Videojuegos

Bioshock Infinite, su portada y el poder de los fans

posted by Marcianillo 28 diciembre, 2012 0 comments

Bioshock Infinite Portadas

No sé si estáis al tanto de lo que ha pasado recientemente con Bioshock: Infinite. Os lo resumo brevemente. Resulta que cuando presentaron la que sería la portada del juego, algunos se sintieron decepcionados. La portada muestra al protagonista, Booker DeWitt, en una postura  badass con la escopeta apoyada en el hombro. En el fondo se ve una bandera rasgada y un zeppelín, pero DeWitt es el centro, ocupando casi toda la carátula. Como decía antes, algunas personas consideraron que era demasiado tópica, demasiado comercial. Ante el aluvión de quejas, en Irrational Games decidieron sacar una serie de portadas alternativas para que los fans votaran por aquella que más les gustara. Así, la portada con mayor número de votos se convertiría en portada alternativa del juego, reversible, por lo que los jugadores disgustados con la original podrían darle la vuelta y cambiarla. Dicho y hecho, los resultados de las votaciones han proclamado vencedora a una carátula radicalmente distinta a la que se presentó originalmente.

Personalmente me gusta mucho más la segunda portada, la elegida por los usuarios, y ciertamente, me parece que la primera es demasiado comercial. ¿Pero al fin y al cabo no es ese el objetivo de un juego de este tipo? ¿Venderse? Sería otra cosa si nos encontráramos ante un caso parecido al de Dead Space. El que fuera la nueva esperanza para el género de los survival horror miró un poco más hacia la acción en su segunda entrega, y Dead Space 3 genera algunas dudas entre los que prefieren el toque oscuro y claustrofóbico de la USG Ishimura a la luz y los espacios abiertos que hemos visto en las capturas de la nueva localización del juego, el planeta helado por el que además, podremos movernos en coperativo (desafortunadas declaraciones las de Laura Miele, jefa de marketing de EA, según la cual el cooperativo había sido incluido para que las personas que consideran que los dos primeros dan demasiado miedo puedan jugar a este tercero). Podría entenderse entonces que los jugadores vertieran críticas acerca del cambio de rumbo tomado. Que también persigue al fin y al cabo el tener más ventas. Pero en el caso de Bioshock: Infinite el contenido no ha sido modificado, sigue manteniendo la esencia del primer Bioshock, utopía que se viene abajo y se convierte en distopía, shooter en primera persona…  Lo que quiero decir es que a lo mejor la gente ha puesto el grito en el cielo y no hay para tanto. A mí no me gusta la portada que han elegido, pero no lo considero suficiente afrenta como para no comprar el juego. De hecho, cuando lo compre, jugaré con él y no con su portada.

No es el primer caso de este tipo que nos encontramos en esta generación. Aún es reciente el de Mass Effect 3 y su “polémico” final. Lo que sucedió me parece sorprendente. A mí no me gustó su final, eso es un hecho. Me pareció que rompía con lo que había sido la saga hasta entonces, que no era coherente con la línea que había seguido. Pero lo acepto, igual que lo acepto cuando una película me desagrada. Es la visión del director, y si no me gusta la criticaré y diré por qué no me gusta. Pero jamás se me ocurriría decir “Oíd Andy, Larry (ahora Lana)… no me gusta que Neo acabe como acaba. Le cuesta demasiado cargarse al agente Smith”. Con Mass Effect 3 los jugadores descontentos con el final pusieron en marcha una campaña que acabó surtiendo efecto. Bioware preparó un DLC gratuito que añadía más información al final original del juego, en su intento para complacer a los fans. El resultado era de esperar. A algunos les gustó, a otros no les gustó. Lo de toda la vida.

¿Hasta qué punto está bien que los espectadores, o los jugadores, puedan influir en estas decisiones? El dialogo y el feedback entre desarrolladores y jugadores puede ser positivo en muchos casos. Pero si todo el mundo empezara a firmar peticiones y recaudar fondos para que se cambiara cualquier elemento que no nos gustase de una película, un libro, un videojuego… Imaginad que la carátula alternativa elegida por los fans de Bioshock no es del agrado de otro grupo de fans que se une para pedir una alternativa a la alternativa. Estaríamos en el caos más absoluto, porqué a mí no me gustó el final de Mass Effect 3, ni la portada original del nuevo Bioshock, pero a otra gente sí. Y lo que es más importante, es lo que sus creadores o desarrolladores han decidido que sea. Es una cuestión espinosa e interesante. ¿Qué pensáis vosotros?

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.