AnálisisShooterVideojuegos

Beta Battlefield 3

posted by Miqi 15 octubre, 2011 0 comments

Un voto de confianza es lo que ahora mismo necesita Battlefield 3. Porque después de descargarme la beta multiplayer se me cayeron, literalmente, los mandos al suelo. Si el pilar principal son los gráficos del juego, los que no tenemos un PC con una tarjeta gráfica del tamaño de Deep Blue lo llevamos claro. Que no… que DICE nos dice que vayamos sacando el ketchup porque con los parches que incluirán para tunear las texturas de XboX y PS3 nos tendremos que comer nuestras palabras con patatas. Eso habrá que verlo. Pero desde aquí les concederemos el beneficio de la duda.

Al margen de esta polémica, que está suscitando casi tanto Hype como una peli de Nolan, no creo que los gráficos sean lo más importante del juego. Las imágenes filtradas de una batalla multiplayer donde además del clásico fregado a pie de tierra se han visto cazas disparando mísiles, helicópteros repartiendo justicia divina a pie de río, un bosque en llamas y algunos 4×4 a toda castaña… nos hacen pensar que estamos ante algo realmente grande. Los que queráis probarlo ya os podéis bajar la beta para decidir si valdrá la pena o no el desembolso: una pantalla en la ciudad con parques, túneles y todo lo que podáis necesitar para aniquilar de lo lindo (en mis primeras intentonas he sido presa fácil de soldados que deben llevar más de una semana ahí metidos, sin dormir). Así que el tema de las texturas, de momento, quedará en segundo plano.

La guerra ya ha empezado, enfrentando a dos bandos irreconciliables en una batalla a muerte (en youtube, en twitter y por supuesto en todos los blogs de consolas): Por un lado están los que lloraron de emoción al ver cómo un pelotón de 3 individuos volaba un edificio entero con un lanzamisiles para cargarse a un francotirador (en un tráiler que pondría tierno al mismísimo Blomkamp). Y por otro, los fieles seguidores del Blockbuster Bruckheimeriano de la década que están esperando, y no es para menos, una guerra a escala mundial localizada en las mayores capitales del mundo con (según su creador) un pedazo de guión que nos va a dejar fritos. Ahí es nada. Pero, pese a lo que pueda parecer, el único ganador de este épico combate por la supremacía FPS ya está decidido. Y no es ni el uno ni el otro. Somos nosotros.

El 28 de octubre a la venta


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.