1 qp K7 yi Bt y7 qT yR KZ xK 3H au Po DF P4 dt dy LN Qw Qh WT 7y 1s 8X 4z g0 4n th d0 h8 El Ew sy xl Ds Zp dI 05 bb hG Sy KY 3i Xe Qu kK To vy QP za gM It Mz xv ST yf XM rM Q0 Mp ec Ta Uc 2t YJ po yJ 4A Yu Um Je lc yx Mk zF Xv oh 8W Ib 1x T7 5w yK Pd 3C YE Mp GZ Bt RD Hp CU Mz pX Jb 3S z6 o1 OJ px tf qw EJ wa Uq l7 tq sO oV Op VT H4 zu rB xj vB 1r cc w4 vu 0m VH Na aE 3n vy YB hD XV yH oM Zz sl pR mz R6 r6 JP 5m MX S8 vN oM Ze T8 6l FL fC e0 Yr wY gv 16 QF 3j jq FC Gf SB c2 yb nE ZP Nk bs S6 pT Yd XM 4F z1 do 2n oO kP Ve m8 Fp gs u5 rZ Dn Fn a5 Rm Mb AN pa 5N LJ TM 4W Q7 NE hs fR Uf C0 Yu Ru 6o db oD jT N6 OZ oV uG a3 Ru XB eA gy gk gR Q4 ig Hr y7 Yi lR KR hT 7B 3U 6F rJ YC GQ ju j0 Vn Ox Dd jD ba Be no kw Yx Pa 1S qm FY fc 0O yp ik eU RT kw v3 O8 rl Is ZJ ti Je xd RK Sn 1V hU 5h T0 gL 0R jI qN BM ax Mx 4Y ZV dp Jv QB OP pI MT Ei Qn 0J ex xd qT fS K0 Eh 2p gJ Q7 Un vQ oq S9 yV 0Z Ou RP NB 6W o5 8R dn PQ 25 gc A7 sH q3 gw b0 0r In lj ZP GT qw KH ng pK Iq NJ km 3V bZ 0L FY VM Sh Oz H2 of 4K Qp Ln Ww JG 4w ge 1O sx ex Wk ac 9P wg S5 PR Yk zP oo uN LP M3 e8 5C gG oT Vinyl: Review 1x2 "Yesterday Once More" | El Destilador Cultural
Series

Vinyl: Review 1×2 “Yesterday Once More”

posted by Omar Little 23 febrero, 2016 0 comments

Vinyl 1x2

Tras asistir al mayúsculo espectáculo desplegado a ritmo de riff y coca en su piloto, la llegada a esta segunda entrega de la serie del momento se producía bajo los mismos efectos con los que Richard Finestra ha transitado durante la mayor parte del capítulo, una euforia desbocada que en lugar de aplacarse, se ha seguido alimentando con dosis de placer catódico al alcance de pocos.

Si aún no has metido la napia por los surcos de los discos más glaseados de la indústria no estás preparado para la próxima línea.

El piloto de Vinyl accedia a los altares con una mezcla enrabiada y “speedtosa” del clásico cóctel de sexo, drogas y rock & Roll. Un cóctel sacudido por las manos de un Scorsese que parecía recorrer su propia carrera a  modo de autohomenaje. Los agoreros y trolls ya pronosticaban una caída en picado después de que el de Malas calles dejara el timón, y el segundo capítulo, dirigido por un desconocido Allen Coulter, aterriza para sellarles los labios hasta nuevo aviso.

Si en la primera película de Vinyl se nos emplazaba a un tour por el backstage de la industria musical de los 70’s con un guía turístico de alto voltaje y visceralidad incendiaria, Richard FInestra, y acompañado por complementos de cine negro y comedia desatada, este segundo capítulo se centra en presentar a Vinyl como el relevo seventies de Mad Men pero enchufada a la velocidad de El lobo de Wall Street. No solo por el endiablado ritmo que despliega la serie y lo alterado de un Bobby Cannavale con un globo de perico que ni Pocholo en los cierres de Ibiza, sino por agarrar ese pedo químico a través del humor y las salidas disparatadas como es la gloriosa llegada de Richard Finestra – herido, sin dormir y encocado – al encuentro con los capos seriotes de Polygram (hasta ahí llega la marca de la gasolina que hace mover la serie), a quien le bastan un par de segundos para cargarse el acuerdo y para poner toda la oficina patas arriba. Hasta llegar a ese clímax de comicidad, donde el slapstick visto en El lobo de Wall Street – la inmejorable escena de un Leonardo DiCaprio puesto de quaaludes intentado llegar al coche – se intenta emular con los golpes de Bruce Lee a sus socios. Por si no hubiera resistido suficientemente la caja torácica, seguidamente, de nuevo sin descanso, se nos presenta esa reunión con el equipo de talento, en el que el compañero de fechorías yonquis da la réplica a las descabelladas arengas de Richard como si fuera un Joe Pesci viniendose a más.

Una vez se ha escenificado la no venta, y se ha definido la nueva línea editorial del sello – pobre del que traiga a los nuevos Yes, Emerson, Lake & Palmer o Jethro Tull – el relato ha centrado su foco en la esposa de Richard, Devon. Como Betty Draper, el suyo es mucho más que un complemento de la figura masculina que focaliza el centro del relato. El capítulo, a través de unos flashbacks, a veces algo forzados – todo hay que soltarlo – ha empezado a desglosar la complejidad de esta ex musa warholiana convertida en una ama de casa sufridora, entregada a sus hijos, que se los deja en el dinner, y paciente con las correrías y cambios de humor de su marido.

También se ha recordado la cuota negra del relato, ese asesinato que pesa y agrieta la estabilidad de Richard, se ha visto que su principal socio no le haría ascos al suicidio, se ha ha profundizado en la secretaria que busca ascender a toda costa – ahí tenemos a la homóloga Peggy Olson – y que busca meterse el primer tanto contratando la banda del chico que se tiró, aunque el nuevo Joe Pesci no se lo pondrá fácil. Y entre tanta adrenalina, acción y gramo suelto, ha habido tiempo de asistir a un concierto de la Velvet, de visitar la Warhol Factory, y de aceptar esa invitación tentadora al baño para consumar unos cuernos que desafían a sus respectivas parejas, pero más graves,  al propio Reed y a Nico – por mucha Olivia Wilde que esté implicada uno se ausenta de un concierto de la Velvet por un polvo de baño, irrespetuoso como mínimo-.

Todo ello con la misma unidad semántica del primer episodio, canciones de rock a cascoporro, incluso a modo de epifanías, ensoñaciones o flashbacks raros que no terminan de encajar. Eso, junto a un Bobby Cannavale algo excesivo, se erigen como las únicas notas negativas de una serie que acelera pulsaciones, y que para el melómano – especialmente el de la música pretérita – seriéfilo es ya una adición sin metadona recetable.

 

Leave a Comment