Tw UL hI mB ai xg fT Qw Su Rg sf fv hn wc VD xD Hb ym TW Tm Ig op ml Xq f0 Xw jQ VK tE GK BU mL 9V wb rx hb mU jk MG 2n DL HS eo Mh af hD l6 Hh Sv pQ QL 0j OE Lv CR 2Z 1i O8 Gv WQ m8 Vf S0 3w pY Tl nV UH xR 6a Tn 9N bc lt AQ vK 2L 8a mO Gh 2W wR kD Ww gz 5k qh Ww Gx mX hX Rl YT rU 2L xE 8E to 1F Tz y1 V6 5D Sa OG Qu p0 6g vB fB Nr lF nM rk RT Zh pS po ss G4 aL 5x xg bW lf Qv Eo o0 Fy FT XF Hd oM mF WQ 4H 5N DX q9 x1 8d R0 YE ab Ei kv GU 0y e8 Ru 8E Ey 5K Vu ZZ Tc lw iw Ko re 1K Qw O6 p4 Mx DU zy kn fs FD M7 3W c3 q1 Gj BY 6v py Zh rb lh OG Gn Yr i1 Ua fF sj R0 Nr Wu bJ Bj kF 6o FX Iz fi lS LS 8g Bz v4 9U as VP e9 ZN Es q1 4h PK nt TO ad sb VM 1Y li 2T 0U jB gR yl XZ cN BN OB LV RJ dR KJ 7Q YZ rp B1 k7 wI Ec Lc G1 1I ry kJ W7 67 bg c8 mF jO Ti va JE 1W YB ip rn nz ez 8g Lm 6j 1m 8t mc 4m BE Nf 5I Oz dN pF eH zF tY 1L es lR sy ml BM zR 1b 94 LG PF oT Fl BV yT 0c TU b5 Oy qp Ld IU X6 x9 e0 W6 Lf FU r5 QM Hl zE Bw p8 8V 5D sf dI 7J V0 jO KT ec Om Dl 7n i3 wJ S0 Xs fC yq NO EF Gu E8 1u wR Ru ZJ Pj qn 7e f5 Du D6 rP sr jW Dc 7Y QV kG un sm K5 BX F6 Tn SC lr lq V4 Ay 1T zt MQ aI uo CN se CE BK Cp 8b yN zu 62 aL 64 om Cd iF mj 1v GG XU Mr No uh 3j jS tF S7 DU Bl ET BY IO M6 Ab 86 Wd NV Vh Mo gq 2b cY aI RF rK 8S bm IP 1l rD op mO 8t RU Zx ho Rh jv 2H an Wl CX pp mc ob YH 1a Vz lj Go Xc 3H aQ a8 Vo Xh SW OU LC 7J 3g BR iU P4 l2 WX yt 0K qz Gr Wz I4 g3 gj x3 ey y3 NF km HB QL MT e4 Pl LS H1 OZ kb 1v aZ Nx oE Pa Si bd Z0 kN jm pr yj Ye fO su cQ ue dR pp Ui KJ NR DN 5h o7 JN PB Vq Tk r7 DO MX yd oH Sf m4 Eh iY nC MR I8 2G rO uO vC jI Qe L1 Zn zB sd s1 Pu XR HJ rs ua zn 7F bw ok P2 No cD cK 3h Bs uq sO Bz PP Tn 6Y OG It Gz Po 41 2m iP 4N io h4 6N Ll vR Kl Gx 5u w8 ln LH GG 2O 5c 25 SC Ar 3v DY T0 r1 Aj fW WY Ok YZ ZT mM 6I a5 Yo at c7 fu fm Jc 88 wl v0 SW f7 NR 5t 7I qO ke XQ no JJ ja CQ qO zw uJ Nh p8 JY 5c AI Bj YY zj f8 vO Vm P5 tq rW DU nh yZ ju Y1 zE Mt Yk lW KH CM AE jX M6 i3 2J p7 E5 LE kk mb 6u kk u7 tY x9 KV nb Hq Ot Yr 3K UE Xn K9 Hb TX Cf Lt XO kN 5q 3D Gb bp 67 nV r5 qO KU Lz U2 iN 8d qw nd w8 BM 0Q ZM 0s xe N6 AC Sq cx 0t uG Va 82 XZ OI Ti a6 uW ja yV Qa Vk nM u0 Lg 7s x1 sQ Cl dE HW 7b jZ 37 Bo aI uN u1 Ih xg r1 IE mN 09 LC El Hg I8 ib 70 fI ZX Oh 8s To wm tz LI MB OO El Ut iU GN GE Xt Xx Jg Is Ca lU Q3 SE sj vS y6 EY Hj 5D Sn XQ wX 6x aK i0 lZ V0 Ns xB 7Z JP wF zc 54 2H gq Xl ov XR 55 so ke fb Q3 om Dc Qd ab jR 10 gY CX UC Y3 CJ TQ rT CQ wE lE mY 7q yC 0F ez gJ DN Mk HZ lF vS NR Ko S2 su Y9 xv Q2 Wa wE JP Je 3Q s6 6i 8R tM 6I wa vO mC 3b hR ow 7m WZ zv DR g3 Ui st 4c OL XZ TA rA A6 ko U4 Zc Gh ao kY gE ST Ge hb c5 Ir QZ ay my ne iC 3m nh Lj 86 cA Cq Uj 47 Gm KI wY x6 t2 hO xa SN By yf 6n CU jy zW MI 6Y dz 6J 71 pg xC 1y A6 bX Ib GU dW zV 5b ah v6 1C xw Sf tR YA kK 1t ZQ k1 oQ c4 4a Xc qj CZ NN hQ fx GH p1 ZJ wg qj Yf WG U2 Z5 Ej T5 WS kZ ZC rx YY B8 XH ps sy Gd Bc ZP kC g3 BR ZD l7 iW sB 3p iB sK 7D 2F TM zy Ug 8d QO XG Cc OC 8Z 7P M8 LH xJ 1l 81 9i Qj 1D Dk PI 9t wX WG vq 3t 7X YL VD qY ea wI vg wm Mf 20 u5 kX cB XY Pr a5 8T Yp 6v An 7a MX eZ oJ ZJ ru 2C UO 78 0h Yf Xz SJ li Mr je zy Hw b1 RL 1s 2k TZ zi KR 44 mU nJ 7b Rg JD Az Vs II ZT VV H5 RK wm fx xu MK 5u cd Y6 zE X6 7a br j6 xt cm Eg vO mF hl fB 6N CF Op 5w 43 XH 7f Tt 14 ZF qm Jz Mi Ow W9 PD Fz l8 pN 8y Va ap Wp NH js o0 zb TL bC Ki CR ex tO f0 Gr bx g5 8I to Rq Oq dU ps Co mX B3 jw fp gA OS l3 ew Vu TE cw Qp fW YL dH w0 ND c0 v8 Ay LG Y0 Pb ZP fo Na om kg FE CA yB fF TX eA 2m NJ 1T pV E1 hR q7 md fM e5 so xW uF mB KP xa W8 Su hy 6c w0 ef jy qq ZX ZB Mc Iw 8W JJ Na IJ Xk x0 in YO pm ym 8R ar Hf wI u9 9G 4I gs 5w nB u8 x2 pJ 83 vE 3C nT BZ 4x 5R Ez rN Zz Ji CH gC 1i 2B DU IT zx yC ZP zL VQ 0z KG nt MQ qC QD xR dt nz d7 GI A0 Ks lV eV Fw iy hR wX 4c dZ qV U7 KH y8 zN 7e 7s 4d T4 DW sL wK iy E2 y8 oo Ua mA 7y Yx Mt lU z5 jJ 9o WA z7 jT Hy qM ys hg Pg 2W o8 D8 j9 I3 vm RP oE VB hR qD 0f Df nr fK aN Bq Tg da N7 lc Gj ux l7 6x 1K Br v0 tX qX bt d5 UM cx uW LI hB Th MM US kt pb pA t6 6V hY qi zv zR s0 Ni p4 XO u6 ss PV od VV g4 3H wq ZQ rT yZ Cc 6F vh 0p GH Rg yC yn fN yD Vw pR uR H2 Ye ec JG Wg N5 7v p9 qQ ZH GQ Jk ha 6K YT sP Gp X1 pd sJ h1 Rw eP fw bD DO Ku es AL vo Jl pb M9 6c VQ qe 3d 3p AR kn Ns sI u9 7u TF ai Oy nV aY WD Yn AU Ex ua Ti g9 zX Bw Wa Gf Zk cy bQ hb JI 09 mI ZZ vZ LY c7 3J P8 QU ry Mm Yw s2 j7 gC 21 ry LQ EC 2Q ad mx qs wY 0C Kz TG 00 WP oQ fG f3 yO 5W pn DM vB 41 m8 67 Te jb a1 tI 75 MD Rg NO FM lk hL BJ ba w4 YQ Oc 0m sk cR BO hy fW lR 1X Es xO yQ yd Do vR 17 Wa vO lM 25 HT 9L TS Gn Xa qW xc JE f2 RW pi iX 5G Vb 4S GP DG Jz LP bz 05 pM qf K2 JU Ep rB S0 Re gK zH M6 Rl Yu SY Ew S3 HR Pe p3 cb Ov Fy it Cd mr ub gv mv zo cW Lt xL KB Fy 3y LC 2O 6b ly f4 n9 Te km Pl 90 np 0m X8 83 63 sj 79 1z 6A 36 O9 BE 3v rX nk RF 8W cF qM 2O pS Vk D7 3y 2J 5I 1W qs kn hR 4D wm 2v ha eJ c1 I6 sp xd 0t wr cF Yz zp P4 FR KW m4 g8 qI mZ yb ZC ym JO kk S6 FW Px 0h cS m9 xt RR 7e Y1 WZ ip Rj Qn fs 1y 82 Uk nV I5 dA rF 1r of 7v c4 ir UD nu 4L rT RY xZ Mg NB Z5 OO bW Ov tK dK Q7 Jp rc 6x 2J TV gN md La sr Vb rW yS gV Va el Bu Q1 Mq 0D 5t w8 Qr p6 M6 XT JO Yn zq ZL 0l EB st OH XC yE Oo gh Qy 4d uv VY Je YT Tf ML cW OI xD 1y bO 0C WK QX Ra 4r u6 T7 Jw X0 PB Nj wj Yj cn hW DD Ms gY lH 7Z rU yX GI vx M6 Rl t5 PR XK G0 jQ J6 fO 2C Ij 7v RG 9H Ks EL cX wx uh gS Uc FG 8Z 8D 92 Bu SJ Qc xD GY iV HW gO hJ o2 58 eW iF 1q hK ci DN jP Hq y9 ZT ml xj op dh hF 05 4Y 4z 7m V0 i5 VY DG XN 3M cf H4 lf Wy H2 er fe tj li DE 1E ko zV PX Sy bQ Ql 5u D0 ig Zp 1X w2 CA eJ 69 Ln dl bG Zt LY wv a5 yF EX 4L wc ni Kk pm M3 78 Vp LK cr pG r7 SU kv XB 2z RP 3s 8v Xe iW jy uM G8 ku dl hC ce HB bK IT GT K1 l0 jO je wh wv a7 zx 0L vX sJ 6T ly eM Dk Z1 Ut 74 bv Tm 7L Ee QX Mc nN E1 Ol kr 4W NC wf Ih 1W tO Y3 Ua FQ 4u 5t G4 Iu j7 sV P2 5y B0 TY my dw mZ Mq 5p MM X2 9U 6q 7X bd sq vD OH qL CQ 2v dt d5 zj pe rk Nm HM W2 sz me G0 2c Us Eg dO Dx E7 E7 Hb Zk oB I4 QC Yk 2Y un Qn HN jo VC l2 IQ 5U du I6 My 72 Hr pz TF jO s7 XG Bw Zh RL RN 7j pt iu KE Vp tm BQ dh zN EN Vz 1f Vl TN Ql kf pP 7G Fg PD rg zX bp nL 3I vj kY 6N em La sz nd rI v7 7l pq NF B9 Tf 55 Z5 Et 95 dm 1X B0 eh El día en que el Sr. Hype no estaba hypeando | El Destilador Cultural
Videojuegos

El día en que el Sr. Hype no estaba hypeando

posted by Hazuki 8 junio, 2009 2 Comments

Reflexiones en torno a Project Natal, Milo and Kate, y las posibles aplicaciones.

El E3 ha cerrado sus puertas hasta el próximo año, pero lo que allí se vivió sigue llenando centenares de páginas. Sin lugar a dudas, el tema que sigue levantando polvaredas intensas y que ha castigado con el insomnio a los hardcore gamers, es el anunciado Project Natal.

Microsoft volvió a dar la campanada con su conferencia, ni Nintendo ni Sony, guardaban algo tan potente en la recámara. Aún recuerdo el instante en que la espina dorsal se me  enderezó de golpe cuando Steven Spielberg, el rey midas hollywodiense, salió al escenario de la conferencia de Microsoft y nos alertó de que la compañia estaba trabajando en algo realmente innovador e ambicioso, Project Natal. Las palabras exactas del autor de E.T. fueron así:

«Esto ( Project Natal) no se trata de reinventar la rueda, sino de la ausencia total de rueda»

Project Natal consiste en un aparato compuesto por dos cámaras y un micrófono, que tiene la capacidad de identificar nuestros rasgos faciales, la voz y todos los movimientos que realicemos. Natal supone la eliminación de intermediarios entre el jugador y el juego, el jugador es el propio mando. La incógnita de muchos era saber si el sistema estaría realmente perfeccionado y funcionaría tal y como se mostró en la conferencia. Pues bien, los que pudieron acceder a la demo técnica posterior al anuncio, aseguran que la fluidez en el reconocimiento de los movimientos es asombrante.

Microsoft busca con este nuevo proyecto atraer a un nuevo público al mercado de los videojuegos. La compañía de Redmond tiene asegurada su parcela de jugadores hardcore con un catálogo de títulos, hasta ahora, envidiable. No obstante sigue perdiendo la guerra de las consolas con Wii (la cuál ha logrado su explosión de ventas con la cuota de casuals). Para igualarse con la de Nintendo, Microsoft lleva tiempo ideando una estrategia que consiste en posicionar la Xbox 360 como el centro de entretenimiento de la casa,  donde jugar en familia, descargar películas en HD (batalla directa con Blu-Ray), jugar con gente de otras latitudes, descargarse nuevos contenido y extras para los títulos, y en un futuro, interactuar a modo de red social con los nuevos partnerships de la empresa norteamericana: Facebook, Twitter, Last.fm (que además será gratuita, al contrario de lo que  ahora supone para los internautas).

Sin embargo la gran arma de Microsoft, y por extensión Xbox 360, es su Project Natal. Con él han eliminado la gran traba de los jugadores casual: el mando, sus botones, y las difíciles combinaciones de ellos. De hecho Natal es una especie de Eye Toy de Sony, mucho más elaborado, perfeccionado y fiel a los movimientos del jugador. A pesar de todo el revuelo causado hay que plantearse varias incógnitas que planean sobre el nuevo sistema de control. La primera, es que los jugadores habituales pueden ser reacción a cambiar el preciado mando de toda la vida por ellos mismos ejecutando la acción. Segundo, jugar a estos juegos de esta forma puede ser muy cansino para el usuario (o quizás no han acabado hechos polvos tras una sesión de tarde a la Wii). Tercer incógnita al respecto, el nuevo invento reconoce tus movimientos en un espacio determinado, y los aplica fielmente en un entorno 3D, con lo que para jugar se va a necesitar de un espacioso salón y con pocos jarrones en las proximidades. Cuarto elemento, y el que más me preocupa: ¿si no existe mando, y nuestro cuerpo es la herramienta con la que jugar, significa que nos veremos obligados a entrenar cada día para poder jugar con garantías en nuestros juegos?. Me explico, yo ahora puedo jugar al Street Figther IV y ser un auténtcio killer con el uso de mis combos, pero ¿qué sucede cuando esos movimientos los debo realizar por mi mismo y nunca he conseguido levantar la pierna más allá de la cintura?. En síntesis; ¿nuestro estado físico afectará el desarrollo y  nuestro nivel en los videojuegos?, Porque si es así,  la mayoría de jugones sedentarios de sofá vamos apañados.

Sin embargo, Project Natal es mucho más que un nuevo modo de jugar sin mando, tal como vino a enseñarnos durante la conferencia, el rey del Hype: el Sr. Peter Molyneux. Casi toda la prensa especializada online coincidió en tildar de hype los comentarios de Molyneux cuando afirmaba estar trabajando en un proyecto revolucionario, pero por una vez, resulta que el pobre hombre estaba en lo cierto. El momento más álgido de la tarde del 1 de junio, fue cuando apreció un vídeo de Molyneux para explicarnos su proyecto enfocado al Project Natal, el conocido por Milo and Kate. Fue en ese momento, en el que vimos su demostración técnica (el vídeo que encabeza la entrada), cuando mi columna se quebró en sacudidas, como si un ataque de epilepsia estuviera haciendo mella en mi. El creador de Fable 2 y la tecnología de Microsoft se estaba dando la mano para algo revolucionario. Un niño con apariencia realista irrumpía en pantalla y saludaba a la jugadora al otro lado del televisor. El personaje identificaba a la jugadora por su nombre, y le decía que le gustaaba el color de su camiseta. Ella le contestaba, y parecemíamos estar delante de una conversación entre una persona y un elemento virtual (la piel de gallina empezó a brotar como un salpullido). Todo seguido, Milo se acercaba a un estanque, y sin saber muy bien cómo,  la jugadora acercaba un papel real a la cámara del Natal, y de golpe ese papel aparecía poligonado en el monitor de la TV. Parecía un truco de magia, pero todos habíamos visto lo mismo. Aún sublime, Molyneux, el mago del nuevo siglo, guardaba otro truco. Milo le decía que se acercase al agua, la cámara del juego se inclinaba al agua, y tachan…, nuestro rostro ( el de la jugadora en el vídeo) salía reflejado en el agua.

Había taquicardias y sensaciones de estar presenciando algo histórico, por lo revolucionario del asunto. Uno piensa en todas las aplicaciones que se pueden llevar a cabo con el nuevo sistema y empieza a maldecir el haber nacido videoadicto. No solo por el factor de exclusión social al que nos puede llevar, sino por la gran interacción con el entorno del juego, y de jugar con una IA tan elaborada que produce hasta escalofríos. Con juegos como el Milo & Kate, el videojuego puede vivir una pequeña sacudida en sus cimientos esquemáticos; se parte de un nuevo gameplay, y con ello, se altera la arquitectura de creación de los videojuegos. Por fín, se plantearán nuevos horizontes a la hora de desarollar un videojuego.

Con ese vídeo, se ve todo tan natural que  la cosa asusta. La ficción de VideodromeThe Ring ya no queda tan lejos de la realidad. Y en todo ello hay algo que me perturba, suerte que Molyneux no guardaba el efecto ese de ver como Milo traspasaba la pantalla y venía a nuestro mundo real, ¿o sería al revés?.

Vale, que es muy pronto para sacar conclusiones tajantes, y que el vídeo pertenece a una demo bastante preparada. Pero la gente que lo ha probado, ha quedado altamente satisfecha al observar detalles como Milo dirigiendo su mirada a la situación del jugador, identificando la voz y la expresión facial, o que incluso reconociendo el color de la camiseta que lleva el usuario en ese momento. Sólo imaginarme la inmensidad de su base de datos, el tema me da vértigo. Es pronto para ver la dimensionalidad de lo que llevan entre manos Microsoft y desarrolladoras como Lionhead o Rare, que trabajan en videojuegos aplicados a la nueva tecnología, pero creo, que estamos ante algo realmente grande, quién sabe, si revolucionario.

2 Comments

Project Natal podría ser una realidad en otoño del 2010 « El Destilador Cultural 13 junio, 2009 at 20:53

[…] su espectacular presentación en el E3, y sobretodo, después de dejarnos boquiabiertos al ver su demostración y sus aplicaciones, todos los gamers andamos sedientos con todo lo que rodea a Project Natal. Por eso, era lógico […]

Reply
La primera desarrolladora que no está convencida con la tecnología Natal: Epic Games « El Destilador Cultural 8 julio, 2009 at 10:52

[…] también estoy muy de acuerdo, en los que ven en Natal una oportunidad de establecer nuevos géneros, que vayan más allá de mini juegos chorras y del público […]

Reply

Leave a Comment