Series

Vinyl: Review 1×3 “Whispered Secrets”

posted by Omar Little 1 marzo, 2016 0 comments

Vinyl 1x3

Los haters de raza tendrán que seguir esperando para el supuesto bajón de Vinyl. Como serie que circula por los altibajos de este empresario musical que se debate entre el dólar y el latir musical, pasará por algún momento renqueante,eso no hay duda… pero por el momento el nivel se mantiene altísimo.

Si no has enfilado esta sustancia de la HBO por ningún orificio deja de leer y ponte a la obra.

Tras dibujar el escenario en los dos primeros episodios, la tercera cometida ha ido al meollo, con un Richie Finestra intentando salvar a su sello de la quiebra, a la vez que abre una nueva línea editorial más acorde con los nuevos tiempos. Pero obviamente la serie no se iba a dejar arrastrar por un solo conflicto, y Richard, además del día a día en la oficina, y una vuelta a las andanas químicas vía tocha, deberá lidiar con una mujer cada vez más disgustada – el personaje de Olivia Wilde que va ganando presencia con cada nuevo capítulo – y con esa mella criminal tan scorsesiana que importuna su vida.

Aunque el capítulo también ha servido para empezar a equilibrar el interés de la trama secundarias. Compro la del negro de carrera frustrada y odio visceral hacia Finestra quien intenta recuperarlo en ese nuevo giro pero que intuyo que será uno de los competidores, y el enlace con la movida hip-hop. También muy a favor de todo los tejemanejes que se llevan a cabo en la oficina, la limpieza de bandas ha sido un puntazo. El pringao de los rizos del departamento de talento también puede ser divertido verlo desenvolverse como el homólogo de Pete Campbell, aunque me empieza a desinteresar un poco la historia de la banda inglesa con la que Peggy Olson quiere subir peldaños en el organigrama, toda la secuencia final del directo en la que convencen a Richard me ha parecido forzada. También ha habido alguna otra secuencia por debajo del nivel exigible, a pesar de venir firmadas por el director Mark Romanek.

Aunque por el camino el melómano se ha vuelto a llevar a la boca placeres en forma de cameos y algo más, personajes ilustres que con su mera presencia sirven para acomodar al espectador en la historia de la música popular durante esos días. Alice Cooper ha sido pieza clave del capítulo, y con él, han brotado los momentos más hilarantes del capítulo, agitados por el cóctel descabellado de los Dioses del rock de la época. Aunque también alegra la vista y el oído el momento con Dj Herc, avanzando ese sonido que revolucionaria las calles del Bronx, o esa irrupción fantasmal de Hopkins cuando Finestra lleva a cabo el brainstorming para el subsello que quiere crear. A todos ello hay que sumar la ya característica ráfaga de temazos expulsados a diestro y siniestro.

¿Qué más pedirle?, Vinyl sigue siendo puro deleite.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.