Acción

Resident Evil 6. Toma de contacto

posted by Hazuki 2 octubre, 2012 0 comments

Resident Evil 6

Hoy llega a las tiendas la sexta parte (que no el sexto título) de la saga de videojuegos más lucrativa de Capcom, y una de las más populares, incluso conocida para los que nunca se han puesto el mono de gamer ( los encantos de la Jovovich tienen buena parte de la culpa). Con motivo del importante lanzamiento, este crápula expone en este post su vaga idea al respecto del juego partiendo de lo dispuesto en una demo que hace días que circula por las plataformas online de Playstation 3 y Xbox 360.

De entrada choca encontrarse con la posibilidad de escoger entre varios personajes enfangados en distintas historias, que luego, ya en el juego completo, se irán entrecruzando y completando para tejer todo el mapa argumental ideado por sus desarrolladores. Esto da libertad para ponerse en el jeto de distintos personajes, que desde sitios geográficos alejados (EEUU, China y Europa del Este) combaten en situaciones adversas un mismo denominador: el C-virus y las hordas zombies.

Sea cual sea el personaje escogido, a la primera hojeada y al primer contacto con el pad, queda patente la voluntad de Capcom de seguir con el modelo jugable emprendido con RE5. El de alejarse del survival horror para abrazar el TPS de modus operandi gatillero y adrenalítico. Algo que en su momento le supuso muchas críticas a la compañía nipona por parte de veteranos fans, mientras veía cómo sus arcas se llenaban cada vez más. En ese sentido Resident Evil 6 decepcionará de nuevo a los integristas con su pastiche de disparos, persecuciones, lucha cuerpo a cuerpo, movimientos ágiles, QTE’s, plataformas y explosiones. Y contentará a quien se acerque virgen al juego y desinfectado de prejuicios y dogmas.

En el breve intervalo jugable que da a lugar en la demo se percibe un loable intento de construir un proyecto ambicioso, espectacular y adictivo. Sin embargo, a la larga, puede que el juego adolezca por un mecanismo jugable repetitivo, enfocado casi en exclusiva al gatillo fácil y al pulseo insistente de la A. Esa sensación se fragmenta un pelín más con un diseño de jugabilidad no todo lo brillante que podría haber sido: a veces la cámara te juega malas pasadas, la cobertura es imprecisa y entorpece el ataque en lugar de favorecerlo, los controles son algo torpes. Por su parte el añadido de elementos de plataforma a la dinámica jugable más bien aporta poco o muy poco, dado que se resuelven siempre de la misma forma, dándole al mismo botón para sortear, saltar o subir.

Mucho más interesante resultan los detalles adoptados para la lucha cuerpo a cuerpo, que permite que el jugador resuelva los enfrentamientos contra zombies con espectaculares y jugosas sartas de ostias si la barra de energía lo permite, un nuevo valor que adquiere relativa importancia a la hora de afrontar los combates. En el caso de que la cosa vaya en tu contra, o que te agarre un infectado, es cuando entra en liza el sistema QTE’s, tan odiado por muchos, entre los que no me encuentro.

A nivel gráfico la cosa luce bien sin vislumbrar, algo también aplicable al movimiento de sus personajes, a los modelados (más que aceptables para los personajes, mucho menos para los elementos de escenario), así como texturas e iluminación.

Todo parece indicar que quien espere encontrar un juego infectado por dosis de terror puro como en los primeros títulos le dará un bajón. Pero quien busque dedicar horas a un juego de acción en un mundo poblado por zombies y diseñado para disfrutar a tope sin darle demasiadas vueltas al asunto, entonces Resident Evil 6 ofrece garantías reales para permanecer agarrado a él durante todo su trayecto.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.