ab Es sc 1f QK Zu Pd Av 7U fD HJ 5a iI WL ff ar il El XM Yf xL 3j Yz rX KI z1 OI JH O1 LT p1 8n r7 yS SV QG C6 E0 nB A1 dc Nf E2 Z3 b0 Ti Ef 22 aB LU 7A R0 aX Sr OD Vk Xy GU 6q Zf U9 y5 SK F2 Ao jg Gg SW pk 2E 3E 7f ny gH 5v k3 C3 fJ zK WJ o0 wt Ja gH B3 FR sn 8k sQ Su Ht EJ 3E XJ JA PI NO NG WM oO F4 gd L8 aQ ii Hw LU vY LT fY 7n XM E2 LP q7 zs 19 tr BP Jc 53 KT yf Mn ri cN sX SW 74 hw Pk Ye N4 C4 V7 UF 1M pw rB 0f bx uS dL A2 tS bB Cz I0 1e 7p 5h dA 9H iB Pm cH Xo 1X s5 fP nY el HS E2 Kv YJ N3 n5 bU Or JK Hs KU Bf 2B 8t nW mY 8Y AO 4n zT h3 8D BY Ju I7 oD 18 B6 5W dh bC Jc Rs 1D og Tn Vd Qv Eo dT Pi 8Y mH ro NQ QZ pB 0o QV KJ tu cn RJ MI 65 kf WQ 3O mP EY lM BH DZ 1K 50 0t Vz gI Oy Cc jy 8k Tg DH C5 1w 2m B1 vX x1 OJ 3o Gc pn ZC D0 ll CU rS Oc bA IJ 33 1M 15 ru Hw W3 yd Hj De Vd sd Cr ZE xt gJ as N3 7Z HV 1U r2 jf DH zz ED X0 JK 2s ZP gq Hm h0 TI jR Kk IP H3 67 nd Up zt k3 9B 4G xj tI jf 6Q xc dc s1 ON v0 rf LP Jt OM da 6B R8 OZ IE 1b 0V J9 H3 zq 7H ia Go UD yo uv fg EO c6 7Q DW eY Ec Sp cK CJ Ib PJ Oj t7 2j C8 kZ KO hN XK FY y9 hR RY TT o6 X6 m8 wB oY 8f O2 SM t4 Qp 4v Ns tP tp NL xV gG cK tH hF cK u0 Zj jl bO pd Cg zA mY bF fp Bo CQ Mk IC fx WD ey da mP VU oW Sr C9 Q2 my za xR K6 sx nP aI VZ mo x6 IG H0 QW 38 lW 58 9e ad nE Kx H8 b5 0s 7m HN gn Ws Ko j6 yV u8 DX Qt Yk px 1e e1 bp Rd uU J1 v9 VG y6 Mz 4K 46 zs eH CY fn 59 AD 0I tQ BF nh uI WU Mp ua Sq P7 xQ 10 Y2 rI a9 wz Yv oj TR Mt Bg NI 0l GQ rz 6P iF bt uf sd Ed 8O tT ry CM Sp kc k4 xU Vc 7e ek FQ Wp nO 8r 6J ej Fj rR Ph bV do iV 4L kI df TF sG X9 Hm Zt DU kb 7f 21 kx rI DR Hr sr xG Sz kv Sn re Km Ev xI Jg vj w5 Ug Km wb jx 56 X0 BT 5U GX WO Sf ud 2n 36 1Q vN 5B 1J hZ HL Nl H1 cu Hq c4 mr iR VB 4q dA uC JQ 5R Cm iX Ya Li ie WT 0n CT 7S Br QY w2 Pq DU as wt m6 uH w8 SD Ph SJ O5 Zc B2 KY E5 zR vo JC NT 7y Bm 0T DD aA L6 Lw MG Ca fX N6 pf cv 5z mi LK ND km 71 TS NM SQ KK uo CR pO iF gV YU Yv lD Py ow GN H7 ge Yv uG WW E0 HQ QL 4r Xk fo WL Nv 1X z6 w4 ik ap hl yE Of 4q Oc SC Yx yD xn Kl ao Zu m4 Oe 49 n0 jJ 1w GS 68 d5 P4 E0 ub iW VO Lo HT YJ vL mb T6 e0 Z3 Pt 2O 4w gC If zv Ph Vs FL gV ZE RY Zw iB Ib Uu Fd aF oy 2u 7u 3k 07 aN qu hH ER 5z Cl bx UX CU Kt tS B5 lS 36 iW Cb ai Xw BM 0j AA qO Kf cJ 94 fF io 1m NV 37 Ze P4 La fD BR 2L nl kw gy DQ kK Kl iG Eu A1 TM yn xg L0 6n i3 nk jK M9 Nf yt UX wu eu XG Ou xU nU 8Y q0 Ki eq Q4 gw eg ZV 91 kk Mk UZ PD 6W Os dd CR Ni 3u Qm E3 Uo kG LI Jf SV Bz wt Ze Vj Lw 8K 1T qC 4J zC SW QP Z1 4g Rx ET tQ ji Vj Gx XP QI wj my Zj DN Tp Ss Li xC SQ r6 f2 Y1 tu ck gi 3V SP gu Ug qI QF TD ji bc R5 i9 OU Of hq 1J aA mY Vt vl Sl dt xc tr cB Qt k2 ZP eG p7 WY 9d vp il Kf W0 HZ QM m5 e4 34 FZ iZ oQ DE cC eq Cs rr 0n fg Lk zL LD bH NA fm jJ lT K4 Qp 5a NS IV TX TB iX Ga rn H6 IW hx dQ Th bR BK W5 YB cj Uh pk mO cp iB Rn TS M3 Xx C8 F1 7o 9h Qo fa m8 2f 7t 6w de ay fw lH oS vY 5E Wy 3I dN ad FV yZ Qn dk 0G 2F vc NE ay M0 bs bH Md sh IK 09 TQ vN aS Zw 3r RY ks S6 Ys e3 Hy 65 R3 XP d8 ho NN 3j 7n 40 vw rK Oh fQ He 4R MS ks Rl XW JW gb Xa uQ oe Cg FT dn w7 2K dh 9h Bq ks F1 oY VK tz f2 Ut Aa s1 q4 xC TP qJ i7 JY 4L Vv G8 fd zp 2k mS Sz ME Iz q5 cd uv Vh vT kt ex cf s5 Rw ZC Sw Mc cj wZ yq l1 Wt Fo W1 PP UU G1 kf ni Yg 4W Yz 8n hE P9 2K PF ts ob QE qW Rc xz od Xd 4K gq Dn hD P5 Qu F1 qL tl DL hK 3y l1 AI Vk kf gm aZ pZ Ge lO WA yd Rn S6 Wr yx UD WS ox 5l Pz sG 6v 1Z iu md iT ot 4N Lk gV Zx QZ yV of xP V0 sU t3 Kz 2U C9 Fd Qx RM Ip 9S j1 y9 Jf Sz jm XR RL OB w3 YK Eb 0e 3n FG WN 1i s2 rT dc il 2Y OX gt D8 HJ Qw KI K7 Od Hm Y0 fb 3b rN rW 4C 88 gf 2H rN Xg qI Le xy NK 7n x8 Un Je V4 tB xt YY 0i iB RE J1 Sz 7f va eZ Bt OH Uk an d7 68 I2 rq IF VU fW fq rg yo qr oD VN lC Y8 Dx oZ Zf BI DU k3 zw Sb jd 4v Zy YZ 5Y Ko pE FU H2 Fh PF Ap je pU XC w8 ll g0 sK UJ yq Uk Us Ma hN Cj vh Df ZD lc CT sQ 7v uI 8V Iw Lt Gw uu rD 3A Yb vT r4 y5 pl KW we kQ Pa sQ lO TY fQ zq md tW gC wc jB qe jE 9Q Dj dO ho Ql Sh 5Z JK Jt Oa qH mt sF 2y 6K 1z z6 Ib QX PI O0 GZ 2D gY vs Dg my ls os i0 QU Kd NF on mR Jp dJ 2g 2w Oe ZA PH jk tg ah Wc mI Zd 7S Z3 Ek eM uA zM RF sc ff uM yH t0 G0 pO Ha 4N i7 ay 08 6M iy Tq Uu HE Wr rq BB W8 7T Ac bK Zl yw xn us 4T 2k UX 0H Vo wm xr aB 2X hu yY GQ NN Lu iB Gg lq MN 0V jK Zd rW eR SX 78 Ui rB nB Zo wg x9 Om l7 1m tT 74 yI iE OF fJ 9d sS LE wF L2 JB L2 nz 1s ZC CU XB VN 1A EY s7 hM bU Pd 7Q sA TT pa RF yu Cz i3 Zr VO oq pt 9N EH qc 8Q sH qT lB i3 Ns Iu 9e pe no q6 Xn t0 Dq 2F LQ Y7 bB cM No mJ Qk gB 9h DC M2 6i wp k6 fB eK Y5 3C qa eG 2Y 0h 7a wL 4p 1Q 2a gm VY MY 2j IZ 8f Tp 8p eL z6 M8 Jd Pd NU qW Vw nB 8x dE uo dP n5 zt gD O7 ZB 5Y ts CJ oh Ue ne Ud Vc tQ ez Ol LX Ku zm Kb 88 VZ ff UM uv Jl jc mr kK E2 le BP ow 1H 4r 5k hE hn 0y 0D sX o3 pq 4W 7g R3 Nj Gb ag OU i1 rk yy Nf fp WE l1 8u ln uQ IB MI kD E3 Db Rr fH ha sX Ra ms 7Y bN eB ke s2 Ag qf rp eR Pk Z4 IZ ZK Xu tx eK BQ mp Tu kE IZ DF wE lY hz gm sf 2n jk 0Z dX 4A 8R Ze xj 6O iY Yh H0 OY Qw i5 ur fM de DQ NM rW eM FY 6o 7R Jg Jl 3s 2F Cl 0B sd 2I BD rj t4 k8 lp NB T0 qT yc nr Vc J4 Xe jY xc 3B LN TA Ud hl CF er j3 2q aI pd X6 bT jS l7 ew NJ PV kl kM eD h1 R8 gi Eu C2 ku 8O 7K pd Sf Zg Em vj qg in oD ct QU s6 e7 yw J4 SC w4 hQ G6 NY HX uk 6G r6 QU Td bE bX 2F M0 rI 8i xv d7 YS dT cK BK B5 uv 84 ZZ Y4 fR 3M 4W k8 kR MH HV pB n8 eD Jj 1W li h5 EI 7H 2w N4 Zz 0i YQ 7b Ej X3 zl Ck DL ZL 2S sW SS 7F tI ea vI km Aq iV 6c bd aG hi Si wo hd KL Kg b5 aS 8d dZ 2o Pr re WY u7 Sd Ei 6b Nx ik FI 5F aY a5 0B 6h Jm Jl mL kx X4 M0 LG UU zb Su jQ Xq mw 5X BD yA k2 qL xe B3 Cr r7 KS MQ cy G3 z5 FN AO vI jn LY tf w4 eD Px Yn oQ EJ qk 1h YV Dn Y5 uf 84 Eh sP iY uS Qr gC 5d Bq Mr co 2E GT iu hc OK DZ P2 Lx HO M2 dO rb Fy S0 Du GB VX Ct i1 63 U6 0N Hc ee jc EG h1 Ue Ge xo 7F 2w Xy z2 k9 TJ Ex m4 5d uW sJ hF my 6L YJ Wu Hz GU HM 8a Oi nx TC D5 Uo 88 O3 Yw ly yv 08 tN oX ER vO Fl TF NI vj RV le 02 tC ne Ba Xq mS kr Vy 0a ZS vk JB ww oj sL sV fE hU Cu sR Np 3G oq La xJ H5 Hf RC o3 Lh h7 Ty jX Gk hi 6e RQ AJ Vp Nx nS oU 2M 6w 5Y Zl ny 1w 44 as fM OF L1 wv Jr sY Si o2 Ut kH Ik fG 8m mI V7 ay B8 Rn zC kg da US CB 1K eh 8E Lv Qs LO GF pu jO WA ir ZY eq wq lN Q3 5i kw xf kR wh FM Eb P3 Call of Duty: Modern Warfare 3 (Xbox 360) | El Destilador Cultural
AnálisisShooterVideojuegos

Call of Duty: Modern Warfare 3 (Xbox 360)

posted by Hazuki 24 enero, 2012 0 comments
Producciones Bruckheimer
Call of duty modern warfare 3

Nada nuevo bajo el sol, pero todo el sofoco de siempre. Con alguna chuminada de éstas se podría resumir  la tercera parte de la saga millonaria por excelencia. Activision sigue apostando invirtiendo en los moldes que han convertido a Call of Duty en el super ventas más envidiado por cualquier directivo de la industria del ocio.

Su éxito principal sigue residiendo en ecualizar a tope la acción sin cuartel, ya sea a través del matamata insane que ofrece el modo campaña, o el matahoras infernal del modo multiplayer.

Se ha criticado a la última entrega de Modern Warfare por la escasa duración del modo campaña y su poca dificultad. Su modo historia se supera sin problemas con cinco o seis horas, y ha sido concebido una vez más por los chicos de Infinity Ward para precalentar a los jugadores antes de batirse en canal en la arena del multijugador (bueno esta parte se la saltaba Kim Schmitz “MEGARACER”) Y sí, la dificultad es bastante asequible, ¿pero qué hay algún shooter de esta generación que no lo sea?

MW3 (sin necesidad de spoilear a quien se cruce) termina supuestamente con la saga iniciada en CoD4 y seguida en MW2. Aquí seguimos alternando la piel de varios personajes (Soap, Price y Yuri principalmente) para seguir la pista a Makarov, quien sigue con sus diabólicos planes, los cuales, pasan esta vez, por enfrentar a EEUU y Rusia en una guerra mundial.

A partir de aquí nos subimos a un colosal espectáculo de acción que parece capitanear Michael Bay con la ayuda logística de Jerry. De hecho, como si de cualquier gran producción hollywooodiense se tratará, la trama está repleta de momentos espectaculares, explosiones a granel, caídas de monumentos símbolo, acción repartida por todo el globo, y un doblaje (en la versión original) que cuenta con tipos como Bill Murray, Idris Elba, Timothy Olyphant (Justified), Bruce Greenwood.

Resulta bastante inconcebible, que cuando vuelcas en un proyecto estas cantidades de dinero, recursos técnicos y artísticos, y esfuerzos como en un proyecto de estas características, permitas que al gamer le pase desapercibido alguno de los instantes programados. Es por eso, que la saga repite su clásica concepción lineal, para traspasar y guiar al jugador en la búsqueda de la máxima emoción, tensión y desenfreno que provoca verse envuelto en un conflicto bélico de gran escala.

Sí que es verdad que en esta entrega, la búsqueda de eso instantes magnánimos, de huella perecedera, y gritos de WTF atronadores, han ido a la baja. El diseño de la ambientación y los escenarios (Paris, Londres, New York, Cono Sur Africano) resulta ejemplar, sin embargo, le echo en falta momentos de pura inspiración, de recuerdo inolvidable. Como lo fueron en la anterior entrega, la polémica masacre en el aeropuerto, la brutal persecución con motos de nieve y la batalla en la Casa Blanca con musiquita de Hans Zimmer erizando el vello de los huevines.

En su mayor parte, ha habido sensación de deja vu, acentuado por unos esquemas jugables que quizás empiezan a agotarse, al menos en el contexto de guerra moderna que lleva proponiendo la saga.

A nivel visual, tampoco se han apreciado mejoras notables (aquí EA le ha ganado la partida). Y a nivel sonoro la marcha de Hans Zimmer ha sido un epic fail.

Todos estos detalles quedan solventados, y con nota, con un multijugador que apenas ha variado la formula de éxito, sino potenciando ciertos detalles, y aumentado las opciones, rangos, ventajas, desafíos, y las rachas de muertes (paquete de asalto, apoyo y especialista) Suma de ingredientes con los que han obtenido el máximo calificativo de la agencia contra la drogadicción. Su composición es sencilla pero tremendamente letal: a medida que mates a peña, ganas experiencia, con la que desbloquear nuevo armamento, habilidades, complementos, etc, y que como en el FIFA, cuando más pillas, más ganas hay de darle a la reaparición y resarcirte de tus heridas mentales. Un peligro para tu salud y la atmósfera del hogar.

Si el modo campaña se hace corto, el multiplayer y sus diversos modos de juegos no tiene fin. Aún hay que sumarle el modo misiones especiales, a jugar solo, en compañía de un amigo pantalla divida u online. Y el nuevo modo supervivencia, que al más puro estilo Left 4 Dead deberás sucumbir a oleada de enemigos dispuestos a pulverizar todos los huesos de tu cuerpo

Un buen modo campaña y un online sin fondo, y más adictivo que unas Pringles abiertas, son valores suficientes para considerar Modern Warfare 3 como el mejor FPS del curso pasado ( Battelfield 3 es el único que le podría hacer sombra) Su esquema se ha convertido en algo reiterativo, y en esta ocasión, los guionistas han perdido un punto de esa inspiración de anteriores juegos (no soy de los que se emocionó con el final, de hecho los QTE’s me lanzaron fuera de la historia), con lo que puede, que todo esto nos lleve a un replanteamiento conceptual de la saga. Pero ahora los hechos son los hechos… mis días hace tiempo que dejaron de tener 24 horas.

8

Leave a Comment