AnálisisRPGVideojuegos

Final Fantasy XIII: Lightning Returns (Xbox 360)

posted by Dasajuga 25 junio, 2014 0 comments

LRFFXIII_portada_Xbox360

Final Fantasy hay muchos. Podemos contar oficiales unos 15, ya que Square Enix está preparando el lanzamiento del último, y luego otros tantos para pequeñas consolas. Sin embargo, desde hace un tiempo la compañía decidió sacar secuelas de algunos de sus títulos, por lo que pudimos ver un Final Fantasy X-2, y ahora con el Final Fantasy XIII nos ha llegado una tercera continuación bajo el título de Lightning Returns.

Square Enix pretendía dos cosas con este juego, cerrar las incógnitas que dejaron los otros dos juegos de la trilogía y dar una vuelta de tuerca a la jugabilidad, por lo que nos llega repleto de innovaciones las cuales, en su mayoría, fracasan al ponerse en práctica.

Por entrar un poco en materia de historia, Lightning es despertada de su letargo por Bhunivelze, un dios todopoderoso, como redentora de almas. Su tarea será recorrer diferentes territorios de Nova Chrysalia, el mundo en el que se desarrolla la historia, para recolectar las almas de quienes conformarán un nuevo mundo. Por cada individuo salvado obtenemos Nimbo, vital para retrasar el apocalipsis hasta un máximo de 13 días. Así, tanto o más importante resulta proseguir el arco argumental como entretenerse en las misiones secundarias que encierran unos inmensos mapeados.

Una de las novedades que menos convence, y casi seguro que a los más puritanos de los Final Fantasy, es que el aumento de la experiencia ya no está ligado al combate, sino a las misiones alternativas, por lo que podremos ir tranquilamente esquivando a los enemigos a lo largo de los mapas (los bichos serán visibles en todo momento), ya que solo supondrá una pérdida de tiempo, y centrarnos en más misiones secundarias, ya que a más de ellas cumplidas tendremos más tiempo para pasarnos el juego en condiciones.

lightning_returns_map

El tiempo aquí es un protagonista constante, ya que tendremos un relojito en la esquina superior derecha que nos irá indicando todo el rato cuanto tiempo nos queda para el inevitable apocalipsis, y que a su vez es crucial para superar algunas fases. Esto es así porque determinadas zonas de los mapas solo se abrirán al transito a determinadas horas del día, y como se nos haya pasado dicha hora… pues podemos aburrirnos como locos dando vueltas porque da igual lo que hagáis, hasta que no sea esa hora no podréis entrar por allí.

En cuanto a los combates, ya se que dije antes que podías evitarlos porque son una pérdida de tiempo, pero ya sabréis que tendremos enemigos obligatorios, y hay que decir que el nuevo sistema de combates no desluce para nada. Se encuentra a medio camino entre el sistema por turnos y el tiempo real, ya que nos permitirá desplazarnos libremente por el escenario mientras ejecutamos nuestros comandos de acción. A pesar de todo no pierde su parte estratégica, ya que en nuestra mano estará el decidir cual es el momento justo para atacar y defendernos, con consecuencias fatales o buenas, depende de lo que elijamos.

La personalización es otra de las máximas abanderadas por este RPG. Contamos con tres arquetipos (también les podemos llamar trajes) con  sus propias habilidades. De hecho, nos pasaremos un buen rato eligiendo los componentes de esas vestimentas, y los que mejor van para cada situación. Además, en combate tendremos que ir alternando entre los tres, ya que los trajes tienen barras de ataque que se van gastando a medida que usamos comando, y se recargan paulatinamente tras agotarse, es así la tónica de cada enfrentamiento.

lightning_returns_combate

Uno de los fallos del juego es de hecho los propios combates, que como dije antes han perdido mucho peso en el juego. Esto lo intentan compensar con un género de mundo abierto (pero abierto y libre de verdad desde el principio, ya que en los otros Final Fantasy hasta que no llegabas al final no podías moverte con libertad por donde quisieras). Esta incursión en el mundo abierto, en donde podremos saltar, sprintar y esquivar obstáculos no terminan de cuajar y no se hacen nada entretenidas.

En materia técnica, Square-Enix ha vuelto a triunfar. El juego sustenta un diseño artístico tremendamente variado, hermoso podríamos decir. Los entornos urbanos están repletos de vida, aunque a costa de algunos modelados y texturas tan mejorables como repetitivos, y las caídas de frame rate son puntuales, pero nada que eche al traste un conjunto notable.

arquetipos-ff13

En conclusión, como un juego de género RPG resulta bastante curioso y llamativo el hecho de que se base en una jugabilidad basada en el transcurso del tiempo y el uso de vestimentas para los combates y que nos mantendrán entretenidos un buen rato, pero falla en su incursión en el mundo abierto, teniendo que recorrer mapas y mapas larguísimos que nos aburrirán llegados a un punto. A pesar de todo, los amantes de la saga seguro que lo juegan para ver como termina la historia de Lightning, y los que no… pues si queréis lanzaros a jugar empezar por el primero de la trilogía, porque sino no entenderéis nada.

marco 75


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.